Anuncios

Mientras Rusia avanza, Ucrania necesita más soldados. Pero la ampliación del servicio militar obligatorio es controvertida

Kyiv, Ucrania (CNN) -- El pequeño grupo de mujeres pensó en cancelar su protesta cuando sonaron las sirenas. Pero a pesar de que Kyiv estaba siendo atacada de nuevo con misiles, siguieron adelante. Antonina llevó consigo a su hijo Sasha, de 3 años.

"Mi padre no vuelve a casa. Le estamos esperando. Estoy esperando a que mi padre vuelva", dijo el pequeño.

Con un cartel que decía: "Plazos justos para la desmovilización", Antonina señaló que su marido servía en una unidad de morteros cerca de Bakhmut, en el este de Ucrania. Lleva cinco meses sin verlo e intenta explicar su ausencia a Sasha.

"Le digo a mi hijo que su padre está trabajando, que está en el ejército, que está ganando dinero".

Los periodos de movilización son actualmente indefinidos, sin fecha límite reglamentaria. El esposo de Antonina se alistó como voluntario hace dos años, justo después de la invasión rusa a gran escala. Ahora, con 43 años, ya ha servido lo suficiente, declaró a CNN.

"Es duro para mi marido aguantar tanto tiempo sobre el terreno, esquivando todos los proyectiles y haciendo todo lo que tiene que hacer en la primera línea", afirmó.

A poca distancia de donde se encontraban las mujeres, los legisladores debatían reformas de las normas de movilización de Ucrania, en el interior del edificio del Parlamento en Kyiv, fuertemente protegido. En pocas semanas, podría aprobarse una nueva ley que se espera allane el camino para un aumento significativo del número de reclutas.

Antonina y su hijo Sasha, de 3 años, participan en una protesta en Kyiv, Ucrania, pidiendo que la movilización de soldados tenga un límite de tiempo.
(Foto: Daria Tarasova-Markina/CNN).

La escasez de mano de obra de Ucrania en la guerra con Rusia vuelve a ocupar un lugar destacado en la agenda y refleja cómo ha cambiado el estado de ánimo en el país.

Antes de la contraofensiva del año pasado, Ucrania estaba confiada. “Ha llegado el momento de recuperar lo que es nuestro”, se veía en un video de gran producción, publicado en el canal Telegram del entonces comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valerii Zaluzhnyi.

Había muchas expectativas de que la tarea de hacer retroceder a los invasores de Rusia, que había comenzado con tanto éxito en el verano de 2022, pudiera reiniciarse y tal vez incluso completarse a finales de 2023.

Pero Ucrania no logró avances significativos, ya que las defensas rusas resultaron mucho más difíciles de derrotar y los drones llegaron a dominar el espacio de batalla. En el transcurso de 2023, Rusia –un país con tres veces más habitantes que Ucrania– aumentó su número de tropas en los territorios ocupados en casi un tercio, según un grupo de expertos de Londres.

En las últimas semanas, las noticias han ido empeorando para Kyiv. Las fuerzas de Moscú están avanzando en varios lugares a lo largo del frente oriental y, en las primeras horas de este sábado, los comandantes anunciaron que se habían retirado de Avdiivka, una ciudad industrial en el sureste.

La sensación ahora es que no solo tienen que dar un paso al frente nuevos soldados, sino que también tiene que haber más.

"De una forma u otra, todo el mundo debería servir, es nuestro deber defender nuestra tierra, nuestras familias, nuestra patria. Si no quieres luchar, ¿qué clase de ciudadano eres?", dijo un operador de drones conocido como "Mac" desde el este de Ucrania, donde presta servicio en la 92ª Brigada de Asalto.

Mykola, al mando de un sistema de lanzamiento múltiple de cohetes, Grad, y también en servicio actualmente en el este, dijo que tenía 59 años, lo que lo sitúa justo un año por debajo del límite de movilización.

"Toda Ucrania está en guerra, y todos y cada uno de los hombres que piensan que viven en Ucrania deben pasar por ella. Es irreversible. Aquí la gente está cansada", afirmó.

Consenso sobre la necesidad de reformas

Los ucranianos se han presentado como voluntarios en gran número desde el comienzo de la invasión a gran escala de Rusia, hace dos años. Pero las largas filas que se veían en las oficinas de reclutamiento en la primera mitad de 2022 son cosa del pasado. Existe un sistema de reclutamiento para complementar las filas de voluntarios, pero el Gobierno lleva tiempo quejándose de que el sistema no funciona bien, ya que las autoridades estatales no hacen cumplir las normas de movilización.

