Rusia descarta la reapertura del gasoducto, avivando los temores europeos

·4  min de lectura

Por Christoph Steitz y Caleb Davis

FRÁNCFORT/LONDRES, 2 sep (Reuters) - Rusia anuló la fecha límite del sábado para reanudar los flujos a través de una de las principales rutas de suministro de gas a Europa, tras decir que descubrió un fallo en el gasoducto Nord Stream 1 durante su mantenimiento, agravando las dificultades de Europa para asegurarse el combustible para el invierno boreal.

El Nord Stream 1, que discurre bajo el mar Báltico para abastecer a Alemania y otros países, debía reanudar su actividad el sábado a las 0100 GMT, después de una interrupción de tres días por mantenimiento.

No obstante, Gazprom, la empresa controlada por el Estado que tiene el monopolio de las exportaciones rusas de gas a través de un gasoducto, dijo el viernes que no podía reanudar las entregas con seguridad hasta que hubiera reparado una fuga de aceite encontrada en una turbina vital del gasoducto. No dio un nuevo plazo.

Moscú ha culpado a las sanciones, impuestas por Occidente después de que Rusia invadió Ucrania, de obstaculizar las operaciones rutinarias y el mantenimiento de Nord Stream 1. Bruselas dice que es un pretexto y que Rusia utiliza el gas como arma económica para tomar represalias.

"Esto es parte de la guerra psicológica de Rusia contra nosotros", tuiteó Michael Roth, presidente de la comisión parlamentaria de Relaciones Exteriores de Alemania.

Con anterioridad, la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que el bloque debería imponer un tope de precios al gas de los gasoductos rusos para frustrar lo que, según ella, son los intentos del presidente ruso Vladimir Putin de manipular el mercado.

Los precios del gas al por mayor se han disparado un 400% desde agosto de 2021, perjudicando a la industria y los hogares europeos, subiendo primero por la recuperación de la demanda tras la pandemia y después por la crisis de Ucrania.

"Vemos que el mercado de la electricidad ya no funciona porque está masivamente perturbado debido a las manipulaciones de Putin", dijo Von der Leyen, y añadió que podría proponerse a nivel europeo un tope de precios del gas en los suministros de los gasoductos rusos.

El expresidente ruso Dmitri Medvédev dijo que Moscú cortará los suministros a Europa si Bruselas impone el tope.

La reducción de suministros a través de Nord Stream, junto con la disminución de los flujos de gas a través de Ucrania, otra de las principales rutas, han dejado a los estados europeos con dificultades para rellenar los depósitos de almacenamiento para el invierno y han llevado a muchos a poner en marcha planes de emergencia que podrían conducir a un racionamiento de energía y avivar la preocupación por la recesión.

SISTEMA EN PELIGRO

En respuesta al anuncio de Gazprom, el regulador de la red alemana dijo que el país está más preparado para hacer frente a una interrupción del suministro ruso, pero que los hogares y las empresas deben recortar el consumo.

"Es bueno que Alemania esté ahora mejor preparada, pero ahora depende de cada uno", tuiteó Klaus Mueller, presidente de la Bundesnetzagentur.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, había sugerido a primera hora del viernes que podría haber más interrupciones en las entregas a través del Nord Stream 1.

"No es culpa de Gazprom que falten recursos. Por lo tanto, la fiabilidad de todo el sistema está en riesgo", dijo cuando se le preguntó si se podían esperar más interrupciones.

El presidente de Gazprom, Alexei Miller, dijo el miércoles que las sanciones impedían a Siemens Energy, un proveedor de equipos para oleoductos, llevar a cabo el mantenimiento regular.

Siemens Energy, que normalmente presta servicio a las turbinas del Nord Stream 1, dijo que no está participando en los trabajos de mantenimiento que ahora realiza Gazprom. También indicó que está dispuesta a ayudar si es necesario, precisando que el mantenimiento está excluido de las sanciones.

El comunicado de Gazprom del viernes citó a Siemens diciendo que las reparaciones de la turbina tras el descubrimiento del último fallo sólo podían hacerse en "las condiciones de un taller especializado". Siemens no hizo comentarios inmediatos sobre la declaración.

Los gobiernos de la Unión Europea se han estado preparando para la posibilidad de que Rusia interrumpa por completo las entregas, después de que Gazprom redujo primero los flujos en junio y luego de nuevo en julio. La interrupción de mantenimiento de esta semana se anunció con poca antelación.

La UE en su conjunto ha superado su objetivo de que el almacenamiento esté lleno en un 80% el 1 de octubre, para cuando el uso de la calefacción aumente.

(Reporte de Caleb Davis, Felix Light y Nina Chestney en Londres y Christoph Steitz en Fráncfort; editado en español por Carlos Serrano)