Anuncios

La reunión de ministros de Finanzas del G20 dejará de lado la geopolítica y se centrará en la economía

FOTO DE ARCHIVO: Varias personas caminan junto a una pancarta antes de una reunión de ministros de Asuntos Exteriores, en el marco de la presidencia brasileña del grupo de economías avanzadas G20, en la favela Rocinha de Río de Janeiro

Por Andrea Shalal, Bernardo Caram y Leika Kihara

SAO PAULO/BRASILIA/TOKIO, 26 feb (Reuters) - Con sus países profundamente divididos por los ataques de Israel contra Gaza, los responsables de finanzas del Grupo de las 20 principales economías están dispuestos a dejar de lado la geopolítica y centrarse en cuestiones económicas mundiales cuando se reúnan esta semana en Sao Paulo, Brasil.

Brasil, deseoso de garantizar una sesión productiva en la que se alcance un consenso sobre las prioridades económicas clave, ha propuesto una declaración de clausura mucho más breve que en los últimos años, una medida ya negociada con otros miembros, según una fuente del gobierno brasileño y otra fuente familiarizada con el borrador.

El país sudamericano es el actual presidente del G20.

El último borrador, aún en fase de finalización, menciona los riesgos de la fragmentación global y los conflictos en términos generales, pero omite cualquier referencia directa a la invasión rusa de Ucrania o a la guerra entre Israel y Gaza, dijeron las fuentes.

Funcionarios de finanzas y banqueros centrales de Estados Unidos, China, Rusia y las otras mayores economías del mundo se reunirán en Sao Paulo para revisar la evolución económica mundial en un momento de desaceleración del crecimiento, las crecientes tensiones de las cargas de deuda récord, y las preocupaciones de que la inflación aún no puede ser controlada, que están manteniendo altas las tasas de interés.

El Fondo Monetario Internacional afirmó el mes pasado que habían aumentado las posibilidades de un "aterrizaje suave" en el que la inflación caiga sin desencadenar una dolorosa recesión mundial, pero advirtió de que el crecimiento global y el comercio mundial seguían siendo inferiores al promedio histórico.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia hace casi exactamente dos años sacudió al G20, dejando al descubierto las fisuras que existían desde hacía tiempo en el seno del grupo y frustrando los esfuerzos de los funcionarios del G20 por alcanzar un consenso sobre una declaración final, o comunicado, tras sus reuniones.

India e Indonesia, que ocuparon la presidencia del G20 antes que Brasil, optaron por redactar declaraciones resumiendo las áreas de acuerdo y señalando las voces discrepantes -en concreto, Rusia-, pero incluso eso podría resultar difícil dadas las amargas divisiones en torno a la guerra de Gaza, que dura ya cuatro meses.

La guerra estalló cuando los ministros se reunieron por última vez en octubre en Marrakech, Marruecos, intensificando las divisiones entre Estados Unidos y sus aliados occidentales, y los países no occidentales del G20.

Brasil quiere centrar los debates de esta semana en acabar con la desigualdad, reformar la fiscalidad internacional, abordar las dificultades de la deuda soberana y trabajar por el desarrollo sostenible.

Las reformas de los bancos multilaterales y la financiación de la lucha contra el cambio climático ocuparán un lugar más destacado en las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial que se celebrarán en Washington en abril, según la fuente brasileña.

Un funcionario del G7 dijo que la declaración sería probablemente "concisa y ambigua, mencionando sólo los asuntos en los que no hay discrepancia".

La Secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, tiene previsto subrayar la importancia del organismo del G20, destacando los esfuerzos de colaboración para hacer frente a retos mundiales como la deuda soberana y la pandemia del COVID-19, dijo un alto funcionario estadounidense.

Una cuestión sin resolver es hasta qué punto Estados Unidos, Japón y Canadá prevalecerán a la hora de exigir una mención de los impactos económicos de los conflictos geopolíticos en el comunicado, dijo el primer funcionario brasileño.

Pero el fracaso de los ministros de Asuntos Exteriores del G20 a la hora de incluir el tema envió una fuerte señal, dijo el funcionario.

"El resultado de la reunión de sherpas refuerza nuestro entendimiento de que el tema (de la geopolítica) no debe incluirse en el comunicado".

(Reporte de Andrea Shalal en Sao Paulo, Bernardo Caram en Brasilia y Leika Kihara en Tokio; Editado en Español por Ricardo Figueroa)