Anuncios

Rusia incrementa "significativamente" su ofensiva en el este de Ucrania

Leópolis (Ucrania), 9 feb (EFE).- El Ejército ruso ha aumentado "significativamente" su ofensiva en el este de Ucrania, especialmente en la región de Lugansk, cuando faltan menos de dos semanas para que se cumpla el primer año del inicio de la invasión.

Así lo expresó este jueves Serguei Gaidai, responsable de la administración regional estatal de Lugansk en su canal de Telegram, quien precisó que el número de "ataques de los ocupantes en el área de Kremina ha aumentado significativamente".

Los rusos "están tratando de 'empujar' nuestras defensas en dirección a Kremina. Sin embargo, no tienen un éxito significativo", aseguró el responsable regional en declaraciones a la televisión ucraniana que él mismo ha publicado en Telegram.

Gaidai agregó que el Ejército ruso también continúa "bombardeando nuestras aldeas desocupadas durante todo el día: Nevske, Makiivka y Novoselivske están destruidas hasta los cimientos. Es prematuro sacar conclusiones finales sobre Dibrova", subrayó.

En estas estratégicas poblaciones se han centrado en los últimos días los ataques de las tropas rusas que, según Kiev, tratan de hacerse con el control total de Lugansk y la vecina Donetsk.

Ambas regiones, que integran el Donbás, fuero anexionadas el pasado mes de septiembre por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, tras realizar sendos referéndums en ellas que no han sido reconocidos por la comunidad internacional y sin que su Ejército se hubiera hecho con el control total de la zona.

El Gobierno ucraniano cree que los rusos pretenden lanzar una fuerte ofensiva sobre estos territorios y las regiones de Zaporiyia y Jersón, en el sureste del país y también anexionadas por Moscú, antes de que se cumpla el primer año del inicio de la invasión.

De hecho, la inteligencia de defensa de Ucrania vaticinó este jueves que "se va a producir una escalada militar en el Donbás debido a una nueva ofensiva de los invasores", que podría afectar también a otras áreas.

Así lo afirmó Andrii Yusov, representante de la Inteligencia de Defensa de Ucrania (DIU), en declaraciones a la televisión estatal que recogen las agencias locales.

"Habrá una escalada. El principal objetivo (ruso) es, de hecho, el este y el Donbás. Otras áreas también pueden verse afectadas, pero con esos ataques se trataría principalmente de desviar y retrasar a las fuerzas y los activos ucranianos" en la zona, añadió.

Según informes de inteligencia, el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó a su liderazgo militar, en un principio, que controlara las fronteras administrativas de las regiones de Lugansk y Donetsk a finales de marzo.

Sin embargo, Yusov explicó que el Kremlin "ha cambiado los plazos muchas veces", ha adelantado la ofensiva pero “esta vez tampoco lo conseguirán”.

También dijo que actualmente hay 300.000 "invasores" en Ucrania y que "este es un aumento en el número, pero no en la calidad del ejército ruso".

"Las unidades de la más alta calidad y las armas de la más alta calidad (rusas) han sido en su mayoría inhabilitadas o destruidas en territorio ucraniano durante el año pasado. Y ciertamente no será posible preparar una fuerza adecuada con el mismo nivel" en el corto plazo, indicó Yusov.

(c) Agencia EFE