Recuperan 10 hectáreas en poder de refresquera de Oaxaca

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., septiembre 10 (EL UNIVERSAL).- La comunidad zapoteca de San Bartolo Coyotepec, ubicada en la región de los Valles Centrales de Oaxaca, recuperó las primeras 10 de 15 hectáreas de tierras ocupadas ilegalmente por la refresquera Gugar, la cual fue expulsada de su territorio por decisión de la Asamblea Comunitaria, bajo el argumento de la explotación de su agua.

La entrega de estas tierras fue atestiguada por el gobernador Alejandro Murat, quien dirigió unas palabras a los habitantes y reconoció que la lucha de San Bartolo deber ser un ejemplo para Oaxaca y para todo México.

"Cuando el pueblo se enoja, también se puede dar en la mesa un acuerdo que permita soluciones para las familias, la primera es que el agua que ahora es preciada, no sólo en Oaxaca sino en el mundo, no se va a tocar nunca en San Bartolo, a menos que así lo decida el pueblo y sus autoridades, y esa una victoria para todo el pueblo de México. Y segundo, que ustedes recuperen parte de sus tierras por la vía legal", dijo el gobernador.

La entrega de estas primeras 10 hectáreas de tierras se da luego de que la comunidad decidió clausurar el pozo del que extraía agua la refresquera; sin embargo, quedan en poder de la empresa otras cinco hectáreas de tierra donde se encuentran sus instalaciones, mismas que serán entregadas tras un "tiempo de gracia" aprobado por la asamblea, para que Gugar se retire.

Al respecto Murat abogó por una ruta de "diálogo inteligente" que deje satisfecha a la comunidad para que termine esta etapa de "agravio y ofensa" y comience una de "construcción y desarrollo".

En el acto, el exdiputado local por el PT, Flavio Sosa Villavicencio, uno de los que ha encabezado el reclamo de la comunidad, aseguró que Coyotepec es un ejemplo para Oaxaca por las acciones de cuidado del ambiente y del agua.

"Bienvenido al primer mundo, gobernador. San Bartolo Coyotepec es el primer mundo, aquí atajamos el agua en el cerro, aquí seleccionamos la basura, aquí cuidamos y defendemos el agua", señaló.

La decisión de los pobladores de expulsar a la refresquera fue tomada en asamblea comunitaria en agosto pasado, y como antecedente han señalado que desde agosto de 2018 el Tribunal Unitario Agrario resolvió que las tierras pertenecen a la comunidad de San Bartolo Cotoyepec, tras un juicio que inició en el año 2007.

Sin embargo, la sentencia también establece que la comunidad debe pagar a la empresa por la infraestructura o naves que ha construido para el desarrollo de su actividad industrial.