Rechaza el negocio de su vida con Facebook por considerarla una empresa que incita a la violencia y al racismo

Facebook está atravesando unos momentos muy complicados. Su decisión de no censurar los mensajes violentos de Trump, en los que arengaba a la policía a disparar sobre las masas que saquean las tiendas del país en protesta por la muerte de George Floyd, han hecho que muchos trabajadores de la red social dimitan. También que algunos de sus socios no quieran tener trato con Facebook.

Talkspace, una compañía que ofrece terapia psicológica online, ha comunicado que termina su acuerdo de asociación con Facebook tras la decisión de la compañía de no moderar una publicación del presidente Donald Trump que decía "cuando comienza el saqueo, comienzan los disparos". Muchos han interpretado esta frase como una llamada a disparar a los saqueadores. Entre ellos, Twitter, que sí censuró el mensaje de Trump.

Rechaza el negocio de su vida con Facebook por considerarla una empresa que incita a la violencia y al racismo (Photo by Tobias Hase/picture alliance via Getty Images)

"No apoyaremos una plataforma que incite a la violencia, el racismo y las mentiras", tuiteó el lunes el CEO de Talkspace, Oren Frank.

La decisión no es una mera muestra de buenas intenciones o una forma de publicitarse. Con este ‘no’, Oren Frank y su empresa Talkspace están perdiendo dinero, mucho dinero. Frank asegura que el acuerdo habría generado "cientos de miles de dólares" para su compañía, y que se estaba gestando debido a la pandemia de Covid-19.

Frank revela a CNBC que la naturaleza del acuerdo implicaba una asociación sobre el contenido, así como Facebook aprovechando su aplicación de salud mental para proporcionar terapia gratuita a ciertos públicos. Frank dijo que las dos compañías inicialmente discutieron centrar sus esfuerzos en los estudiantes. El blog de Talkspace, que actualmente se ocupa de la salud mental durante la pandemia, obtiene alrededor de 1 millón de visitas únicas por mes, dijo. El acuerdo habría involucrado a Talkspace generando contenido para Facebook y lucrándose de la publicidad online.

Facebook se ha centrado cada vez más en la salud mental de sus usuarios en los últimos años. Tanto Facebook como Instagram, que posee, han sido criticados por aumentar la ansiedad de las personas debido a sus tácticas que utiliza para promover el tiempo que pasan en las redes sociales. Frank ha estado entre los críticos más ruidosos de la compañía. En 2016, escribió un artículo de opinión describiendo las redes sociales como los nuevos "cigarrillos", señalando que el estadounidense promedio pasa cinco horas en las redes sociales todos los días.

Frank dijo que el acuerdo estaba en negociaciones finales y que lo desconectó después de leer las noticias este fin de semana.

Los empleados de Facebook organizaron una huelga virtual el lunes para protestar por la publicación del presidente Trump del jueves. En esa publicación, el presidente escribió "cuando comienza el saqueo, comienzan los disparos" en referencia a las protestas que tienen lugar en todo el país para crear conciencia sobre el racismo y la brutalidad policial. Facebook no tomó ninguna medida en la publicación de Trump.

En respuesta a la huelga, Mark Zuckerberg ha trasladado su reunión semanal con los empleados al martes 2 de junio, en lugar del jueves 4. La reunión será una oportunidad para que los empleados interroguen al CEO de la red social directamente sobre su decisión.

“La inacción de Facebook para eliminar la publicación de Trump que incita a la violencia me da vergüenza de trabajar aquí”, dijo Lauren Tan, una ingeniera de Facebook, en un tuit el viernes. “El silencio es complicidad”.

Más historias que te pueden interesar:

Twitter oculta mensaje de Trump y presidente arremete

Facebook y Snapchat también condenan el racismo y la muerte de George Floyd