Regreso de Herro le da un segundo aire a un Heat mermado por lesiones. ¿Cuál es el aporte del joven escolta?

Con un retorno endemoniado, luego de perderse 18 partidos consecutivos por lesión en el tobillo derecho, Tyler Herro confía mantener ese gran impulso en el choque del Heat (16-12) contra los Hawks de Atlanta (12-15), el viernes (8 p.m. TV: Bally Sports Sun. Radio: WQAM 560, WAQI 710, con José Pañeda y Joe Pujala en español) en el Kaseya Center, en Miami.

Herro viene de anotar 25 puntos a los Timberwolves de Minnesota (20-6), el equipo con mejor récord de la Conferencia Oeste de la NBA, el lunes pasado, y 28 unidades en la victoria 115-106 contra el Magic (16-10), líder de la División Sureste, la noche del miércoles en Orlando.

“Ocurre que el Heat tiene muy buenos atacantes y en el triunfo sobre el Magic, equipo que ha evolucionado mucho, siete de nosotros terminamos con doble dígitos”, explicó el joven escolta.

“Yo por mi parte busco el aro desde todas partes”.

Miami abrirá contra Atlanta dos partidos en casa. El Día de Navidad, el 25 de diciembre (8 p.m.), recibirá a los 76ers de Filadelfia y tres días después enfrentará a los Warriors de Golden Gate en San Francisco, en el inicio de una gira de cinco encuentros.

Se trata de un calendario riguroso para un Heat que ha sido asolado por las lesiones. El trío de oro compuesto por Herro, Jimmy Butler y Bam Adebayo solo ha jugado junto en siete de los 28 partidos que lleva el equipo en lo que va de la campaña.

Adebayo perdió 10 desafíos debido a un problema en la cadera y Butler estuvo ausente en cinco, tres de ellos por lesión, una por descanso y otra por razones personales.

Pese a todos estos inconvenientes, el entrenador Eric Spoelstra se muestra tranquilo y más que satisfecho porque ha podido capear la tormenta.

“Me siento muy contento debido a la profundidad de nuestro plantel”, explicó Spoelstra.

“Diferentes jugadores son capaces de ingresar y contribuir a la victoria en jornadas distintas. Uno necesita ambas cosas”.

Por su parte, Adebayo afirmó que esta situación no le extraña porque ya la han vivido y han sabido salir airosos.

“Hemos tenido altibajos a lo largo de la temporada y lo mismo ocurrió el año pasado”, afirmó Bam.

“Sabemos que vienen días brillantes y que siempre tenemos la oportunidad de ganar. Contamos con un grupo humano que pese a sufrir bajas, se repone y logra victorias”.

La factura de lesionados resulta alta para el conjunto de Miami.

En 16 oportunidades ha jugado con diferentes titulares en los 28 partidos de la temporada.

El miércoles en Orlando no fue distinto y hubo un grupo abridor nuevo: Jaime Jáquez Jr., Caleb Martin, Adebayo, Herro y Kyle Lowry.

La última vez que se enfrentó con los Hawks, el 11 de noviembre pasado en Atlanta, el Heat también estaba diezmado por las lesiones y pese a ello supo sacar una victoria 117-109.

En aquella oportunidad, Jáquez Jr. aportó 20 puntos, la mayor cifra en la carrera del novato en la NBA, y Adebayo coló 26.

Era la primera vez que el Heat jugaba sin Herro, quien se había lesionado en el partido anterior contra en Memphis en el triunfo 108-102, el 8 de noviembre.

Tampoco en Atlanta pudo jugar Butler y Spoesltra dijo en la conferencia de prensa antes del partido que los reemplazantes estaban listos y dispuestos a llenar el vacío dejado por los ausentes.

Esa historia que ocurrió el mes pasado se repite ahora y el Heat tiene la misma disposición para afrontar las adversidades.

“Poseemos una gran continuidad por eso no me preocupa cuando tengo que lidiar con la falta de jugadores en los partidos”, afirmó Spoelstra.

“El asunto es desarrollar consistencia en nuestra identidad”.