Anuncios

Rusia arresta a reportero estadounidense por cargos de espionaje

Por Pavel Polityuk

KIEV, 30 mar (Reuters) - Rusia acusó el jueves a un corresponsal estadounidense de The Wall Street Journal de espionaje, en un caso que seguramente intensificará la disputa diplomática de Moscú con Washington por la guerra en Ucrania y probablemente aísle aún más a Rusia.

El periódico negó las acusaciones y exigió la liberación inmediata del "reportero fiable y dedicado" Evan Gershkovich. No hubo una respuesta inmediata de Washington.

Gershkovich, de 31 años y que ha trabajado en Rusia como periodista durante seis, es el estadounidense de más alto perfil arrestado allí desde la estrella del baloncesto Brittney Griner, quien fue liberada en diciembre después de 10 meses en prisión por cargos de drogas.

El Servicio de Seguridad Federal (FSB) dijo que arrestó a Gershkovich en la ciudad industrial de Ekaterimburgo, en los Urales, "sospechoso de espiar en interés del Gobierno estadounidense" al recopilar información sobre "una de las empresas del complejo militar-industrial de Rusia", que no identificó.

Fue llevado a Moscú, donde un tribunal en una audiencia a puertas cerradas ordenó su detención preventiva hasta el 29 de mayo. La agencia estatal de noticias TASS dijo que se declaró inocente. Las autoridades no dieron a conocer ninguna evidencia de forma pública y TASS dijo que el caso fue marcado como "ultrasecreto".

A Daniil Berman, un abogado que representa al reportero, no se le permitió ingresar a la sala del tribunal ni ver los cargos, dijo a periodistas en el exterior. Creía que Gershkovich sería llevado a Lefortovo, la cárcel de Moscú del siglo XIX famosa en la época soviética por tener presos políticos.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que creía que Gershkovich fue "descubierto in fraganti". El viceministro de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov, indicó que es demasiado pronto aún para hablar de un posible intercambio de prisioneros con Estados Unidos, que tales acuerdos generalmente se arreglan solo después de una condena.

Además de intensificar el conflicto diplomático de Moscú con Estados Unidos, el caso podría aislar más a Rusia al ahuyentar a más de los pocos periodistas extranjeros que aún trabajan allí.

Moscú ha prohibido de manera efectiva a todos los medios rusos independientes desde el comienzo de la guerra, pero ha seguido acreditando a algunos reporteros extranjeros.

El periodismo se ha visto severamente limitado por leyes que imponen largas sentencias por cualquier crítica de la guerra, a la que Rusia se refiere como una "operación militar especial".

AVANCES RUSOS

Ucrania dijo el jueves que las fuerzas rusas lograron algunos avances dentro de la ciudad de Bajmut, en el este del campo de batalla, pero con un alto precio en vidas que debilitó la ofensiva de Moscú mientras Kiev prepara un contraataque.

La pequeña ciudad minera de Bajmut ha sido escenario de la batalla de infantería más sangrienta en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, con las fuerzas rusas buscando su primera victoria desde mediados de 2022.

Ucrania ha estado a la defensiva durante casi cinco meses, pero dice que planea una contraofensiva pronto.

"Las fuerzas enemigas tuvieron cierto éxito en sus acciones dirigidas a asaltar la ciudad de Bajmut", dijo el Estado Mayor de las fuerzas armadas ucranianas en un informe periódico a última hora del miércoles. "Nuestros defensores mantienen la ciudad y repelen numerosos ataques enemigos".

El informe no ofreció detalles de los avances rusos. El grupo de expertos del Instituto para el Estudio de la Guerra dijo que las tropas rusas y los mercenarios de Wagner capturaron territorio en el sur y suroeste de la ciudad en los últimos dos días, y Wagner había ocupado una planta de metal en el norte esta semana.

Las fuerzas rusas han estado avanzando lentamente dentro de Bajmut en intensos combates callejeros. Hace un mes, parecía probable que Kiev abandonara la ciudad, pero decidió quedarse y luchar por ella, con la esperanza de romper la fuerza atacante.

La viceministra de Defensa, Hanna Malyar, dijo en una publicación en las redes sociales que las pérdidas son inevitables, pero que "las pérdidas del enemigo son mucho mayores".

(Escrito por Peter Graff; editado en español por Carlos Serrano)