Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

"Recuerda mi nombre, Lamine Yamal"

Barcelona, 30 abr (EFE).- Corría el año 2005 cuando un anuncio publicitario de la multinacional Nike y el FC Barcelona hizo fortuna con una frase profética pronunciada por un joven argentino: "Recuerda mi nombre, Leo Messi". Ese eslogan encajaría ahora a las mil maravillas con la figura de Lamine Yamal (Mataró, Barcelona, 2007), que ante el Betis se convirtió en el debutante más joven en disputar un partido de Liga con la zamarra del equipo azulgrana.

Con 15 años, 9 meses y 16 días, este cadete de segundo año fijó un nuevo récord de precocidad, siendo el futbolista más joven en jugar con el primer equipo azulgrana en el siglo XXI, el segundo en toda la historia del club, solo superado por Albert Almasqué, que el 13 de noviembre de 1902 jugó un partido oficial de la Copa Macaya con 13 años, 11 meses y 6 días.

El debut de este delantero zurdo, como Messi, viene cocinándose en las últimas semanas. Después de cumplir un castigo en marzo por un acto de indisciplina con la selección española sub-17, el pasado 9 de abril el técnico Xavi Hernández lo llamó para entrenar con el primer equipo. Desde ese día se ha convertido en un asiduo en el campo de entrenamiento Tito Vilanova de la Ciudad Deportiva Joan Gamper.

Hace una semana contra el Atlético de Madrid ya se estrenó en una convocatoria. Repitió ante el Rayo y no fue hasta este sábado contra el Betis (4-0) cuando jugó sus primeros minutos con la elástica del primer equipo. Lo hizo en el Spotify Camp Nou, con el partido ya decidido y el equipo andaluz jugando con nueve futbolistas.

Entró en el minuto 83 por Pablo Páez Gavira 'Gavi', otro joven precoz que a sus 18 años es un indiscutible para Xavi. Y en apenas diez minutos demostró por qué los técnicos de las categorías inferiores lo consideran la próxima perla de La Masia.

En el día de su debut, se situó en la banda izquierda. Rozó el gol en un mano a mano con Rui Silva y se inventó una asistencia deliciosa desde la mediapunta que Ousmane Dembélé no supo aprovechar.

EN EL BARÇA DESDE LOS SIETE AÑOS

Hijo de padre marroquí y madre de Guinea Ecuatorial, Lamine Yamal nació el 13 de julio de 2007. Llegó a las categorías inferiores del Barça en 2014 con tan sólo 7 años. Se incorporó al equipo prebenjamín y ha ido pasando por todas las categorías hasta llegar al Juvenil A.

Este curso debutó en la Liga de Campeones Juvenil, el 7 de septiembre de 2022 contra el Viktoria Plzen, convirtiéndose en el jugador más joven del club en hacerlo, superando a Ilaix Moriba.

Esta temporada ha disputado un total de 28 partidos. Con el Juvenil A ha jugado 20 duelos en la División de Honor, saliendo en 15 como titular y marcando siete goles, y en Europa ha disputado 6 encuentros, 2 de titular. Paradójicamente, todavía no ha debutado con el filial azulgrana.

Lamine es un delantero que puede situarse en las tres posiciones de ataque, si bien donde más ha jugado esta temporada ha sido en la banda derecha, a pierna cambiada.

Es un futbolista especial. Y no solo lo dicen los habituales que siguen los partidos de las categorías inferiores del Barça. Xavi Hernández también lo corroboró tras su debut: "Se ve que es un jugador especial y que puede llegar a ser muy grande. Es un jugador diferencial, con último pase, no tiene miedo a nada, tiene un talento innato. Puede marcar el futuro del club".

PENDIENTE DE FIRMAR SU PRIMER CONTRATO PROFESIONAL

El talento precoz de este joven espigado con un físico propio de un adolescente no ha pasado desapercibido entre los grandes clubes de Europa.

En julio, cuando cumpla 16 años, firmará su primer contrato como profesional. El Barça ya trabaja desde hace meses en presentarle una propuesta. Su interlocutor será el portugués Jorge Mendes, que este año se convirtió en el agente del futbolista, que previamente había sido representado por el exjugador Iván de la Peña.

Este contexto podría explicar, más allá del indudable talento de este quinceañero, la decisión de darle la alternativa con el primer equipo. Con el título de Liga casi sentenciado cuando quedan seis jornadas, afronta la escuadra azulgrana un tramo de campeonato ideal para que Lamine Yamal se foguee con el primer equipo.

Victor Martí

(c) Agencia EFE