Anuncios

Rusia advierte a EEUU que el fin del control de armas nucleares puede estar cerca

FOTO DE ARCHIVO: El viceministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Ryabkov, en Moscú

Por Guy Faulconbridge

LONDRES, 30 ene (Reuters) - Rusia comunicó el lunes a Estados Unidos que el último pilar restante del control bilateral de armas nucleares podría expirar en 2026, ante la falta de reemplazo debido a lo que calificó de esfuerzos estadounidenses por infligir una "derrota estratégica" a Moscú en Ucrania.

Tanto Rusia como Estados Unidos siguen teniendo vastos arsenales de armas nucleares, que actualmente están parcialmente limitados por el tratado New START de 2011, que en dicho año se prorrogó hasta 2026.

Sin embargo, lo que venga después del 4 de febrero de 2026 no está claro, aunque Washington ha indicado que quiere prolongar el acuerdo con Rusia.

A la pregunta de si Moscú podría contemplar la posibilidad de que no hubiera tratado de control de armas nucleares después de 2026, el viceministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Ryabkov, declaró a la agencia de noticias estatal RIA: "Es un escenario bastante posible".

Ryabkov, máximo diplomático ruso en materia de control de armamento, afirmó que Estados Unidos ha ignorado en los últimos años los intereses de Rusia y desmantelado la mayor parte de la arquitectura del control de armamento.

"El New START puede ser víctima de ello", declaró Ryabkov a RIA. "Estamos preparados para tal escenario".

Sus declaraciones constituyen una advertencia a Washington de que su continuo apoyo militar a Ucrania podría echar por tierra el último gran tratado bilateral de control de armamento con Rusia tras la Guerra Fría.

Estados Unidos ha suministrado más de 27.000 millones de dólares en ayuda de seguridad a Ucrania desde que Rusia invadió el país el 24 de febrero, incluidos más de 1.600 sistemas de cohetes antiaéreos Stinger, 8.500 sistemas de misiles antitanque Javelin y más de 1 millón de cartuchos de artillería de 155 mm.

"Toda la situación en el ámbito de la seguridad, incluido el control de armamentos, ha sido tomada como rehén por la línea estadounidense de infligir una derrota estratégica a Rusia", declaró Ryabkov.

"Nos opondremos a ello de la forma más enérgica posible utilizando todos los métodos y medios a nuestro alcance".

CONTROLES NUCLEARES

Las conversaciones entre Estados Unidos y Rusia sobre la reanudación de las inspecciones en virtud del New START se suspendieron en el último minuto en noviembre de 2022. Las partes no han acordado un calendario para mantener nuevas conversaciones.

Rusia y Estados Unidos, que durante la Guerra Fría se vieron limitados por una maraña de acuerdos de control de armamento, aún poseen juntos cerca del 90% de las cabezas nucleares del mundo.

Estados Unidos declaró en la revisión de su postura nuclear de 2022 que Rusia y China están ampliando y modernizando sus fuerzas nucleares, afirmando que Washington seguirá un enfoque basado en el control de armamentos para evitar costosas carreras armamentísticas.

El tratado New START limitaba a ambas partes a 1.550 ojivas en misiles balísticos intercontinentales desplegados, misiles balísticos submarinos y bombarderos pesados. Ambas partes cumplieron los límites centrales en 2018.

"La expiración del tratado sin una continuación del acuerdo dejaría a Rusia libre para ampliar las fuerzas nucleares estratégicas que ahora están limitadas, así como los nuevos sistemas intercontinentales y regionales que actualmente no están limitados por el tratado", según dijo EEUU en la revisión de su postura nuclear.

"Rusia está persiguiendo varios sistemas novedosos con capacidad nuclear diseñados para poner en riesgo la patria de Estados Unidos o a sus aliados y socios, algunos de los cuales tampoco son responsables bajo el New START"

(Escrito por Guy Faulconbridge; edición de Gareth Jones; editado en español por Darío Fernández)