El Salvador: derriban lápidas de maras Salvatrucha para evitar que sean lugares de culto

En El Salvador el gobierno dio la orden de destruir las lápidas de miembros de pandillas conocidas como maras Salvatrucha para evitar que se conviertan en lugares de culto, y pidió a la ciudadanía que informen de los lugares en que estas se encuentran.

“En El Salvador no hay espacio para los terroristas”, publicó este jueves 3 de noviembre el viceministro de Justicia, Osiris Luna, en su cuenta de Twitter. También explicó que se llegó a esa decisión para evitar que miembros de pandillas pudieran “honrar” a sus compañeros fallecidos.

La destrucción de estas lápidas estuvo a cargo de los reclusos en fase de confianza. La acción se llevó a cabo el 1 y 2 de noviembre, en el marco de la festividad de los Santos Difuntos, en un cementerio municipal en la ciudad de Santa Tecla, 10 kilómetros al oeste de San Salvador.

Luna acompañó su mensaje con varias fotografías en las que se ve lápidas con la inscripción MS-13, siglas de la mara Salvatrucha, una de las más violentas que opera en El Salvador.

En su tuit, Luna pidió a la ciudadanía que envíen su “denuncia” sobre la ubicación de tumbas con símbolos de pandillas para proceder a su destrucción.

NUEVE MESES DE GUERRA CONTRA MARAS EN EL SALVADOR

“Haz tu denuncia. Envíanos una foto y la ubicación de cualquier vestigio terrorista en los cementerios”, señaló Luna. “El tiempo de los terroristas, llegó a su fin, y por ello fueron destruidas. No más pandillas en El Salvador”, remarcó.

Pese a que las lápidas fueron destruidas, los restos de los pandilleros fueron dejados en sus tumbas. De momento el gobierno no ha precisado cuántas lápidas de miembros de pandillas han sido destruidas.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, lleva casi nueve meses de una “guerra” contra los remanentes de las pandillas. Amparado en un régimen de excepción lleva más de 55,600 detenidos, un enfoque que le genera halagos y críticas.

La ofensiva cambió de estrategia en las últimas semanas, al pasar de detenciones masivas a la búsqueda de los últimos “homeboys”, como se conoce a los pandilleros, sobre todo de la Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18.

Las autoridades apuntan a la red de colaboradores de las maras para atacar sus finanzas. Ya decomisaron un poco más de 2,000 unidades de transporte, entre microbuses, taxis y motos. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Cómo El Salvador perdió 38 millones de dólares tras la caída del bitcóin

En 50 días, El Salvador ha detenido 30,506 presuntos pandilleros de la Mara Salvatrucha

El Salvador: entre desilusión y esperanzas, el bitcóin cumple un año como moneda legal