En Recoleta: la embajada británica abrirá un libro de condolencias para despedir a la reina Isabel II

·3  min de lectura
La embajada británica, en Recoleta
La embajada británica, en Recoleta - Créditos: @flickr/britishembassyargentina

Ante el fallecimiento de la reina Isabel II, que conmocionó al mundo, la embajada británica en la Argentina anunció que, a partir de este viernes, pondrá a disposición un libro de condolencias para quienes quieran despedirla y dejar un mensaje.

Isabel II. La monarca que fue el centro de gravedad de Gran Bretaña a través de dos siglos

A través de un comunicado oficial, con un sobrio fondo negro, la representación diplomática de la corona en el país, situada en el barrio de la Recoleta, especificó que el libro estará disponible desde mañana de 10 a 12, y desde el lunes hasta el viernes próximo, de 10 a 15. “El acceso al público será por el ingreso de Dr. Luis Agote 2412”, finaliza el comunicado, que se difundió por Twitter.

Además, el posteo especifica que también la embajada pondrá a disposición un libro de condolencias digital para quienes no puedan trasladarse de manera presencial a la Embajada, que se podrá acceder desde aquí.

Cuando se conoció la noticia

“La Reina murió pacíficamente en Balmoral esta tarde. El rey y la reina consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana”, tuiteó la cuenta oficial del Palacio de Buckingham a las 18.30 hora local. Eran las 14.30 en la Argentina.

En ese momento, para comunicar el fallecimiento, la bandera del Palacio de Buckingham se bajó a media asta. Cientos de personas estaban reunidas en la puerta de la residencia oficial, en Londres, para despedir a la reina.

Desde la mañana de hoy se encendieron las alarmas cuando un mensaje oficial del Palacio anunció que la reina se encontraba recluida en el Castillo de Balmoral, Escocia, “bajo supervisión médica”.

“Después de una evaluación esta mañana, los médicos de la Reina están preocupados por la salud de Su Majestad y recomendaron que permanezca bajo supervisión médica”, dijeron en un comunicado.

A lo largo de la mañana y hasta el horario en que se confirmó el fallecimiento, familiares y allegados de la Reina llegaron al Castillo de Balmoral para acompañarla en sus últimos momentos.

El príncipe Carlos de Gales, el hijo mayor de la soberana y el primero en la línea de sucesión al trono, se convirtió en el nuevo rey. El segundo en la línea de sucesión es su hijo, el príncipe William.

En su primer mensaje como rey, Carlos manifestó pasar por su momento de “máxima tristeza” por la muerte de su madre, Isabel II, a los 96 años.

“La muerte de mi amada madre, Su Majestad la Reina, es un momento de máxima tristeza para mí y para todos los miembros de mi familia. Lamentamos profundamente el fallecimiento de una soberana admirada y una madre muy querida. Sé que su pérdida se sentirá profundamente en todo el país, los reinos y la Commonwealth y por innumerables personas en todo el mundo. Durante este período de luto y cambio, mi familia y yo seremos consolados y apoyados por nuestro conocimiento del respeto y el profundo afecto en el que la reina fue tan ampliamente reconocida”.