Anuncios

"Sé que no es un santo, pero tengo derecho a saber si murió"

CIUDAD JUÁREZ, Chih., enero 4 (EL UNIVERSAL).- "Yo sé que no es un santo, que está aquí porque cometió un delito, pero tengo derecho a saber si se murió en los ataques o lo trasladaron", dice una mujer afuera del Centro de Reinserción Social (Cereso) No. 3, en Ciudad Juárez.

La mujer estaba desde la madrugada del martes fuera del penal y esperaba información sobre su familiar.

Como ella, cientos de personas se aglomeraron afuera del Cereso. Algunos dijeron a EL UNIVERSAL que desde el domingo, cuando ocurrió el motín que dejó 17 muertos y 30 internos evadidos, no tienen información de sus familiares, no saben si están vivos, lesionados o fueron trasladados a otros penales.

El traslado

Esta madrugada, 191 internos considerados de alto impacto, del Cereso No. 3 en Ciudad Juárez, fueron trasladados a otros centros penitenciarios del país. Extraoficialmente se informó que algunos irían al penal del Altiplano, en el Estado de México, y otros más a reclusorios en Veracruz, Chiapas y Oaxaca.

En el operativo participaron elementos de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Guardia Nacional, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, la Agencia Estatal de Investigación y de la Policía de Seguridad y Custodia Penitenciaria.

"Queremos saber si están bien"

Esta mañana había una larga fila afuera del Cereso, donde poco a poco las personas que están encargadas del lugar tomaban el nombre de los reos e ingresaban al sitio a buscar información. Muchos minutos después salían e informaban si esa persona continuaba en el penal o había sido trasladada.

"Yo tengo a mi papá aquí dentro, desde el domingo estamos aquí y nos hemos enterado de información por las noticias y redes, porque aquí no nos dicen mucho. Mi papá se quedó aquí, pero muchos fueron trasladados", explicó Lucía.

Las personas mencionaron que es una situación triste, de angustia y hasta miedo, porque, aunque se trata de personas que cometieron algún delito, sus familias tienen el derecho de saber qué ocurre en el Cereso.

"Son nuestros familiares y sólo queremos saber que están bien. Lo que ellos hayan hecho, bien o mal, lo están pagando, y nosotros junto con ellos".

La situación afuera del penal no era fácil. Cada que el personal del Cereso informaba a las personas que su familiar estaba en la lista de los 191 que fueron trasladados, la gente entraba en crisis. Algunos lloraban, se preguntaban cuándo y cómo podrían volver a ver a quien es su hijo, padre, hermano o esposo.

Cesan a director del penal

La Fiscalía de Chihuahua informó ayer del cese del director del penal de Ciudad Juárez, Alejandro Alvarado Téllez, quien además se encuentra bajo investigación.

De manera oficial se informó que personal operativo, administrativo y de otras áreas del Cereso también están sujetos a investigación, con el fin de establecer quién o quiénes están involucrados en el ingreso de objetos prohibidos, omisiones como autoridad penitenciaria y autorizar actos que están fuera de la ley.