Anuncios

Un remedio casero para curar ampollas de los pies, según las bailarinas de ballet

Quienes practican la disciplina de la danza clásica sufren una gran cantidad de lesiones en una de sus principales herramientas de trabajo: sus pies. TikTok ha sido la plataforma donde profesionales del ballet han compartido cómo lucen sus pies tras largas jornadas de ensayos y del uso intensivo de zapatillas de punta, y han dejado saber una extraña medida que toman para tratar las imbatibles ampollas producidas por fricción de la piel, las cuales son cosa de todos los días.

En publicaciones como el de la usuaria de TikTok @emilygs98 se aprecia el estado de sus pies: “el verdadero balletcore” escribió, esto como respuesta a una tendencia de la moda llamada así por llevar vestimentas inspiradas en los vestuarios de danza clásica.

Por su parte, la bailarina @korydancer también compartió una serie de videos donde muestra las ampollas que le salieron luego de ensayar y las medidas que ella toma para reducir el dolor que producen.

Pero entre varios, uno de los remedios para tratar ese tipo heridas llama la atención el cual fue compartido por @surlapointepy, quien junto a una compañera contó que ellas rompían un huevo y de la cascara sacaban una membrana que envolvían sobre la ampolla previamente reventada, lo cual hacía que la ampolla estuviera seca al día siguiente. Y aunque parezca increíble no es la única que confía en este consejo, tal como dejó ver @yemijum26 quien se mostró dispuesta a intentarlo.

De hecho, la empresa noruega Biovotec AS y su socio irlandés Fitnesse Medical Ltd han logrado transformar la membrana de cáscara de huevo procesada en un nuevo apósito para heridas, que puede acelerar la tasa de cicatrización y reducir los costes de asistencia sanitaria, a través de una investigación financiada por la Unión Europea.

“La membrana de la cáscara de huevo inicia el proceso de cicatrización gracias a toda una serie de propiedades que favorecen la formación «de novo» de tejido conjuntivo y vasos sanguíneos microscópicos durante el proceso de cicatrización”, señala en un informe difundido en 2015.

Por otro lado, Amparo Parreño Badía, podóloga y fisioterapeuta especializada en danza, explicó en el artículo ‘Lesiones en los pies de bailarina’ los tipos de lesiones que sufren los bailarines: las dermatológicas, que son las ampollas, durezas, uñas negra; las articulares, que menciona que es el famosos juanete; las musculares, que ocurren cuando se realizan movimientos bruscos en los gemelos, sóleo o la tibial; las ligamentosas, que podría ser un esguince; las tendinosas, que podría ser una tendinitis en el talón de Aquiles; y las neurovasculares, que ocurren en vasos sanguíneos o nervios.

Parreño Badía indica que con el debido cuidado se pueden retrasar las lesiones y evitar que sean menos graves, por lo que recomienda: “proteger los dedos, curar las heridas de manera adecuaday asegurarnos de que realizamos una buena repartición de cargas en los pies”.

Por su parte, la clínica Mayo señala cómo debe de ser el tratamiento correcto de las ampollas: “la piel intacta sobre la ampolla puede proporcionar una barrera natural contra las bacterias y reduce el riesgo de infección. Cúbrela con un vendaje o un apósito adhesivo de molesquín. Corta un trozo del apósito en forma de dona y coloca la almohadilla de forma tal que rodee y proteja la ampolla. Luego, cubre la ampolla y el apósito con una gasa”, además recomiendan aplicar un ungüento como la vaselina.