Anuncios

Salario mínimo: Kelly Olmos dijo que hubo “acuerdo mayoritario”, pero el aumento fue rechazado por Pablo Moyano y la CTA

Pablo Moyano junto a Raquel Kelly Olmos en el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social
Pablo Moyano junto a Raquel Kelly Olmos en el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social - Créditos: @Ministerio de Trabajo

La ministra de Trabajo, Raquel “Kelly” Olmos, consideró hoy que el nuevo salario mínimo, vital y móvil, que se acordó ayer, muestra que para “afirmar la institucionalidad” desde el punto de vista laboral es necesario “llegar a acuerdos mayoritarios”. La funcionaria intentó así mostrar que el nuevo incremento se dio en un marco de consenso. Sin embargo, Pablo Moyano, uno de los tres jefes de la CGT, cuestionó el monto pactado y tampoco hubo adhesión por parte de las dos vertientes de la CTA.

”Me parece que es importante afirmar la institucionalidad desde el punto de vista laboral que significa llegar a acuerdos mayoritarios. En este caso, en este acuerdo que alcanzamos ayer partimos de una actualización para el mes de abril de 15,6% que demuestra un esfuerzo de recuperar lo que pudo haberse perdido por los índices inflacionarios”, destacó la ministra en declaraciones para la radio AM750.

En esta línea, Olmos señaló que la aprobación del nuevo monto del salario mínimo por la CGT y las cámaras empresarias se dio con 30 votos positivos, una abstención y uno negativo. La CGT y las cámaras empresarias acordaron ayer un nuevo salario mínimo con aumentos en tres tramos no acumulativos de 26,6% y revisión en julio próximo, por lo que ese ingreso será de 80.342 pesos desde el 1° de abril, de 84.512 a partir del 1° de mayo y de 87.987 pesos desde el 1° de junio, informaron fuentes gremiales y oficiales.

“Estuvieron cuatro horas discutiendo por 18 mil pesos, me da vergüenza, no me parece justo. Si la canasta básica está en $177 mil, el salario mínimo debería estar en $180 mil, deberíamos hacer un esfuerzo. Me da vergüenza”, dijo Pablo Moyano en FM Futurock sobre el acuerdo alcanzado, que fue avalado por sus colegas de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña.

En tanto, la CTA que lidera Hugo Yasky se abstuvo en la votación y su par Autónoma (CTA Autónoma) de Hugo Godoy rechazó la propuesta y anunció una medida de fuerza para abril. “Se debería establecer desde abril aumentos de fuerte impacto que no pueden estar por debajo del 50% para este primer trimestre, y volver a tener una convocatoria al consejo dentro de no más de tres meses”, planteó Godoy, que volvió a cuestionar la gestión de Alberto Fernández.

Sobre la posibilidad de un aumento a sectores “retrasados” salarialmente de la economía, la ministra de Trabajo afirmó que desde el gobierno nacional la decisión es “habilitar todas las revisiones que se soliciten cuando hay impacto inflacionario”.

”No nos parece el mejor método, tomamos la decisión de habilitar todas las revisiones que nos soliciten cuando hay impacto inflacionario. Hubo gremios que revisaron tres o cuatro veces su paritaria. Esto se tiene que resolver por vías de la negociación porque cada sector tiene su particularidad”, expresó.

De esta manera, también respondió los dichos del ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro, quién ayer solicitó que además de las paritarias funcione “una suma fija” para algunos sectores de la economía donde los salarios están por debajo de la inflación.”Le digo a ´Wado´ de Pedro que el sector salarial más retrasado es el de los municipales de la provincia de Buenos Aires. Ahí tienen que intervenir porque yo no tengo competencia y la provincia sí”, respondió la funcionaria.