Anuncios

Sábado de FIB con Ginebras como reinas del pop, la voz de Amaia y hits de Franz Ferdinand

Benicàssim (Castellón), 16 jul (EFE).- Las madrileñas Ginebras convertidas en "reinas del pop", la voz de Amaia acariciando las montañas del Desierto de las Palmas y los escoceses Franz Ferdinand montando una gran fiesta de hits en el escenario principal, han sido los protagonistas del sábado del Festival Internacional de Benicàssim.

Con todavía el buen sabor de boca que dejaron la noche del viernes los californianos The Offspring con un directo arrollador y un show de gran calidad respaldado por 30 años de carrera y con la resaca de las larguísimas colas en los accesos al festival tanto a la entrada como a la salida, el recinto de conciertos de Benicàssim ha afrontado la tercera jornada de conciertos.

Después de dos días de música, sol, playa y fiesta, los asistentes empiezan a mostrar los primeros signos de cansancio, y se han producido ya grandes "sentadas" de gente descansando para continuar con la fiesta.

Pero la gran afluencia de público del viernes, motivada por The Offspring, no ha decaído en el sábado, y el recinto se ha empezado a llenar hasta los topes con los barceloneses Sidonie en el escenario Cutty Shark, enlazando sus temas bailables, bajando a cantar y a tocar con el público y dando consejos prácticos como el de "beber agua" de vez en cuando para llevar mejor le consumo de bebidas alcohólicas.

Y en el escenario principal ha arrancado la noche con el británico Tom Odell, para dejar paso después a un lleno total con las que se han convertido en las reinas del pop nacional: las madrileñas Ginebras. Una banda con un ascenso meteórico que las ha llevado hasta el escenario principal del FIB, hecho que incluso las emocionaba y por el que se han mostrado muy agradecidas.

También han pedido el voto "para la izquierda" en las próximas elecciones generales del 23 de julio porque "lo necesitamos para ser libres y ser quienes queramos ser".

Magüi Bero ha confesado estar tan emocionado que se iba a ir a "llorar" cuando acabara su concierto por "hacernos tan felices" al tiempo que ha gritado "¡Viva el FIB".

Y otra de las escasas protagonistas femeninas de la presente edición del FIB, Amaia, ha encandilado al numeroso público que la ha acompañado en el escenario Cutty Shark, con una voz prodigiosa y un encanto natural tan naïf como sólido.

La cantante de Pamplona se ha mostrado también muy agradecida y ha contado que siempre veraneaba con su familia en Peñíscola y en 2010 este fue el primer festival al que asistió su hermano, por lo que le resulta "increíble estar tocando hoy aquí".

En todos los registros, al piano, la guitarra o bailando, sola o acompañada por los músicos, la artista ha dejado atrás cualquier complejo que pudiera arrastrar tras su paso por OT y ha ofrecido un recital con una voz impecable y portentosa, llenando todo el espacio hasta los límites marcados por el Parque Natural del Desert de Les Palmes.

Y otro de los cabezas de cartel, la banda escocesa Franz Ferdinand, ha vuelto al FIB a ofrecer otra de sus mayúsculas fiestas, con hit tras hit, poniendo al público a bailar a las órdenes de un Alex Kapranos todavía muy en forma tras 20 años de carrera, aunque con una formación que ha cambiado a tres de sus miembros originales.

Ya conoce Kapranos muy bien el escenario principal del FIB quien ha reconocido que este es "uno de mis festivales favoritos" por lo que, ha asegurado, "es fantástico estar de vuelta".

"Take Me Out", "No You Girls", "Do You Want to", "The Dark Of The Matinée" y tantos otros éxitos han enloquecido en un baile sin fin al público de Benicàssim, todavía con muchas ganas de dejarse llevar por el hedonismo festivalero.

La noche todavía ofrecerá los conciertos de Second, Zara Larsson, Ladilla Rusa, o las sesiones de 2ManyDjs, todo antes de la jornada del domingo, en el que se podrá ver artistas como a Iván Ferreiro, Bastille, La MODA o Crystal Fighters.

(c) Agencia EFE