Sacar la ciudadanía en Italia: en qué casos conviene tramitarla allá, cuánta plata hay que llevar y cuánto puede tardar

·6  min de lectura
.
Hace unas semanas, se anunciaron nuevas facilidades para hacer el trámite

Hace unas semanas, el Gobierno italiano informó que aceptará actas digitales presentadas por ciudadanos argentinos emitidas a partir de abril de 2019 para la tramitación de la ciudadanía de ese país. El anuncio se dio luego de conversaciones entre el embajador argentino en Italia, Roberto Carlés, y el ministro del Interior Eduardo de Pedro.

Pero, aunque parece una buena noticia para aquellos argentinos que están tramitando su ciudadanía, lo cierto es que quienes más se benefician son aquellos que van a viajar a Italia para realizar los trámites personalmente. Es que esta medida no cambia la complicada situación que se da a nivel local para obtener turnos en el consulado italiano.

¿Qué pasaba con los certificados digitales antes de esta medida? Durante la pandemia, la Argentina comenzó a emitir actas solo de manera digital. Y ocurrió que algunas comunas italianas no las aceptaban porque pensaban que no eran auténticas. De esta manera, los argentinos que viajaban a Italia para hacer todos los trámites quedaban allí varados porque los certificados que llevaban no eran aceptados. Ahora bien: tampoco las podían emitir en la Argentina porque nuestro país no estaba brindando esta documentación en papel, ya que los trámites ahora son totalmente online. A partir de este comunicado, entonces, la persona que va a tramitar la ciudadanía a Italia la imprime y al llevarla a la comuna o municipio ahora las aceptan como válidas.

Avances en la lucha contra el cáncer. ¿Cuáles son las novedades? ¿Nos podemos ilusionar?

Otro cambio importante que hubo en Italia con respecto a los trámites de ciudadanía es que aquellos que hacen juicio al Estado italiano para obtener la ciudadanía verán, próximamente, que el proceso será más rápido. ¿Por qué? Es que históricamente el único tribunal civil para hacer esta presentación era el de Roma. La novedad es que se modificó la organización de los juicios y, a partir de ahora, no solamente se hará allí sino también en los otros 107 tribunales de todo el país.

Tras este anuncio se espera que en los próximos meses se agilicen los tiempos; debido a la gran cantidad de casos el Tribunal romano tardaba entre 18 y 24 meses en resolverlos.

¿Cuándo hay que sacar la ciudadanía por vía judicial? Cuando el hijo o hija de la primera mujer dentro de la línea de descendencia haya nacido antes del 1° de enero de 1948. En estos casos no es posible la vía administrativa, a través del consulado o una comuna: la única vía que tiene es la judicial.

Y, ¿en qué casos conviene viajar para sacar la ciudadanía en Italia?

Ante estos cambios, muchos se preguntarán si es conveniente ir a sacar la ciudadanía a Italia. Hay varias cosas a tener en cuenta antes de tomar una decisión. En primer lugar, es fundamental evaluar la necesidad. Si el objetivo de obtener la ciudadanía para poder dársela a sus hijos o viajar sin VISA, es decir que no tienen urgencia, es mejor y más barato hacer los trámites desde Argentina. Incluso, quienes pueden obtenerla por vía judicial tampoco tienen que viajar, porque pueden contratar a un abogado italiano que es quien hará todos los trámites en Roma.

“En cambio, los que quieren emigrar y necesitan la ciudadanía rápido, lo mejor es ir a hacerla en Italia. Deben tener en cuenta que, usualmente, si presentan la documentación en el consultado italiano ubicado en Buenos Aires, suele tardar dos años todo el proceso; pero si lo presenta en Italia, la duración del trámite es entre tres a seis meses como máximo”, explica Paula Tranzillo, una argentina que vive en Francia desde hace siete años y asesora, desde su cuenta de Instagram a los argentinos que están tratando de obtener la ciudadanía italiana.

