Anuncios

Una rehén israelí dice que se encaró con el jefe de Hamás Yahya Sinwar en un túnel de Gaza

FOTO DE ARCHIVO: Yocheved Lifshitz, de 85 años, una abuela israelí que fue rehén en Gaza mira después de ser liberada por milicianos de Hamás, en el Hospital Ichilov en Tel Aviv

29 nov (Reuters) - Una mujer israelí de 85 años, secuestrada por Hamás el 7 de octubre y liberada dos semanas después, dijo que durante su cautiverio vio a Yahya Sinwar, líder de la organización islamista, y le preguntó cómo no se avergonzaba de haber actuado violentamente contra activistas por la paz como ella.

Yocheved Lifshitz, de 85 años, fue trasladada de su casa del kibutz Nir Oz, en Israel, a Gaza. Según dijo al periódico israelí Davar, se enfrentó a Sinwar cuando este visitó a los rehenes en un túnel subterráneo donde Hamás los mantenía cautivos.

"Sinwar estuvo con nosotros tres o cuatro días después de nuestra llegada", dijo Lifshitz al periódico Davar en hebreo. "Le pregunté cómo no se avergüenza de hacer algo así a gente que todos estos años ha apoyado la paz."

"No contestó. Se quedó callado", dijo.

Lifshitz es una activista por la paz que, junto con su marido, ayudó durante años a palestinos enfermos de Gaza a llegar al hospital, según contó su nieto a Reuters. Su marido, Oded, de 83 años, también fue secuestrado en su casa y sigue cautivo.

En declaraciones a la prensa tras su liberación del cautiverio de Hamás el mes pasado, Lifshitz dijo que "vivió un infierno" durante sus dos semanas como rehén en la Franja de Gaza.

Lifshitz fue una de las cuatro mujeres liberadas por Hamás al principio de la guerra. Dijo que la habían golpeado cuando la secuestraron, pero que luego la trataron bien durante sus dos semanas de cautiverio.

Al ser liberada, se volvió para estrechar la mano de un captor enmascarado. Al preguntarle por qué, respondió: "Nos trataron con amabilidad y atendieron todas nuestras necesidades"

(Redacción: Howard Goller, Edición: William Maclean; editado en español por Tomás Cobos)