Anuncios

Reportan grave pero estable a menor herida de bala en la cabeza

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., mayo 24 (EL UNIVERSAL).- La menor Montserrat "N", lesionada de un balazo en la cabeza por un agente de la Policía Estatal de Tránsito, fue reportada "grave pero estable"; mientras familiares exigen justicia "porque los policías deben estar para cuidarnos y no para dispararle a una menor de edad", reclamaron.

El parte médico indicó que la menor de 9 años continúa en el área de urgencias pediátricas del hospital general "Dr. Jesús Gilberto Gómez Maza" en Tuxtla Gutiérrez, donde ingresó la noche del pasado domingo con diagnóstico de "traumatismo craneoencefálico severo en región occipital".

Este miércoles se estableció que el estado de salud de la niña se reporta "grave pero estable", después de recibir atención oportuna con apego al protocolo para ese tipo de emergencia.

El agente adscrito a la Policía Estatal de Tránsito acusado de disparar a Monserrat "N" fue trasladado y puesto a disposición ministerial para esclarecer los hechos y deslindar responsabilidades, informó la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

La dependencia de seguridad estatal precisó que el elemento que disparó huyó del sitio y continúa su búsqueda para ponerlo también a disposición de las autoridades.

Los hechos fueron cometidos la noche del domingo en la colonia Flor de Mayo de Tuxtla Gutiérrez, en los cuales intervinieron dos uniformados, identificados como Samuel "N" y Francisco "N", quienes no estaban en servicio por hallarse "en horario de franquicia".

De acuerdo con versiones, el padre de la niña y los dos hermanos agentes han tenido diferencias "de tiempo atrás". La tarde del domingo la familia de la menor iba a misa "cuando se encontraron y discutieron".

Uno de los agresores, en presunto estado de ebriedad, se internó en su vivienda y sacó un arma de fuego, con la que apuntó y disparó al padre, "quien se hizo a un lado, por lo que la bala se impactó en la cabeza de la menor que estaba atrás de él".

De inmediato el agresor huyó del lugar de la agresión, su hermano fue retenido por la población y entregado a la policía; enseguida fue puesto a disposición ministerial.

Uno de sus familiares dijo que la exigencia "es que se haga justicia, porque los policías deben de estar para cuidarnos y no para dispararle a una menor de edad".

Señalo que los médicos esperan que disminuya la inflamación de Monserrat para operarla.

"La petición a la autoridad es justicia, porque es un policía quien le hizo eso a una menor de edad", puntualizó el familiar.

La Secretaría de Seguridad aseguró en un comunicado que no habrá tolerancia a ninguna conducta indebida de cualquier elemento de esa institución.

Se trabaja, agregó, "en total coadyuvancia con la autoridad competente que encabeza la investigación para que se esclarezcan los hechos y "la conducta indebida no quede impune" en el caso de la menor.