Anuncios

Rusia conmemora 80mo aniversario de caída de asedio nazi a Leningrado

La ciudad rusa de San Petersburgo conmemoró el sábado el 80mo aniversario del final de un devastador asedio de las fuerzas nazis ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial, con una serie de actos conmemorativos a los que asistieron el presidente ruso Vladímir Putin y aliados cercanos.

El líder del Kremlin depositó flores en un monumento a los defensores soviéticos caídos en la ciudad, entonces llamada Leningrado, a orillas del río Neva, y después en el cementerio de Piskarevskoye, donde están enterradas cientos de miles de víctimas del asedio.

Putin se reunió la tarde del sábado con el presidente bielorruso Alexander Lukashenko en Gatchina, una ciudad a las afueras de San Petersburgo que en su día albergó campos de prisioneros de guerra soviéticos, para inaugurar una estatua en memoria de los civiles muertos durante el ataque nazi.

El Ejército Rojo rompió el bloqueo de casi dos años y medio el 19 de enero de 1943, tras encarnizados combates. Las estimaciones sobre el número de muertos varían, pero los historiadores coinciden en que más de un millón de habitantes de Leningrado perecieron de hambre o a causa de los bombardeos aéreos y de artillería durante el asedio.

Putin nació y creció en Leningrado, y su padre, veterano de la Segunda Guerra Mundial, sufrió heridas al luchar por la ciudad.

Irina Zimneva, de 85 años, superviviente del bloqueo, contó a The Associated Press que aún la atormentan los recuerdos de las minúsculas raciones de comida distribuidas a los residentes durante el mortífero invierno de 1941-1942. Cada uno de los miembros de su familia recibía 125 gramos de pan al día y la madre de Zimneva le suplicaba que tuviera paciencia cuando le pedía más.

Zimneva dijo que el amor de su madre la ayudó a superar esos días oscuros.

“No sé de qué otra forma (habría sobrevivido)”, declaró a la AP.