Anuncios

Se recrudece histórica ofensiva del CJNG contra fuerzas federales en Michoacán

undefined
undefined

La ofensiva criminal del Cártel Jalisco Nueva Generación contra fuerzas federales no es nueva y data de febrero de 2015, cuando el Ejército Mexicano y la entonces Policía Federal desplegaron sus tropas para detener a los principales operadores de Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”.

Pero a mediados de noviembre pasado, el CJNG atacó con fusiles de asalto y Barrett calibre .50 a personal policial y distintas bases de la Guardia Nacional en cuatro municipios de Michoacán.

Las áreas federales de seguridad atribuyeron esas ofensivas armadas al despliegue de personal militar, de Guardia Civil de Michoacán, Guardia Nacional y Fiscalía.

El operativo tenía la finalidad de detener a Eraclio Guerrero Martínez “Tío Laco”, líder de esa organización criminal en diferentes municipios de Michoacán, Jalisco y Zacatecas.

Una de sus fincas en la localidad de Tinaja de Vargas, municipio de Tanhuato, fue cateada por personal de fuerzas federales y estatales.

El lugarteniente alcanzó a huir con la ayuda de los habitantes de esa comunidad, que lo alertaron a tiempo y obstaculizaron con una manifestación al convoy de seguridad.

En la propiedad de Tío Laco, los oficiales localizaron y rescataron a tres felinos cachorros: una pantera, un león y un tigre, que ya están en resguardo de las autoridades.

Al siguiente día, el 15 de noviembre, la respuesta del CJNG fue con robo y quema de camiones, con los que bloquearon dos tramos carreteros de la región Zamora.

militares Teocaltiche
Foto: Cuartoscuro

Lee: Refuerzan operativos de seguridad en Michoacán por balaceras y bloqueos carreteros en varios puntos del estado

El despliegue de fuerzas federales estaba cerca de Eraclio Guerrero, quien se había ocultado en una vivienda de Tanhuato, cobijado por los pobladores.

No pasaron ni 24 horas cuando el operativo se extendió a Ocotlán, Jalisco, el principal centro de operaciones del Tío Laco y su familia.

En esa localidad, los criminales emboscaron desde diferentes puntos a la GN y al Ejército Mexicano. El saldo: tres militares y una guardia nacional lesionada.

La ofensiva fue perpetrada con Barrett calibre .50 y granadas de fragmentación. A pesar del apoyo de la base social del CJNG, el cártel tomó rehenes para librar su batalla.

“Nos tuvimos que esconder adentro de refrigeradores de una tienda departamental, porque empezaron a tomar a personas como rehenes”, cuenta una habitante.

Narra que fueron por lo menos 4 horas de enfrentamientos a tiros, hasta que las fuerzas armadas y fuerzas federales tomaron el control, pudieron salir.

“Mi hijo me sacó de esa tienda y nos fuimos como pudimos a su casa. En el camino, todavía escuchábamos los gritos de la gente. Fue escalofriante”, platica la habitante.

Al interior de otra tienda, una integrante de la Guardia Nacional perdió su brazo, luego que un misil de Barrett la impactó.

“Está con vida”, pregunta uno de sus compañeros en un video grabado por las autoridades.

“Está inconsciente, nada más”, responde otro.

“¿Con qué le pegaron?… ¿Con 50?”, vuelve a cuestionar.

“Con 50, mi jefe”, le confirman.

En Teocaltiche, Jalisco, se registran enfrentamientos, bloqueos y vehículos incendiados
En Teocaltiche, Jalisco, se registran enfrentamientos, bloqueos y vehículos incendiados

Lee: Sedena despliega más de mil militares y dos aeronaves de la Fuerza Aérea en Teocaltiche, Jalisco

Durante el operativo, las fuerzas federales buscaban a Adrián Alonso Guerrero Covarrubias, “El 08”, cuya captura no fue confirmada.

El 08, y su hermano Javier, son ahijados de Nemesio Oseguera y junto a su tío, Heraclio Guerrero, los principales líderes operativos del CJNG.

Adrián Alonso, Javier y Tío Laco ordenaron el 1 de mayo de 2015 el derribo del helicóptero del Ejército Mexicano en Ocotlán, Jalisco.

A raíz de lo ocurrido en la primera quincena de noviembre, en Michoacán y Jalisco creció la rivalidad entre el gobierno federal y esa estructura criminal.

El pasado 19 de noviembre, las células armadas de esa organización criminal, bajo el mando de la familia Guerrero Covarrubias, atacó Teocaltiche, Jalisco.

Los pobladores sacaron sus armas e interceptaron el comando, pero el Ejército Mexicano frenó el avance de una decena de camionetas con gente armada del CJNG.

El saldo fue de tres militares muertos y cinco más lesionados, en ese vértice de Jalisco, Zacatecas y Aguascalientes.

Cuando Nemesio Oseguera Cervantes traicionó a Ignacio Coronel Villareal, Nacho Coronel, para que éste fuera capturado, se alió con dos hermanos: Javier y Heraclio Guerrero Martínez.

Javier Guerrero Martínez fue asesinado en diciembre de 2011 y su hermano Eraclio tomó el control de ese grupo operativo del CJNG.

Tío Laco fue detenido en 2015 por el gobierno federal, acusado del asesinato de Enrique Hernández Salcedo, candidato de Morena a alcalde de Yurécuaro.

Enrique Hernández había encabezado el levantamiento en armas en el año 2014, para acabar con el asedio en su región del Cártel de Los Caballeros Templarios.

Días antes, la familia Guerrero Covarrubias, había perpetrado el ataque que acabó con el desplome del helicóptero de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Después ocurrió el asesinato del candidato morenista y posteriormente, el 22 de mayo, por tierra y por aire, la ahora extinta Policía Federal irrumpió en el Rancho El Sol.

En esa propiedad, los federales mataron a 42 personas presuntamente ligadas a ese grupo criminal. La mayoría eran originarios de Ocotlán, la tierra de Javier y Tío Laco.

Ese bloque del primer círculo de El Mencho se volvió a apoderar de los municipios colindantes de Michoacán con Jalisco y se extendió nuevamente a Zacatecas.

Apenas el domingo 19, la Guardia Nacional y El Ejército Mexicano, recuperaron Nochistlán, Zacatecas, municipios que estuvo controlado por el CJNG.

Las fuerzas federales y fuerzas armadas detuvieron a cuatro integrantes de la célula criminal que opera esa zona para los Guerrero Covarrubias, Gerardo González Ramírez, “El Gera”, El Güero” y/o “El Apá”.

Desde mayo del año pasado, la Fiscalía General de la República, ofreció medio millón de pesos por quien proporcionara información que lleve a la captura de El Gera.

Para las autoridades federales, el haberles arrebatado Nochistlán es un duro golpe a las finanzas y operatividad del CJNG.

Ahora, advierten, extenderán el operativo a Apulco y Jalpa, Zacatecas, así como a Yahualica, Lagos de Moreno y Encarnación de Díaz, Jalisco, todavía en manos de esa organización criminal.

Además de municipios de Michoacán y sus principales bastiones de Jalisco: Ocotlán, La Barca, Guadalajara y toda la zona metropolitana.