1 / 15

Así fue el encuentro de Donald Trump y Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá

REUTERS/Kevin Lamarque

Así fue el encuentro de Donald Trump y Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá

Redacción Noticias

En medio de las tensiones por la insistencia de Donald Trump en construir un muro fronterizo que quiere hacer pagar a México, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la política migratoria del presidente de Estados Unidos, todas las miradas estaban puestas en la reunión con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Y el encuentro no defraudó, al menos a los más suspicaces.

El presidente saludó a Trudeau con un fuerte apretón de manos al llegar a la Casa Blanca, y ya dentro posaron en silencio ante la prensa hasta que Trump le sugirió volver a estrechar las manos para las cámaras. La reacción del joven y apuesto premier canadiense no fue inmediata, y muchos se apresuraron a leer falta de entusiasmo y hasta resignación en la peculiar expresión de su rostro.

El saludo de Trump ha sido la comidilla de las redes sociales después del momento incómodo que protagonizó con el primer ministro de Japón Shinzo Abe en un apretón de manos durante su visita a Washington este fin de semana.

Trump malinterpretó un pedido de Abe, quien recomendó mirar a las cámaras. Trump entendió “mírame a mí”. Y comenzó a mirarlo fijo, con una amplia y tensa sonrisa. El saludo duró casi 19 segundos.

Los desafíos de la mujer trabajadora

Trump y Trudeau participaron en una mesa redonda en la Casa Blanca con líderes empresariales y emprendedoras, donde anunciaron la creación de un comité bilateral para abordar los desafíos de las mujeres en el ámbito laboral y cómo aumentar su participación en la economía.

Al lado de Trudeau estaba sentada Ivanka Trump, quien durante la campaña ayudó a su padre a promover un plan de exenciones fiscales para hacer más asequibles el cuidado infantil y las guarderías.

La hija mayor de Trump, que mantiene una relación muy cercana con su padre, todavía no tiene un cargo oficial en el nuevo Gobierno.

Trudeau, de 45 años, y Trump, de 70, son polos opuestos. Trudeau es un político liberal que defiende el libre comercio y ha recibido a 40.000 refugiados sirios. Se define como feminista y su gobierno está compuesto al 50% por mujeres.

Por su parte, Trump tiene a pocas mujeres en su equipo de gobierno. Ha adoptado una postura proteccionista en lo relativo al comercio y quiere frenar la entrada al país de migrantes y refugiados.

Esta es la primera reunión bilateral entre los líderes desde que Trump asumió la presidencia el pasado 20 de enero.

Renegociación del TLCAN

Trump alabó el lunes la “extraordinaria” relación comercial entre Estados Unidos y Canadá, y dijo que él solo hará “retoques” en el futuro.

“Vamos a hacer ciertas cosas que van a beneficiar a ambos países. Es una situación mucho menos severa que lo que está ocurriendo en la frontera sur”, precisó Trump.

Los comentarios fueron recibidos positivamente por el primer ministro canadiense, quien vino a EEUU para tratar de asegurarse de que Canadá no se verá afectada en las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte por las que Trump ha propugnado.

En Canadá, tanto conservadores como liberales consideran que el TLCAN, puesto en vigor en 1994, ha sido clave para el bienestar del país al multiplicar las relaciones comerciales entre Ottawa y Washington hasta convertirlos en los dos mayores socios comerciales del mundo.

El tema migratorio

Si bien los dos líderes recalcaron los intereses que tienen en común, sus posturas opuestas también se manifestaron. En respuesta a preguntas de reporteros, Trump defendió sus órdenes presidenciales sobre refugiados e inmigrantes, diciendo que “no podemos dejar entrar a la gente inapropiada”. Trudeau, por otro lado, dijo que Canadá continúa “procurando políticas de apertura”.

Trudeau luego resaltó que ha habido momentos en que los dos países “han tenido diferencias sobre la manera de abordar asuntos”. Pero dijo que “lo último que los canadienses esperan es que yo venga y le diga a otro país cómo deben de gobernarse a sí mismos”.

Trudeau trajo un regalo personal para su anfitrión, una foto de Trump con el padre de Trudeau, el fallecido ex primer ministro Pierre Trudeau.

Trump dijo que conoció y respetó a Pierre Trudeau y que guardaría la foto en un “lugar muy especial”.

Elaborado con reportes de CATHERINE LUCEY y ROB GILLIES para la AP y de la agencia EFE.