Voluntarios, fotografiados el 25 de febrero de 2022, hacen fila frente a la oficina de registro y alistamiento militar de la ciudad para unirse a la Fuerza de Defensa Territorial, Ivano-Frankivsk, en el oeste de Ucrania. (Foto: Yurii Rylchuk/Ukrinform/Future Publishing/Getty Images).

La elegibilidad para combatir comienza a los 18 años y termina a los 60. En Ucrania, las mujeres pueden servir igual que los hombres. Sin embargo, el proyecto solo se aplica a los hombres mayores de 27 años. Entre las reformas que se están debatiendo en el Parlamento figura la reducción de la edad mínima a 25 años. Esta cifra puede seguir pareciendo bastante alta, pero la demografía de Ucrania es problemática. La elevada emigración y las bajas tasas de natalidad entre las décadas de 1990 y 2000 hacen que la distribución de la población muestre una pronunciada contracción del número de personas que actualmente tienen 20 años, en comparación con las que tienen 30 y 40 años.

Información de defensa de Ucrania: el piloto ruso que desertó a Ucrania está muerto

La pieza central de la legislación propuesta prevé que todos los hombres en edad de luchar tengan la nueva obligación de registrar los detalles de su lugar de residencia, así como su situación laboral. La idea es que una nueva base de datos central haga más visible para las Fuerzas Armadas el conjunto de posibles reclutas, garantizando así que el reclutamiento sea más transparente y eficaz.

El incumplimiento de una orden de reclutamiento podría acarrear sanciones más severas, incluida la posible suspensión del permiso de conducir o de una cuenta bancaria, aunque los funcionarios reconocen que la aplicación de las medidas de ejecución requiere atención.

La semana pasada, la Policía ucraniana reconoció que los casos existentes de evasión del servicio militar obligatorio han avanzado con demasiada lentitud en el sistema judicial. De los 2.600 casos admitidos en los dos últimos años, solo se ha llegado a un veredicto en 550. "Los tribunales aún tienen que hacer más para que la gente sienta que no hay posibilidad de eludir el castigo por este delito", declaró un alto cargo policial.

A lo largo de las fronteras occidentales del país, las autoridades ucranianas siguen deteniendo a hombres que intentan abandonar el país ilegalmente. La ley marcial obliga a todos los militares que reúnan los requisitos a permanecer en Ucrania, aunque existen exenciones, como para los padres solteros de niños pequeños o los deportistas profesionales.

Un soldado ucraniano del regimiento "Tsunami" lleva un proyectil de artillería en dirección a Bakhmut mientras continúa la guerra entre Rusia y Ucrania en Donetsk, Ucrania, el 19 de febrero de 2024. (Foto: Diego Herrera Carcedo/Anadolu/Getty Images).

El portavoz del Servicio Estatal de Guardia de Fronteras de Ucrania (SBSU), Andriy Demchenko, declaró a CNN que se había denegado la salida en la frontera a 50.000 ciudadanos de Ucrania durante 2023, aunque no quiso decir cuántos de ellos estaban relacionados con el servicio militar obligatorio.

La página de Facebook del SBSU publica regularmente videos de hombres detenidos. Muchos aparecen con botes inflables, o incluso con simples anillos de goma, capturados tras intentar supuestamente cruzar un río hacia Hungría. Otros videos muestran a hombres descubiertos en el interior de coches, a menudo escondidos debajo de bolsas, aunque uno fue hallado escondido dentro de una caja grande. Un hombre fue incluso filmado después de haber intentado hacerse pasar por una mujer en la frontera, según las autoridades.

De acuerdo con Demchenko, el castigo por este tipo de delitos suele ser una multa de hasta 8.500 UAH (US$ 220). Aunque se oculta la identidad de todos los hombres, al menos una parte del motivo de la publicación de los videos parece ser avergonzar a quienes intentan huir.

Debate sobre las cifras

A pesar de toda la atención prestada a la reforma, sigue habiendo una gran pregunta: ¿cuántos soldados más necesita Ucrania?

A finales del año pasado, las diferencias entre el presidente Volodymyr Zelensky y su entonces jefe del Ejército, Zaluzhnyi, salieron a la luz, cuando Zaluzhnyi aparentemente sugirió una cifra que el presidente consideraba demasiado alta.

Aunque Zaluzhnyi negó que hubiera solicitado específicamente 500.000 nuevos soldados, la cifra se instaló en el debate público, y Zelensky la debatió públicamente, diciendo a los periodistas en una conferencia de prensa: "Es una cifra muy seria. Es una cuestión de personas, de justicia, de capacidad de defensa. También es una cuestión financiera".

