Anuncios

Sánchez reúne a progresistas iberoamericanos para avanzar en justicia social

Santo Domingo, 25 mar (EFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, pretende lograr que la voz de los líderes progresistas iberoamericanos gane peso ante grandes retos globales y avance en el impulso de la justicia social.

Ese es el objetivo de las reuniones convocadas por la Internacional Socialista en Santo Domingo en los márgenes de la cumbre iberoamericana

Como presidente también de esta Internacional, Sánchez ha aprovechado la coincidencia en la capital dominicana de dirigentes de este espectro político para intercambiar puntos de vista al respecto.

Debates que se suceden hasta el domingo en el denominado Foro de Gobiernos Progresistas y en la reunión del Comité de la Internacional Socialista para América Latina y el Caribe con la participación prevista de una decena de jefes de Estado o de Gobierno.

Así, junto a Sánchez intervienen en los debates los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; Chile, Gabriel Boric; Colombia, Gustavo Petro; Portugal, Antonio Costa; Bolivia, Luis Arce, República Dominicana, Luis Abinader, y Honduras, Xiomara Castro.

A ellos se ha sumado, entre otros dirigentes, la secretaria general de esta organización política, Benedicta Lasi.

Se trata de una de las reuniones más relevantes de las presididas por Sánchez desde que se hiciera cargo de la presidencia de la Internacional Socialista en noviembre del año pasado.

Los socialistas españoles han avanzado que el objetivo es impulsar un debate al máximo nivel político en el espacio iberoamericano sobre la puesta en marcha de una agenda social justa, sostenible y resiliente en este área como parte de las transiciones verde y digital.

La fuerte presencia de gobiernos progresistas en la región creen que sitúa a Iberoamérica ante una oportunidad única para influir de manera decisiva en el diseño de nuevas políticas públicas que incorporen la justicia social como eje central de esas transiciones también a escala global.

Las amenazas a la democracia y la estabilidad política en la zona, las políticas públicas en favor de jóvenes y mujeres y la lucha contra el cambio climático son algunas de las cuestiones incluidas en la agenda de esta cita.

La defensa de la justicia social fue precisamente uno de los argumentos centrales de la intervención de Sánchez en el plenario de la cumbre iberoamericana.

Así lo reiteró en la rueda de prensa que ofreció al término de esta cumbre y en la que expresó su satisfacción por los resultados del encuentro.

De forma especial resaltó la importancia del debate que hubo sobre asuntos como la política fiscal como una de las herramientas cruciales para reducir las desigualdades y la importancia de reformar el sistema de financiación internacional.

La guerra de Ucrania y sus consecuencias es otro asunto que los lideres progresistas debaten en Santo Domingo a escasos días de que Sánchez viaje a China y conozca de primera mano, en una entrevista con el presidente de este país, Xi Jinping, detalles de la propuesta de paz que éste planteó a su homólogo ruso, Vladímir Putin.

A la espera de ello, el jefe del Gobierno viene reiterando, y así se lo trasladará también a los lideres progresistas iberoamericanos, que son los ucranianos los que deben establecer las condiciones para el inicio de un diálogo para la paz y que considera que debe tener como premisa el respeto a la integridad territorial de Ucrania.

La defensa de la democracia, el multiateralismo, el orden internacional fundamentado en reglas y el Estado de Derecho son principios que Sánchez quiere reforzar en su encuentro con los líderes progresistas de América Latina.

Antes de esa reunión, el jefe del Gobierno mantendrá un encuentro a solas con Luis Abinader.

A todos ellos les trasladará asimismo detalles de su objetivo de reforzar los lazos entre la Unión Europea y América Latina durante el semestre de presidencia española comunitaria que comenzará el 1 de julio.

Un aspecto "clave" para ese acercamiento dijo que fue la presencia en esta cumbre de Santo Domingo del Alto Representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell.

(c) Agencia EFE