El board del FMI se reunirá para discutir la negociación con la Argentina

·4  min de lectura
Foto tomada el 5 de abril de 2021 en la sede del Fondo Monetario Internacional en Washington. (AP foto/Andrew Harnik)
Foto tomada el 5 de abril de 2021 en la sede del Fondo Monetario Internacional en Washington. (AP foto/Andrew Harnik)

WASHINGTON.- El staff del Fondo Monetario Internacional (FMI) informará mañana al Directorio Ejecutivo sobre el estado de las discusiones con el Gobierno en busca de un acuerdo para refinanciar la deuda por 44.000 millones de dólares que tomó la administración de Mauricio Macri en medio del fuerte hermetismo y la tensión que ha acompañado en los últimos días a la negociación por la deuda.

El staff informará al board en una “reunión informal”, fuera del calendario oficial, que se realizará de manera virtual a las 8 de la mañana en Washington, indicó las agencias de noticias Bloomberg. El FMI declinó a confirmar o desmentir el encuentro. “Estamos cerca. A full, avanzando. Falta todavía”, indicó a LA NACION una fuente oficial argentina al ser consultada sobre la reunión.

La eventual cita del board anticipada por Bloomberg ofreció una señal nítida en medio de un torbellino de trascendidos y especulaciones sobre los avances de las discusiones entre el Fondo y la Argentina, y las dudas acerca de si el Gobierno concretará mañana o no un pago por más de 700 millones de dólares. Ese dilema, que profundizó el derrape de los bonos y la escalada del dólar blue en los últimos días, dejó al descubierto una vez más la grieta que divide al oficialismo respecto del tratamiento de la deuda con el organismo, y tensó aún más una discusión a la que pocos le ven a esta altura un desenlace saludable, aun cuando termine en un acuerdo.

El pico de dramatismo que tocó en las últimas horas la telenovela de la discusión con el Fondo, que lleva ya más de dos años, fue seguida con una mezcla de expectativa y preocupación por inversores, analistas y exfuncionarios del Fondo, quienes ven que la estrategia que ha venido mostrando el Gobierno –en particular la posibilidad de caer en mora con el organismo– ha sido muy riesgosa para una negociación que ha avanzado a los tumbos en un entorno de incertidumbre, hermetismo, mensajes políticos contradictorios y varios picos de estrés en los mercados.

“Como estrategia de negociación, es muy peligroso”, indicó una fuente que conoce el Fondo en Washington, al hablar de un eventual impago con el organismo. “Es tensar la cuerda demasiado. Sería completamente contraproducente para las negociaciones, se haría mas difícil porque todo el mundo sabe que pueden pagar. Si dijeras que es un pago de 5000 millones, bueno, pero no lo es. Lo pueden pagar. Si no lo hacen es porque creen que ganan poder de negociación”, completó.

En el entorno de Alberto Fernández vivieron las últimas horas con ansiedad y optimismo. El ministro de Economía, Martín Guzmán, estuvo en contacto permanente con el staff del Fondo, que acorde a su filosofía mantuvo un férreo silencio de radio sobre las negociaciones con la Argentina. El Palacio de Hacienda difundió anoche una foto de Guzmán en y el representante del Cono Sur ante el board, Sergio Chodos, en el despacho del ministro. “Seguimos trabajando”, dijo Guzmán en la imagen publicada en Instagram.

Las últimas señales de la negociación llegaron luego de horas gastadas en las dudas por los próximos movimientos del Gobierno. Desde el ala dura del Frente de Todos se le dio aire a la posibilidad de caer en mora, una movida que, si bien no acarrea un efecto legal inmediato, gatilla un proceso en el Fondo, y tiene un impacto en los mercados, tal como quedó en evidencia en los últimos días con la escalada del dólar blue. Héctor Torres, exdirector en el Fondo, diferenció las consecuencias de un “default con portazo”, más serio, y un “default con beso”, con mensajes que marquen un avances y compromiso en la negociación y apunten a un eventual acuerdo. Aunque serían escenarios diferentes, Torres remarcó que un default siempre es serio y conlleva un costo.

“Negociar desde un default, por mas que sea beso o portazo, es mucho mas complicado. Tu escenario interno se complica, te convertís en un país muy vulnerable. Si vos tuvieras dólares en un banco argentino, yo estoy seguro que correrías a sacarlos. La brecha cambiaria se cerraría por las malas, sin que el Fondo te lo pida. Va a ser totalmente insostenible”, advirtió Torres.

Pese a los aparentes avances, en Wall Street se recogen frustración y críticas al enfoque del Gobierno, y prevalece la idea de que, aun si la telenovela termina en un acuerdo, la economía seguirá mal.

“Haya acuerdo o no haya acuerdo con el Fondo, las cosas van a seguir mal. Obviamente en un caso van a seguir bastante peor. No es que se van a poner bien. Si hicieran un acuerdo con un plan, sería otra cosa”, dijo Diego Ferro, de M2M Capital.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.