Anuncios

Rusia mata a 30 personas en el mayor bombardeo en Ucrania desde que empezó la guerra

Mujer herida  atendida por los equipos de rescate
Los ataques en todo Ucrania dejaron también más de 160 heridos.

Al menos 30 personas murieron en lo que Ucrania señaló este viernes como el mayor bombardeo de Rusia con misiles en lo que va de guerra.

Además, más de 160 personas resultaron heridas en los ataques sobre Kyiv, Odesa, Dnipropetrovsk, Járkiv y Leópolis en las primeras horas de la mañana del viernes.

Rusia "utilizó casi todo tipo de armas de su arsenal" que dirigió a viviendas y un hospital de maternidad, afirmó el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky.

La fuerza aérea de Ucrania aseguró no haber visto nunca tantos misiles lanzados a la vez.

Las defensas aéreas de Kyiv han mejorado drásticamente en los últimos meses, pero este viernes se vieron sobrepasadas.

Edificio atacado en Odesa
En Odesa los misiles causaron una gran destrucción.

Gran destrucción

Un portavoz de la Fuerza Aérea ucraniana afirmó que Rusia utilizó misiles hipersónicos, de crucero y balísticos, incluido el X-22, que son difíciles de interceptar.

"Nunca habíamos visto alcanzar tantos objetivos simultáneamente", añadió.

La fuerza aérea aseguró que se derribaron 114 de un total de 158 misiles y drones.

De los diferentes lugares de las explosiones emanaba humo negro. Visitamos uno de ellos: un almacén de 200 metros de largo en el distrito Podilskyy de Kyiv, propiedad de una empresa constructora, que quedó completamente destruido por el impacto.

Es un nivel de devastación solo atribuible a un ataque directo con misiles.

Mujer en Kyiv frente a columna de humo
Kyiv fue objetivo de gran parte de los misiles.

Durante meses, la caída de fragmentos de los proyectiles causó daños y pérdidas de vidas, así como un constante temor entre los ucranianos. Ahora hay una amenaza mayor.

A pocos kilómetros de distancia, el cristal de todo un lado de un rascacielos se desprendió tras otro impacto.

El humo había comenzado a oscurecer el cielo. Fue un recorrido por Kyiv que no habíamos hecho desde los primeros días de la invasión rusa.

Nueve personas murieron en la capital, donde también fue atacada una estación de metro que se usaba como refugio antiaéreo.

No solo en Kyiv

Una vez más, Kyiv no fue el único blanco de los ataques. Las autoridades afirmaron que más de 10 drones Shahed de fabricación iraní y 15 misiles se dirigieron a la ciudad occidental de Leópolis, un lugar que hasta ahora se había librado de lo peor de la invasión.

La ciudad de Konotop en la región de Sumy, cerca de la frontera norte del país, también fue alcanzada por un misil. Según las autoridades de Odesa, un edificio de gran altura se incendió tras ser alcanzado por un dron. Cuatro personas murieron y 22 resultaron heridas, entre ellas dos niños de 6 y 8 años.

A la ciudad nororiental de Járkiv llegaron 20 misiles el viernes por la mañana. Su alcalde, Igor Terejov, afirmó que hubo 3 muertos y 13 heridos en una serie de ataques que dañaron un hospital y edificios residenciales.

Edificio destruido en Dnipro
Las consecuencias del ataque en Dnipro.

Por su parte, el gobernador de la región de Dnipropetrovsk, Serhiy Lysak, anunció que 6 personas murieron y 28 resultaron heridas en lo que llamó una "mañana trágica para la región".

Lysak explicó que un centro comercial y un hospital de maternidad fueron atacados en la capital regional, Dnipro.

En Zaporiyia ocho personas murieron y 13 resultaron heridas en los ataques a infraestructuras.

Un misil ruso incluso sobrevoló brevemente el espacio aéreo polaco mientras se dirigía a su objetivo ucraniano.

La enviada humanitaria de la ONU para Ucrania, Denise Brown, afirmó que los ataques "dejaron un camino de destrucción, muerte y sufrimiento humano" y fueron "otro ejemplo inaceptable de la horrible realidad" que enfrenta el pueblo ucraniano.

¿Por qué este ataque ahora?

Aunque sus arsenales de misiles ya no son lo que eran, Moscú ha demostrado que todavía quiere continuar con su táctica de atemorizar a la población de Ucrania, con el objetivo de que no se sienta segura y deje de apoyar la guerra.

Además, esta semana Ucrania destruyó un importante barco de desembarco ruso en la Crimea ocupada y Estados Unidos entregó a Kyiv el último de sus paquetes militares por un valor de US$250 millones.

Edificio atacado en Leópolis
Rusia trata de sembrar el miedo entre los ucranianos, según expertos.

Se trata, sin embargo, de un avance relativamente menor en comparación con el paquete de ayuda de US$50.000 millones actualmente bloqueado por el desacuerdo político en el Congreso de Estados Unidos.

Respecto al último bombardeo ruso, el presidente de EE.UU., Joe Biden, lo describió como "un duro recordatorio para el mundo de que, después de casi dos años de esta guerra devastadora, el objetivo de Putin sigue invariable. Quiere destruir a Ucrania y subyugar a su pueblo. Debe ser detenido".

¿Ha sido el nuevo ataque con misiles una venganza o una muestra más de fuerza? Un portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia solo declaró que "todos los objetivos militares designados han sido alcanzados".

Todo Ucrania es objetivo de los ataques rusos.

El país ha podido defenderse de la mayoría de los ataques con drones y misiles rusos a nivel nacional, pero su capacidad para seguir haciéndolo no está asegurada.

línea
línea

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.