Las repercusiones del mandato europeo para cargadores universales

·5  min de lectura
La Unión Europea ha anunciado un mandato que obligará a todos los dispositivos portátiles nuevos, como teléfonos inteligentes, auriculares y teclados inalámbricos, a utilizar un cargador común para 2024. (Glenn Harvey/The New York Times)
La Unión Europea ha anunciado un mandato que obligará a todos los dispositivos portátiles nuevos, como teléfonos inteligentes, auriculares y teclados inalámbricos, a utilizar un cargador común para 2024. (Glenn Harvey/The New York Times)

Casi todos tenemos diferentes tipos de cargadores para cargar nuestros dispositivos. Eso es porque muchos productos, como los teléfonos de Apple y las computadoras Microsoft Surface, se enchufan con cables que utilizan conectores únicos.

Es probable que esa situación esté por terminar.

Este mes, la Unión Europea anunció un mandato que obligará a todos los dispositivos portátiles nuevos, como teléfonos inteligentes, auriculares y teclados inalámbricos, a utilizar un cargador común para 2024. Dos años después, las mismas normas se aplicarán a las computadoras portátiles nuevas.

Aunque la ley se aplicará solo en Europa, podría afectar a los consumidores de todo el mundo, pues es muy probable que a las empresas tecnológicas les resulte costoso fabricar productos con una tecnología de carga diferente solo para los países europeos.

La legislación, que según los reguladores disminuirá los residuos electrónicos, parece dirigida contra Apple, cuyos iPhones, iPads y Macs utilizan una variedad de tecnologías de carga. Apple, que no quiso hacer comentarios, envió una carta a la Comisión Europea en noviembre en la que expresaba su oposición al mandato, argumentando que frenaría la introducción de nuevas tecnologías de carga. Terence Zakka, portavoz de la comisión, afirmó que la legislación podría actualizarse rápidamente para garantizar que se adapte a las nuevas tecnologías.

El punto es que, no importa dónde vivas, la mayoría de los dispositivos que compres en los próximos años probablemente incluirán un puerto de carga conocido como USB-C. El cambio podría ser una transición frustrante para muchos y tal vez con mayor intensidad para los clientes de iPhone que han coleccionado cables y accesorios que utilizan el conector Lightning (patentado por Apple) desde su introducción hace una década. No será tan práctico usar esos productos cuando el mandato entre en vigor y la gente comience a comprar productos nuevos que carecen de conexiones Lightning.

Así que hay que prepararse para esta transición a fin de evitar desperdicios. Te damos algunos consejos de qué puedes hacer.

Asegura tus cargadores contra el futuro

En primer lugar, hablemos del USB-C; es ese conector ovalado que funciona con muchos teléfonos Android y computadoras portátiles modernos. No es lo mismo que el conector rectangular plano Lightning de Apple o el voluminoso conector rectangular USB, que es una tecnología más antigua llamada USB-A.

La ley europea exige que todos los dispositivos usen USB-C para 2026, así que habrá que pensar en cómo incorporar ese conector en los productos que utilicemos para recargar nuestros dispositivos, incluyendo los transformadores y los cables.

Cuando compres un transformador que se enlace con tu computadora o teléfono a través de un cable, asegúrate de adquirir uno que tenga el puerto USB-C ovalado. Eso le permitirá al transformador aceptar un cable de alimentación USB-C que se conectará a tus futuros teléfonos o computadoras.

Muchos teléfonos y computadoras Android ya usan cables de alimentación USB-C, así que no hay problema si ya usas esos. Pero digamos que tienes teléfonos Apple, los cuales utilizan el conector Lightning. Si tu cargador Lightning para tu iPhone se rompe, seguirá siendo buena idea comprar un cable de repuesto porque esos cables son relativamente baratos. Los cables Lightning de alta calidad de terceros cuestan tan solo 15 dólares. La apuesta más segura es comprar un cable Lightning con un conector USB-C en el otro extremo, para asegurarte de que se conectará a tu próxima laptop o transformador.

Otra opción es optar por la carga inalámbrica, sugirió John Bumstead, propietario de RDKL Incorporated, una empresa que vende hardware de Apple reacondicionado. La mayoría de los teléfonos inteligentes modernos, incluidos los iPhone y los Galaxy de Samsung, funcionan con una nueva tecnología de carga inalámbrica conocida como inducción magnética, la cual utiliza una corriente eléctrica para generar un campo magnético y crear un voltaje que alimenta el dispositivo sin necesidad de enchufar un cable.

Los cargadores inalámbricos vienen en muchas formas, como, por ejemplo, alfombrillas y bases. Dado que no es necesario conectarlos a un puerto del teléfono, ahora es el momento propicio para que consideres usar los cargadores inalámbricos.

Evita los accesorios caros con Lightning

Un dilema más complicado es la compra de accesorios como teclados y ratones, según Bumstead. Algunos productos nuevos, como el Magic Keyboard de 200 dólares de Apple o su Magic Trackpad de 150 dólares, vienen con puertos Lightning.

Sería prudente esperar un par de años para las futuras versiones de esos productos, opinó Bumstead. Eso es porque una vez que el mandato USB-C entre en vigor, resultará una molestia llevar un cable USB-C para el teléfono y la computadora y un cable Lightning para el teclado o el ratón. Será más conveniente llevar un solo cable que cargue todo. Ese es precisamente el objetivo de la ley europea.

Aun así, cuando dentro de unos años todos los equipos usen el mismo tipo de conector, eso no significará que tengas que descartar tus dispositivos que usan conexiones exclusivas. Una opción para hacer más cómodo el uso de estos es comprar un adaptador, como una llave que permita que un conector Lightning acepte una conexión USB-C, dijo Bumstead. De esta manera, si nada más tienes un dispositivo que utiliza un conector Lightning, puedes utilizar el adaptador o llave para seguir conectando ese dispositivo con un cable USB-C.

Pero las llaves son una solución poco elegante, porque son diminutas y fáciles de perder, así que es mejor no comprar accesorios con conexiones exclusivas. Mejor opta por los que vienen con puertos USB-C.

En conclusión

Con un poco de previsión, esta transición no será tan terrible. El USB-C es una tecnología sólida que permite cargar rápidamente los dispositivos. Y como muchos productos ya utilizan un conector USB-C, la mayoría de nosotros ya tenemos muchos de estos cables, dijo Jeff Ravencraft, el presidente del USB Implementers Forum, una organización de estándares que trabaja con empresas como Apple, HP y Microsoft para desarrollar la tecnología USB.

“Este tren ya partió de la estación”, declaró Ravencraft. Añadió que el USB-C se diseñó para que tuviera una vida útil prolongada, lo que significa que debería de seguir siendo una tecnología útil en 2026, cuando la ley entre plenamente en vigor.

© 2022 The New York Times Company

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.