Zaluzhnyi fue destituido a principios de este mes.

En un artículo de opinión para CNN, publicado dos días antes de ser sustituido, el general de alto rango dejó clara su continua frustración, denunciando "la incapacidad de las instituciones estatales de Ucrania para mejorar los niveles de dotación de nuestras fuerzas armadas sin recurrir a medidas impopulares".

ANÁLISIS | La retórica contra Ucrania ha saturado los medios de derecha y ahora ayuda a entregar victorias de guerra reales a Putin

El exministro de Defensa, Andriy Zagorodnyuk, cree que es esencial una mayor movilización. "Tal vez no medio millón, pero sí cientos de miles", dijo, y añadió que debería estar "basada en la estrategia: qué vamos a hacer, en lugar de: "Oh, necesitamos más gente"".

Es un mensaje que Zelensky parece haber transmitido también a su nuevo comandante en jefe, Oleksandr Syrskyi, en el sentido de que solo considerará una petición firme de nuevos reclutas cuando vea un plan para la guerra durante el resto del año.

Públicamente, el presidente sigue enmarcando la movilización en torno a una idea de justicia.

"Es una cuestión de cuán justo debe ser el reclutamiento", dijo el sábado a Christiane Amanpour, de CNN, en la Conferencia de Seguridad de Munich. "La cuestión más importante es la rotación de la gente que está muy cansada en el frente... La movilización depende de cuántos tengas en el frente, de cuántas reservas tengas".

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, el coronel general Oleksandr Syrskyi, asiste a una reunión con el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, y los altos comandantes militares recién nombrados en Kyiv, Ucrania, el 10 de febrero de 2024. (Servicio de Prensa Presidencial de Ucrania/Reuters).

La Oficina del Presidente cree que se trata tanto de cambios dentro de las Fuerzas Armadas como de aumentar las cifras generales. Según un asesor de Zelensky, de casi un millón de ucranianos movilizados, solo entre 200.000 y 300.000 han servido en primera línea. El resto, dijo enfáticamente, “están muy lejos de la guerra”, y agregó que corresponde al nuevo jefe del Ejército cambiar eso antes de acudir a Zelensky y pedir un aumento en el reclutamiento.

Biden anuncia nuevo paquete de sanciones contra Rusia

Zagorodnyuk, el exministro de Defensa, aunque cuida no decir que cree que demasiada gente está evitando el servicio en primera línea, está de acuerdo en que se necesita una reforma dentro del Ejército.

“El aparato burocrático de las Fuerzas Armadas está un poco inflado. Hay demasiados comandos, demasiadas unidades administrativas, etc.”, añadió.

Cualquiera que sea el número que finalmente aporte Sysrkyi, no serán solo los factores militares y sociales los que pesarán en la mente de Zelensky. Pagar por los soldados es caro. En una conferencia de prensa en diciembre, el presidente dijo que se necesitaban seis contribuyentes para mantener a un soldado.


Los militares ucranianos de las Fuerzas de Asalto Aéreo se preparan para disparar un obús autopropulsado en una línea del frente en el sur de Ucrania, el 14 de febrero de 2024. (Foto: Genya Savilov/AFP/Getty Images).

En términos más generales, la economía de Ucrania también necesita tener suficiente mano de obra para seguir funcionando. “Cada vez que sacas a una persona del organigrama de cualquier empresa para que vaya a servir en el Ejército, creas una perturbación. Y hay un número después del cual, según muestran las investigaciones, la economía colapsa irreversiblemente”, dijo a CNN Tymofiy Mylovanov, director de la Escuela de Economía de Kyiv y exministro del Gobierno.

Mylovanov dijo que agregar incluso 500.000 reclutas adicionales probablemente dejaría a la economía un poco lejos de ese punto. Pero con solo seis millones de hombres en la fuerza laboral, afirmó, la movilización no es una palanca que un Gobierno pueda seguir tirando indefinidamente.

Más allá de las consideraciones financieras, el economista cree que los recientes avances de Rusia en Avdiivka y otros lugares podrían facilitar la movilización, al aumentar el sentido de responsabilidad de cada ucraniano para unirse al esfuerzo bélico, a pesar de las dificultades y peligros conocidos. "Importa lo que piensa la familia", dijo. "No es solo una decisión individual".

De vuelta en la protesta frente al Parlamento, las mujeres que piden equidad en la movilización esperan que si las familias tienen voz en esto, eso signifique que algunos hombres puedan regresar a casa pronto, justo cuando otros van a luchar por primera vez.