Anuncios

Rusia asegura haber matado a más de 600 soldados ucranianos en un ataque masivo con cohetes

ARCHIVO.- Cohetes rusos en acción
ARCHIVO.- Cohetes rusos en acción

MOSCÚ (Reuters).- Desde el Ministerio de Defensa ruso afirmaron este domingo que más de 600 militares ucranianos fueron asesinados en un ataque masivo con cohetes contra dos edificios en el este de Ucrania que albergaban temporalmente a soldados. Sin embargo, Reuters no pudo verificar el reporte.

Por su parte, en Kiev no hubo comentarios inmediatos, pero el alcalde de Kramatorsk, la ciudad que Moscú afirma haber atacado, dijo este domingo en Facebook que nadie había muerto en un ataque contra varias construcciones de la ciudad.

En la cartera de defensa rusa aseguraron que el ataque contra los edificios de Kramatorsk era una venganza por una agresión ucraniana a principios de este año contra un cuartel ruso en Makiivka, en la parte de la región de Donetsk controlada por las fuerzas de Moscú, en el que murieron al menos 89 militares.

Desde el Kremlin afirmaron en un comunicado que habían usado lo que calificaron de “información fiable” para ir contra las tropas ucranianas. ”Como resultado de un ataque masivo con misiles contra estos puntos de despliegue temporal de unidades del Ejército ucraniano, más de 600 soldados ucranianos fueron destruidos”, comunicó el Ministerio de Defensa.

De ser cierto, sería la mayor pérdida de militares ucranianos desde que comenzó la invasión rusa, el 24 de febrero del año pasado.

Sin embargo, testigos de Reuters aseveraron que la escalada rusa con cohetes causó daños, pero no destruyó edificios. Asimismo, que no había señales evidentes de víctimas. Reporteros de esa agencia visitaron las dos residencias universitarias pero ninguna parecía haber sido alcanzada directamente por los misiles, ni haber sufrido daños graves. Tampoco había señales evidentes de que los soldados hubieran estado alojados allí y no había rastros de cadáveres ni de sangre.

Sí había ventanas rotas en el albergue 47, situado junto a un patio con un gran cráter. El otro edificio mencionado por el Ministerio de Defensa, el albergue 28, estaba intacto. Hasta el mediodía -hora argentina-, las autoridades de Kiev no habían hecho comentarios.

En tanto, el sábado se terminó el alto el fuego de 36 horas ordenado por el presidente ruso, Vladimir Putin, para celebrar la Navidad ortodoxa de Rusia y Ucrania.