Anuncios

El rey Carlos es proclamado monarca, funeral de la reina será el 19 de septiembre

Por Michael Holden y Kate Holton

LONDRES, 10 sep (Reuters) -El funeral de Estado por la reina Isabel se celebrará el lunes 19 de septiembre, según informaron el sábado las autoridades británicas, mientras su hijo Carlos fue proclamado de forma oficial como nuevo monarca de Reino Unido en una colorida ceremonia cargada de pompa y que se remonta a siglos atrás.

La muerte de la reina a los 96 años provocó lágrimas, tristeza y cálidos homenajes, no sólo por parte de su familia cercana y muchos británicos, sino también de todo el mundo, lo que refleja su presencia en la escena mundial durante 70 años.

"Todos pensábamos que era invencible", dijo su nieto, el príncipe Guillermo, ahora heredero al trono.

"Ha sido surrealista", dijo durante un paseo a las afueras del castillo de Windsor, donde él y su esposa Catalina aparecieron de cerca en público por primera vez en dos años con su hermano menor Enrique y su esposa Meghan, una señal de que la muerte de Isabel podría ayudar a sanar una ruptura entre los hijos de Carlos.

El féretro de roble de Isabel, cubierto con el estandarte real de Escocia y con una corona de flores en la parte superior, ha permanecido en el salón de baile del castillo de Balmoral, su casa de verano en Escocia, donde falleció el jueves.

El domingo será conducido en un auto fúnebre a través de remotas aldeas de las tierras altas hasta la capital de Escocia, Edimburgo, durante un viaje de seis horas que permitirá a la gente presentar sus respetos.

A continuación, el féretro será trasladado en avión a Londres el martes, donde permanecerá en el Palacio de Buckingham antes de ser trasladado a Westminster Hall para que repose hasta que se celebre el funeral en la Abadía de Westminster el 19 de septiembre a las 11:00 hora local (1000 GMT).

La muerte de Isabel, la monarca británica más longeva, generó una avalancha de homenajes en todo el mundo. Edificios y monumentos de Europa, América y África se iluminaron con el rojo, el blanco y el azul del Reino Unido.

Carlos, de 73 años, sucedió de manera inmediata a su madre, pero un Consejo de Ascensión se reunió el sábado en St James -el palacio real más antiguo del Reino Unido, construido por orden de Enrique VIII en la década de 1530- para proclamarlo rey.

El consejo -formado por los consejeros privados, cuya función centenaria es asesorar al monarca- incluyó a su hijo y heredero Guillermo, a su esposa Camila y a la nueva primera ministra británica, Liz Truss, que firmó la proclamación de ascensión al trono.

Seis ex primeros ministros, obispos y varios políticos gritaron "Dios salve al rey" cuando se aprobó el anuncio.

"Soy profundamente consciente de esta gran herencia y de los deberes y las pesadas responsabilidades de la soberanía que ahora me han tocado", dijo Carlos. "Me esforzaré por seguir el inspirador ejemplo que se me ha dado".

Más tarde, en la Galería de la Proclamación, un balcón sobre el Friary Court del Palacio de St. James, el Rey de Armas Principal de la Jarretera, David White, acompañado por otras personas vestidas con trajes heráldicos dorados y rojos, leyó la Proclamación Principal, mientras sonaban las trompetas.

Los soldados, vestidos con los tradicionales uniformes escarlata, gritaron "hip, hip, hurra" mientras White pedía tres vivas para el rey.

Centenares de personas a las que se permitió el acceso al lugar, entre ellas niños pequeños a hombros de sus padres, una mujer que llevaba flores y personas mayores en "scooters" de movilidad, observaron el acto.

POMPA REAL

Carlos es el monarca número 41 de una línea que se remonta al rey normando Guillermo el Conquistador, que se hizo con el trono inglés en 1066. Los actos del sábado reflejaron proclamaciones para anunciar nuevos reyes y reinas que se remontan a cientos de años atrás.

Se convirtió en rey y jefe de Estado no solo del Reino Unido, sino también de otros 14 territorios, como Australia, Canadá, Jamaica, Nueva Zelanda y Papúa Nueva Guinea.

Fue la primera proclamación televisada de un monarca y, para la mayoría de los británicos, el primer acontecimiento de este tipo en su vida, ya que Isabel fue la única monarca que han conocido. El propio Carlos tenía sólo tres años cuando ella se convirtió en reina en 1952.

Londres declaró un periodo de luto hasta el funeral de Estado por Isabel, que será festivo. Se espera que asistan líderes de todo el mundo, entre ellos el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que dijo que estaría presente.

La coronación de Carlos tendrá lugar en una fecha posterior, y el calendario aún no está claro. Hubo un intervalo de 16 meses entre el momento en que Isabel se convirtió en reina y su coronación en 1953.

Ya nombró a su hijo mayor Guillermo, de 40 años, como nuevo príncipe de Gales, título que tradicionalmente ostenta el heredero al trono, y a Catalina princesa de Gales, papel que ocupó por última vez la difunta Diana.

La pareja tuvo un enfrentamiento público con Enrique y Meghan, duques de Sussex, después de que decidieron abandonar las funciones reales y trasladarse a California en 2020.

Casualmente, ambos se encontraban en Reino Unido la semana pasada para asistir a unos actos benéficos y ni siquiera se esperaba que vieran a Guillermo... hasta la muerte de su abuela.

Los cuatro estuvieron juntos y charlaron brevemente, aunque parecían bastante incómodos y no pasaron mucho tiempo juntos durante el paseo de 40 minutos que dieron por Windsor tras una invitación de Guillermo a su hermano.

Fue una importante muestra de unidad en un momento increíblemente difícil para la familia, dijo una fuente real.

"MUY EMOTIVO"

Mientras tanto, en Balmoral, los tres hijos menores de la reina -Ana, Andrés y Eduardo- y sus propias familias también hicieron una aparición pública, visitando una iglesia cercana y leyendo los mensajes entre las flores, agradeciendo a la multitud por su apoyo.

La princesa Eugenia, una de las hijas del príncipe Andrés, fue vista secándose las lágrimas y abrazando a su padre.

"Fue un momento muy emotivo, fue muy sentido", dijo Ian Smith, un empresario local. "Fue muy especial que vinieran a reconocernos y que pudiéramos mostrarles nuestro apoyo".

(Reporte adicional de Muvija M, Peter Nicholls y Alistair Smout en Londres y Andrew MacAskill en Balmoral, Escocia; editado en español por Carlos Serrano)