¿Otro problema para el rey emérito?

·3  min de lectura

Como si el rey emérito no tuviera ya suficientes problemas y dificultades para que su popularidad se mantenga a flote, ahora regresa al foco mediático el hombre que asegura ser su hijo. Albert Solà Jiménez lleva mucho tiempo defendiendo que es descendiente directo del rey Juan Carlos. Solà lo dice sin rodeos. “Soy el hijo del rey”. Para quien quiera escucharle. Durante años, Solà ha concedido entrevistas a distintos medios de comunicación. Ha publicado un libro autobiográfico, incluso. Y ha llegado a los tribunales con demandas de paternidad. Hasta ha dirigido cartas personales al propio rey Juan Carlos. Pero nada ha conseguido en su reivindicación, hasta la fecha. Llevábamos un tiempo que no sabíamos de este catalán que lleva una vida tranquila en La Bisbal d´Empordà, en Girona. Sin embargo, vuelve de pronto su historia a ocupar los titulares de la prensa. Justamente cuando el esposo de la reina Sofía no vive su mejor momento, precisamente. ¿Pueden ahora cambiar las cosas para Solà?

Spain's King Juan Carlos leaves after attending the funeral ceremony of Luxembourg's Grand Duke Jean at the Notre-Dame Cathedral in Luxembourg, May 4, 2019. REUTERS/Francois Lenoir
Spain's King Juan Carlos leaves after attending the funeral ceremony of Luxembourg's Grand Duke Jean at the Notre-Dame Cathedral in Luxembourg, May 4, 2019. REUTERS/Francois Lenoir

Este hombre nació en Barcelona 1956, siete años antes de que naciera la infanta Elena, la primogénita del rey emérito. Su historia, la historia que cuenta el propio Solà, parece sacada de una novela. Solà es un hombre cercano que habla con simpatía a todo el que quiere escuchar su aventura, su reivindicación, su peripecia. En su relato habla de padres desconocidos, habla de que le tuvieron escondido hasta los ocho años de edad, habla de una familia de adopción, habla de una mujer aristócrata que aparece de vez en cuando, habla de cambios de residencia, habla de una vida propia de una novela, o novelón, insisto. Pero durante estos años Albert Solà no sólo ha querido contar su historia, también quiso llevar sus reclamaciones ante la justicia. Así, en 2012 Solà presentó ante los tribunales una demanda de paternidad contra el rey Juan Carlos, pero la demanda no prosperó. Solà perseveró en su intento, y volvió a los tribunales al año siguiente. Sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia número 34 de Madrid archivó también la demanda de paternidad presentada por Albert Solà contra el rey Juan Carlos. De nuevo, no prosperaba la reclamación de Solà. En la prensa se informó puntualmente en aquel momento de los siete folios que argumentaban el archivo de la demanda de paternidad. La base estaba el artículo 56.3 de la Constitución que establece que “La persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”. La inviolabilidad del rey Juan Carlos también se aplicaba ante la jurisdicción civil, y por lo tanto ante la reclamación de paternidad de Solà. Albert Solà se quedaba como estaba, y las cosas no cambiaban para él en aquel año 2013. Sin embargo, desde aquel 2013 sí han cambiado mucho las cosas para el rey emérito

Spain's new King Felipe VI, his wife Queen Letizia, Princess Leonor and King Juan Carlos appear on the balcony of the Royal Palace in Madrid, June 19, 2014. Spain's new king, Felipe VI, was sworn in on Thursday in a low-key ceremony which monarchists hope will usher in a new era of popularity for the troubled royal household.    REUTERS/Andrea Comas (SPAIN  - Tags: POLITICS ROYALS ENTERTAINMENT)
Spain's new King Felipe VI, his wife Queen Letizia, Princess Leonor and King Juan Carlos appear on the balcony of the Royal Palace in Madrid, June 19, 2014. Spain's new king, Felipe VI, was sworn in on Thursday in a low-key ceremony which monarchists hope will usher in a new era of popularity for the troubled royal household. REUTERS/Andrea Comas (SPAIN - Tags: POLITICS ROYALS ENTERTAINMENT)

Solà es el mismo, pero el rey emérito no tanto. De ahí que ahora la historia de Solà vuelva a ocupar un lugar predominante en la prensa. Y no sólo en la prensa española. También la prensa internacional le hace un eco espacioso a la existencia de este catalán, que asegura ser hijo del rey emérito. ¿Puede convertirse ahora Solà en otro problema para el rey emérito? Veremos. Conviene quedar atentos. Muy atentos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.