Roger Federer y su regreso: “Después de dos operaciones no quedaron muchos músculos: las expectativas son muy bajas”

·5  min de lectura
El regreso de Roger Federer
El regreso de Roger Federer

Pasaron más de 400 días desde su último partido: después de trece meses sin competir y dos operaciones en la rodilla derecha, Roger Federer, que cumplirá 40 años el 8 de agosto, volverá a pisar una cancha de manera oficial en el torneo de Doha que comienza este lunes. “Aquí estamos (...) Hace un año que no viajo por un torneo. Les puedo decir que estoy muy impaciente. La rodilla dictará cómo es mi regreso. Es raro ver a un hombre de casi 40 años de vuelta en la gira después de tanto tiempo. Es importante que esté libre de dolor. Tengo curiosidad por ver cómo se desarrolla”, contó el suizo en su primera conferencia del año.

Barcelona: por primera vez Lionel Messi se involucró con la elección de un nuevo presidente, se acercó a votar y los fanáticos se ilusionan con su continuidad

Su última aparición pública para jugar al tenis fue el 7 de febrero de 2020, en un evento benéfico con Rafael Nadal en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, ante casi 52.000 personas. Posteriormente se sometió a dos artroscopias en la rodilla derecha, en febrero y mayo de 2020. Ahora bien, este regreso tendrá muchas miradas, ya que su entorno sabe que su rodilla le permite jugar al tenis durante dos horas y media al día. Si bien en los últimos dos meses jugó más sets, primero con el suizo junior Dominic Stricker, luego con el inglés Dan Evans, todavía no puede estimar cómo reaccionará su cuerpo en la situación competitiva. Hoy por hoy no está listo para partidos de Grand Slam.

Federer sabe muy bien cómo está su cuerpo en este tramo del regreso: “Si puedo lograr un par de partidos aquí en Doha, seré feliz. Después de dos operaciones no quedaron muchos músculos; las expectativas son muy bajas. Espero poder sorprenderme”. Y agregó: “Hay un alto componente mental cuando regresas después de una lesión. La rodilla no se siente igual todos los días. Fue muy importante para mí poder jugar sets durante los últimos dos meses. Estoy muy contento con mi rodilla. Necesito más etapas para poder decir que estoy al 100 por ciento”.

El regreso de Roger Federer
El regreso de Roger Federer


El regreso de Roger Federer

Hay una gran expectativa por el regreso de Federer, incluso la ATP creó una etiqueta en su redes sociales #RogerReturns, de cara a este torneo en Doha. Y en la prensa despertó muchos interrogantes acerca de cómo fue su proceso de rehabilitación: “Después de la primera cirugía, el objetivo era estar listo para Wimbledon. No esperaba complicaciones, pero llegaron. La rodilla se hinchó al caminar o andar en bicicleta. No entendí lo que estaba pasando. Porque al principio el progreso fue genial. Estuve algo golpeado anímicamente después de la segunda operación, cuestioné todo. Solo quería ponerme bien. Esquiar con mis hijos y mis amigos, jugar al fútbol... Pero no quería quedarme con el Abierto de Australia y el partido en África (ambos en 2020). Si la rodilla me hubiera ocupado más meses de recuperación, está claro que surgirían las discusiones sobre un posible retiro. Ahora estoy feliz de haber llegado tan lejos con mi equipo”.

En más de veinte años de carrera, Federer nunca estuvo sin actividad por tanto tiempo. Su pausa más larga alcanzó los seis meses entre julio de 2016 y enero de 2017, tras una primera artroscopia en la rodilla izquierda en febrero de 2016. Una apuesta exitosa, puesto que conquistó el Abierto de Australia 2017 y Wimbledon seis meses más tarde. Ante ese escenario es que los periodistas quería conocer si este retorno podría tener un impacto similar: “Cuando volví en 2017 estaba completamente sano. Ya no me hacía grandes preguntas sobre si podría retroceder nuevamente. El camino es mucho más largo ahora. Ahora tengo muchos más interrogantes”.

¿Cambio de era? Habrá un nuevo número 2 del ranking de tenis luego de 15 años

Y continuó: “Mi oponente lo sentirá si no estoy al 100%. Siento que estoy en un buen nivel, pero aún no en plena forma. Cuando me despierto por la mañana me siento bastante bien. El dolor está bajo control. El tenis es como el ciclismo: eso nunca se olvida. Si algo me molesta, es mi rodilla. Nunca he tenido dos operaciones de rodilla. Tuve que empezar desde cero hasta el final. Este es el comienzo y creo que los próximos tres a cinco meses serán interesantes. ¿Cómo reaccionará la rodilla cuando vuelves después de tanto tiempo, cuando tenga partidos difíciles? Tengo que encontrar estas respuestas”, explicó Federer que tiene como objetivo llegar bien a Wimbledon.

Otras reflexiones de Federer

Jugar sin público: “Tengo curiosidad por saber cómo será para mí. Tuve tiempo suficiente para ver partidos sin fans. No hace una gran diferencia en las primeras rondas. Pero después de los cuartos de final, cuando juegas por el título, va a ser muy extraño. Jugar tanto y nadie está mirando. Escuché que tendremos 2000 personas aquí en Doha. Eso es muy bueno. Incluso si solo hay 100 personas, pueden crear un buen ambiente”

Sobre las polémicas de Djokovic: “En el US Open tuvo mala suerte (cuando fue descalificado). Todos saben eso. Por supuesto que tienes que controlarte. Pero eso le puede pasar a casi cualquier persona. ¿Tenía buenas intenciones con el Adria Tour? ¿Fue demasiado pronto? Sí, probablemente. No he visto a Novak en mucho tiempo. Hace todo lo posible por los jugadores. Simplemente no encajaba cuando era presidente de la Consejo de Jugadores y fundó la nueva organización al mismo tiempo. No siempre tienes que tener la misma opinión. Pero es importante que intercambien ideas juntos. Los ruidos de fondo negativos, por supuesto, no son ideales para el tenis. Mientras tanto, todo se ha calmado un poco. Se habla nuevamente de resultados y récords. Eso es bueno”

Sobre la pandemia. “Hasta ahora me he salvado del Covid-19. Claro, puedes ser tan cuidadoso como quieras y te atrapará de todos modos. Llegamos a conocer muchas palabras nuevas: pandemia, cuarentena, Covid-19. Increíble. Como hombre de familia, tuve que explicarles a mis hijos lo que significaba todo. No ver amigos y abuelos, no acercarse demasiado, no dar más la mano. Lo encontré todo muy especial. Pero te acostumbras a todo en la vida. Y, por supuesto, tenía que asegurarme de establecer el comportamiento correcto. Especialmente con las máscaras. Al principio pensé: tomar fotos con los fans y usar una máscara es ir demasiado lejos. Pero si alguien viene hoy, le digo: ‘Lo siento, tengo que quedarme la máscara’. Creo que estoy experimentando la pandemia de manera similar a todos los demás. Hasta ahora lo hemos sobrevivido bien”