Reseña “The Suicide Squad”: Una capirotada absurdamente divertida

·5  min de lectura
Reseña “The Suicide Squad”: Una capirotada absurdamente divertida
Reseña “The Suicide Squad”: Una capirotada absurdamente divertida

Confeti enfermizo, poesía marina e indigesta con ratas, tiburón en bermudas y un sujeto con brazos desmontables. Seguramente jamás imaginaste que una película con estos elementos se convertiría en una realidad y mucho menos en un éxito que funciona a la perfección, pero ese es el caso de “The Suicide Squad”.

La irreverente nueva entrega de DC Comics a cargo de James Gunn ha sido una verdadera explosión colorida de matices que van desde lo divertido hasta lo imposible y lo emotivo, pasando en el transcurso por toneladas de acción, lenguaje soez y una exposición ultraviolenta de escenas que te dejarán boquiabierto.

En la trama seguimos a los villanos más peligrosos de la prisión de Belle Reeve, cuya dirigente, Amanda Waller, les ha obligado a enlistarse en una misión suicida, si se niegan ella solo deberá apretar un botón y sus cabezas volarán en mil pedazos.

Los delincuentes se abocan entonces a cumplir con su objetivo y viajan a la Isla de Corto Maltese para acabar con una insurrección guerrillera y eliminar un proyecto peligroso conocido como Starfish. En el camino deberán cuidarse las espaldas no solo de los soldados enemigos sino hasta de sus propios compañeros, pues cada uno tiene motivaciones ocultas y aprovechará la más mínima oportunidad para escaparse o rebelarse.

El equipo de Task Force X está conformado por los sujetos más improbables que te puedas imaginar, cada uno con habilidades letales y uno que otro con un poder inútil y realmente desopilante que le dará a la cinta un boost de adrenalina y risas muy estúpido en el buen sentido.
Durante sus dos horas de duración disfrutarás de un humor negro y descarado con situaciones fuera de serie que te harán escupir la soda. Lo burdo y poco en serio que se toman el argumento a propósito es una invitación a una fiesta a la que todos desean asistir.

Del elenco tenemos que decir que es increíble. Todos y cada uno de ellos ha logrado una sinapsis perfecta de interacción con sus colegas donde las ocurrencias e improvisaciones están a la orden del día. Si bien es cierto que algunos diálogos parecen forzados a hacerte reír cuando en realidad no tienen tanto peso, la mayoría encuentra su cauce, especialmente en el terreno situacional e involuntario.

Margot Robbie sin dudas es una de las jugadoras más valiosas de “The Suicide Squad” pues Harley Quinn está desatada y muestra más facetas de su loca personalidad con frenesís enfermizos e impulsivos que nos recuerdan que se trata de una delincuente con varios tornillos zafados, aunque últimamente más orillada a ser una anti heroína dada su popularidad mundial. Sus secuencias de acción recuerdan mucho a ese tono circense que se le otorgó en sus primeras apariciones con acrobacias y volteretas. Ella fue la que portó también los mejores vestuarios, especialmente un vestido rojo al estilo latino con flores. El escucharla decir “gracias” con acento español es la cereza sobre el pastel.

Otra de las MVP’s fue la actriz portuguesa Daniela Melchior, que sin dudas se convertirá en una de las favoritas de los fans, pues tras unas breves apariciones de “Ratchatcher 2” logramos conectar inmediatamente con ella. Irónicamente a pesar de ser un personaje secundario es la que a momentos logra robarse el show y tiene mejor desarrollo que el resto ya que conocemos su origen y sus profundos sentimientos.

La capirotada se engalana con la presencia de Idris Elba como “Bloodsport” y expone los grandes dotes que tiene como líder con un carácter imponente, pero con un aire paternal. Su contraparte, “Peacemaker” (John Cena), con quien hace una competencia de killstreak, funciona bien en la fórmula de ‘friendemies’ y que conforme la historia avanza se torna en algo diferente y serio yendo más allá.

No podemos olvidar la inclusión de Rick Flag (Joel Kinnaman) quien le da su balance al equipo, Polka Dot Man (David Dastmalchian) que tendrá el padecimiento más raro de todos y la añadidura al cóctel de los latinos Alice Braga y el gran actor mexicano Joaquín Cosío quien tiene un papel antagónico.

Los veteranos actores Michael Rooker, Peter Capaldi y Sylvester Stallone le dan solidez al reparto; este último interpreta a Nanaue el “Rey Tiburón” que se convertirá en un entrañable e inocente sujeto amado por todos y te hará olvidarte de su peligrosa apariencia para querer darle un abrazo a pesar de que su bocadillo favorito sean los humanos.

El viaje de “The Suicide Squad”, en esta reinvención que supera con creces a su antecesora, fue tremendamente satisfactorio. No obstante, no todo es perfecto. Al argumento le falta originalidad y más giros de guion que generen sorpresa (más allá de que algunos miembros del equipo mueran inesperadamente), su destino se vislumbra a kilómetros y a momentos la misión se siente vacía cuando no hay demasiado en juego o consecuencias irreversibles.

La falta de seriedad llega a cobrar factura en los instantes íntimos y emotivos que son muy pocos; pero hay uno en particular que logra salvar la cruzada ya en la recta final, sacando la mano del agua cuando parece tambalearse y regalándonos algo icónico en esta espiral mega divertida con vísperas a ser una saga mejor que la que del propio Superman o Batman.

Mi calificación final para “The Suicide Squad” es de 8.8
La entrega se estrena el próximo viernes 6 de agosto en cines.

Video Relacionado: Tráiler 3 The Suicide Squad

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.