Anuncios

Retrata Párvulos a adolescentes que luchan contra infección global

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 21 (EL UNIVERSAL).- ¿El fin del mundo? Mientras varios cineastas ponen como factor a una raza alienígena o el probable choque de un gran asteroide, al igual que un conflicto bélico, Isaac Ezban cree que el acabose de la humanidad puede provenir de alguna infección.

Y no fue algo que haya maquinado a raíz de la pandemia del Covid-19, la cual según datos de la Organización Mundial de la Salud, provocó en tres años cerca de 15 millones de muertes, sino que el cineasta mexicano escribió su historia hace casi una década.

"Párvulos", actualmente en rodaje, se sitúa en un periodo post apocalíptico y son unos hermanos los que lucharán por guardar un secreto en el sótano de su cabaña en medio del bosque y salvarán a la humanidad.

"Son tres niños que han tenido que crear su propio mundo, su propio microcosmos, para poder enfrentarse a un peligro, a algo grave y grande", indica Ezbán, durante receso de la filmación.

Si en "Mal de ojo", su más reciente cinta, echó mano de una bruja que guarda su piel y chupa la sangre de niños, y en "Los parecidos" tejió sobre un raro fenómeno donde todas las personas son iguales, aquí añade el tema de criaturas o infectados, que nadie sabe bien de dónde salieron.

Lo que sí es notorio es que los niños pueden encontrar a gente en estado de descomposición por donde caminan, al tiempo que tratan de sobrevivir solos, ante la ausencia de sus padres, a quienes quizá no vuelvan a ver.

"Es una película coming of age, del paso a la madurez, que tiene como referencias películas como 'El señor de las moscas' o la de 'El espinazo del diablo', de Guillermo del Toro. Siempre me ha gustado el género para reflexionar sobre lo humano y aquí es sobre una familia, sobre la importancia de mantenerla unida e intentar salvarla", indica.

"Aquí los niños traen armaduras, según ellos, para protegerse de las amenazas, pero las hacen con muñecos, cascos, algo de tubos, platos, hay cierta ingenuidad, pero es cierto que eso los blinda del mundo física y metafóricamente", agrega Ezban.

Debutantes

Los nóveles Mateo Ortega, de nueve años; Leonardo Cervantes, de 12, y Félix Farid, de 18, interpretan a los personajes centrales que prácticamente tienen nula interacción con otras personas "normales".

"Hay que cuidarnos mucho de esos seres", comenta Leonardo, misterioso, pues cualquier detalle puede revelar más de lo que se debe de la historia.

Una cabaña a unos 20 minutos del parque de La Marquesa, en el Estado de México, es la locación eje de la historia. Adelle Achar, diseñadora de producción, es la responsable de acondicionar el lugar con decenas de juguetes, dibujos infantiles en muebles y, por supuesto, la creación de los trajes de protección.

El año pasado el corto en que colaboró, "UNHEIMLICH", ganó en el prestigioso festival de cine de Sitges, considerado el más importante en el mundo del horror, terror, ciencia ficción y fantasía.

"Era tener un balance entre el peligro que se vive y el de que ellos siguen siendo niños. Le quiero dar un lado tierno y conmovedor. Hay momentos donde celebran la Navidad o hacen karaoke, es una manera de hacerse más fácil la situación tan difícil en la que están", destaca la creativa.

"Hay referencias como Gummo de Harmony Korine, que son niños que viven en suburbios de EU muy pobres y viven un poco entre basura y otras como Donde viven los monstruos, porque nos interesaba que los niños no vistieran normal", agrega.

"Párvulos" es producida por Maligno Warehouse y RED ELEPHANT FILMS, en colaboración de Corazón Films, compañía última que también tendrá la distribución para el próximo año.

"Es una historia distópica, post apocalíptica. Todos los cineastas que admiro han hecho películas sobre el fin del mundo, ya es tiempo de la mía", concluye.