Rousseff defiende coalición con miras a elecciones de 2014 en Brasil

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff defendió este sábado su gobierno de coalición de cara a elecciones de 2014, en las que podría aspirar a la reelección, al posesionar a tres nuevos ministros de partidos aliados.

Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) y quien gobierna apoyada en una amplia coalición de fuerzas políticas, sustituyó el viernes a los ministros de Agricultura, Aviación Civil y de Trabajo.

La mandataria aludió a las críticas por su gobierno de alianzas, y dijo que en países como Italia o Estados Unidos se observa "un deterioro de la gobernabilidad justamente por esa incapacidad de construir coaliciones estables".

"La capacidad de formar coaliciones es crucial en un país", destacó la mandataria, al formalizar el primer ajuste de gabinete de este año.

Rousseff nombró como nuevo ministro de Agricultura al diputado Antonio Andrade (59 años), del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), principal aliado del gobierno, según un comunicado oficial.

Andrade será responsable de una de las carteras estratégicas de Brasil, uno de los mayores proveedores mundiales de carne, granos y frutas.

Rousseff, que completó en enero la mitad de su mandato de cuatro años, también nombró al abogado Manoel Dias (74 años) al frente del ministerio de Trabajo, en reemplazo del diputado Brizola Neto. Ambos forman parte del Partido Democrático Laborista, también aliado del gobierno.

Por su parte, la Secretaría de Aviación Civil quedó a cargo de Wellington Moreira, del PMDB, quien reemplazó a Wagner Bittencourt.

Moreira se desempeñaba como titular de la Secretaría de Asuntos Estratégicos.

Rousseff agradeció a sus excolaboradores y deseó suerte a los nuevos ministros antes de emprender viaje a Roma, donde asistirá a la entronización del papa Francisco.

La mandataria gobierna con una base aliada compuesta por más de 10 partidos, varios de los cuales ocupan alguno de los 33 ministerios.

Desde inicio de año circularon versiones sobre una profunda reforma ministerial, pero con los días el gobierno envió señales de que haría cambios de forma gradual y sin poner en riesgo su coalición con miras a las elecciones presidenciales y legislativas de 2014.

Rousseff, quien todavía no ha anunciado si se postulará a la reelección, enfrentó en su primer año de gobierno la renuncia o destitución de siete de sus ministros por presuntos casos de corrupción, desacuerdos o enriquecimiento súbito.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, defendió este sábado su gobierno de coalición de cara a elecciones de 2014, en las que podría aspirar a la reelección, al posesionar a tres nuevos ministros de partidos aliados.

Cargando...