Anuncios

El rey Carlos de Inglaterra insta a una rápida reparación climática en su discurso en la COP28

El rey Carlos de Inglaterra asiste a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28) en Dubái

DUBÁI, 1 dic (Reuters) - El rey Carlos III de Inglaterra afirmó el viernes que el mundo está "terriblemente lejos del camino" para hacer frente al cambio climático y que la economía mundial estará en peligro a menos que se repare rápidamente el medio ambiente.

En su discurso de apertura de la cumbre climática COP28 de la ONU, el rey Carlos dijo a los líderes mundiales que los peligros del cambio climático ya no son un riesgo lejano y les instó a tomar más medidas.

"Rezo de todo corazón para que la COP28 sea otro punto de inflexión crítico hacia una auténtica acción transformadora", dijo, en referencia a la cumbre de 2021 celebrada en Francia.

"Estamos viendo cómo se alcanzan puntos de inflexión alarmantes".

Tras un año de temperaturas récord, la presión para que la cumbre de este año acelere las medidas para limitar el cambio climático es máxima. Sin embargo, los países están divididos sobre el futuro de los combustibles fósiles, cuya quema es la principal causa del cambio climático.

La cumbre, que se prolongará hasta el 12 de diciembre, se anotó una victoria anticipada el jueves, cuando los delegados aprobaron un nuevo fondo para ayudar a las naciones pobres a hacer frente a los costosos desastres climáticos.

El rey, cuyo papel es ceremonial, pero que asiste a la cumbre en nombre del Gobierno británico y por invitación del país anfitrión, Emiratos Árabes Unidos, no destacó a ningún grupo en su intervención, que fue su primer gran discurso sobre el clima como monarca británico.

En su lugar, habló de cómo implicar a las organizaciones multilaterales y al sector privado, del papel del sector asegurador y de acelerar la innovación en energías renovables.

Carlos citó el impacto del cambio climático en todo el mundo, con inundaciones en India y Pakistán y graves incendios forestales en Estados Unidos, Canadá y Grecia.

"A menos que reparemos y restauremos rápidamente la economía única de la naturaleza, basada en la armonía y el equilibrio, que es nuestro sustentador último, nuestra propia economía y nuestra supervivencia estarán en peligro", afirmó.

(Reporte de Alexander Cornwell; editado en español por Tomás Cobos)