Anuncios

Rusia incluye al WWF en su lista de agentes extranjeros

RUSIA-AGENTES EXTRANJEROS (AP)
RUSIA-AGENTES EXTRANJEROS (AP)

Rusia incluyó el viernes al Fondo Mundial para la Naturaleza en su registro de agentes extranjeros, junto con un destacado crítico del Kremlin, un renombrado economista y algunos otros.

La leyes rusas exigen que las personas y organizaciones que se determine que han recibido financiación extranjera y han participado en una “actividad política” —un término definido con vaguedad— se identifiquen como “agentes extranjeros”.

La etiqueta conlleva un escrutinio gubernamental adicional, y también tiene una fuerte connotación peyorativa en Rusia. Las autoridades han utilizado la ley para desacreditar a quienes figuran en la lista y reprimir la disidencia.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), con sede en Washington, es un grupo ambientalista con proyectos en todo el mundo, incluida Rusia.

Al explicar la decisión en Moscú, el Ministerio de Justicia ruso dijo que la organización, “bajo la apariencia de proteger la naturaleza y el medio ambiente ... trató de influir en las decisiones de autoridades ejecutivas y legislativas” y “obstaculizó la ejecución de proyectos industriales y de infraestructura”.

Representantes del WWF declararon al sitio de noticias ruso Meduza que la decisión de designar a la organización como agente extranjero carece de fundamento. Prometieron impugnarla ante los tribunales y subrayaron que el grupo seguiría “protegiendo especies animales raras y preservando la naturaleza de Rusia”.

El ministerio también añadió a la lista al economista ruso Serguéi Guriev, profesor de Sciences Po, una universidad francesa también conocida como el Instituto de Estudios Políticos de París. Acusó a Guriev, crítico declarado del Kremlin, de “hablar negativamente del personal militar de las Fuerzas Armadas rusas” y de “difundir a través de medios de comunicación extranjeros información falsa sobre las decisiones que toman los órganos estatales rusos y las políticas que implementan”.

Otras personas incluidas en el registro fueron Gennady Gudkov, ex legislador convertido en opositor que ha rechazado públicamente lo que el Kremlin denomina “operación militar especial” en Ucrania, y la bloguera feminista Nika Vodvud.

Vodvud, según el ministerio, “se pronunció abiertamente en apoyo de Ucrania”, “desacreditó la noción de servir a la Patria” y “formó una actitud negativa hacia el servicio militar”.

En la lista también fue incluida lista la Fundación Buriatia Libre, un grupo de defensa de la región siberiana rusa de Buriatia que ha condenado la campaña militar de Rusia en Ucrania. El grupo ha ayudado a regresar a casa a decenas de soldados que se negaron a seguir luchando en Ucrania.

El Ministerio de Justicia acusó a la fundación de pedir “acciones cuyos resultados podrían violar la integridad territorial de Rusia”.