Paso a paso cómo sacar la ciudadanía italiana

  1. Armar el árbol genealógico. “Muchas personas no saben que tienen un ancestro italiano. Deben observar qué apellidos hay entre sus antepasados y hablar con familiares para tener ayuda y conocer si tienen o no raíces italianas”, sugiere Tranzillo.

  2. Vía administrativa o judicial. Una vez que se determine que hay un familiar italiano, debe ver por qué vía se puede obtener la ciudadanía: si es administrativa, es decir cuando en toda la línea de descendencia son todos hombres o hay alguna mujer pero tuvo a su hijo después de 1948; o si es vía judicial, es decir que en la línea hay una mujer y tuvo a su hijo antes de 1948. En este último caso es necesario hacer una presentación judicial ante el Gobierno italiano para poder obtener la ciudadanía y requiere de un abogado en Italia que se encargará de llevar adelante el caso. No es necesario que la persona viaje. Si es vía administrativa, se puede tramitar a través del consulado donde la persona reside o en Italia.

  3. Armar la carpeta. La carpeta consiste en reunir las partidas de nacimientos, matrimonio, divorcio y defunción de todos los que están en la línea de descendencia. La línea es del interesado al italiano o italiana. En el caso de los cónyuges solo se necesita el certificado de matrimonio. “Hay que conseguir las actas de Italia. Aunque muchas veces es solo nacimiento, si llegaron casados es necesario obtener la de matrimonio. También hay que tramitar la no naturalización, que es el formulario 003 de la Cámara Electoral. Si el nacido en Italia se nacionalizó argentino, hay que ver si fue antes o después del nacimiento de su hijo. Si se presenta en la Argentina, todo esto se traduce al italiano, pero si se presenta en Italia, además, se debe apostillar”, explica Tranzillo. Al mismo tiempo, si se presenta la carpeta en Italia se necesitará, adicionalmente, el visto consular, la doble apostilla o las aseveraciones.

  4. Dinero. Los que resuelvan sacar la ciudadanía personalmente en Italia tienen que contemplar el valor del pasaje aéreo, el alquiler o tener una carta de hospitalidad si es que van a alojarse en la casa de un amigo o familiar. “Esta carta demuestra que estás viviendo ahí para declarar tu residencia. Otro tema para contemplar es el costo de vivir esos días en Europa. En el sur de Italia los gastos son más baratos que en el norte. Una habitación en esta zona puede conseguirse en 250 euros, quizás, en el norte este hospedaje puede llegar a costar entre 400 y 600 euros, depende de la ciudad elegida. Recomiendo que una persona viaje con 5000 euros por si hay imprevistos”, aconseja Tranzillo.

  5. Larga estadía. Otro tema que muchos se cuestionan es qué pasa si los tiempos para tramitar la ciudadanía se alargan, considerando que si se viaja con pasaporte argentino solo se puede estar en Europa tres meses. “Cuando el proceso está por exceder ese tiempo es necesario tramitar un permiso para permanecer de manera legal en Italia hasta que haya concluido, es decir, hasta ser reconocidos como italianos. En estos casos deben tramitar el permiso de soggiorno per attesa cittadinanza, que significa ‘permiso de residencia a la espera de ciudadanía’”, detalla la asesora argentina.

  6. DNI y pasaporte. Por último, una vez que la persona es reconocida como ciudadana si está en Italia puede tramitar la carta de identidad, que es como el DNI italiano, y el pasaporte. “Si el trámite lo hacen desde la Argentina, en cambio, solo tramitarán el pasaporte porque la carta de identidad se hace en la Unión Europea”, explica Tranzillo.

Estos son los principales pasos y cuestiones a tener en cuenta a la hora de sacar la ciudadanía italiana. Cabe recordar que para obtener la ciudanía por vía administrativa no es necesario contratar gestores. Aunque muchas personas deciden hacerlo porque no saben por dónde empezar o no entienden cómo hacerlo, hay varios grupos de Facebook y usuarios de redes sociales que publican consejos y responden consultas para ayudarlos con esta tarea.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.