La reaparición pública de Meghan y Harry en Gran Bretaña: del encuentro privado con la reina Isabel a la distancia con Guillemo en el Jubileo de Platino

·5  min de lectura
Harry y Meghan, tras la ceremonia en la catedral de San Pablo
TOBY MELVILLE

Harry y Meghan volvieron al Reino Unido. La pareja, que renunció a sus deberes reales y se mudó a California hace dos años, protagonizó su primera aparición pública en su país tras el resonante “Megxit”. Y no solo eso: compartieron un evento con toda la familia real, a la que han criticado desde Estados Unidos. Todo en el marco del Jubileo de Platino, los festejos por los 70 años de reinado de Isabel, quien hoy se ausentó por un malestar.

La pareja asistió hoy –sin sus hijos- a la misa de Acción de Gracias en la catedral San Pablo, de Londres. La reina, de 96 años y con crecientes problemas de movilidad, experimentó "un cierto malestar" tras aparecer ayer dos veces en el balcón del Palacio de Bickingham en el primer día del Jubileo y se ausentó del evento en su honor.

El príncipe Harry de Gran Bretaña y su esposa Meghan, el duque y la duquesa de Sussex, salen al final del Servicio Nacional de Acción de Gracias por el reinado de la Reina en la Catedral de San Pablo  (HENRY NICHOLLS/)
El príncipe Harry de Gran Bretaña y su esposa Meghan, el duque y la duquesa de Sussex, salen al final del Servicio Nacional de Acción de Gracias por el reinado de la Reina en la Catedral de San Pablo (HENRY NICHOLLS/)

Entre gritos de júbilo y algún abucheo de la multitud, el hijo menor del príncipe Carlos y Lady Di, de 37 años, llegó vestido de jacket y corbata gris, luciendo todas sus condecoraciones, que conserva pese a que desde que en 2020 dejó la monarquía no puede llevar uniformes militares. Sonriente pero tensa, la actriz estadounidense, de 40, vestía elegante con un abrigo de solapas blanco hueso y accesorios en composé.

Los duques de Sussex viajaron desde California con sus dos hijos, Archie (tres años) y Lilibet (mañana cumplirá uno), a quien la familia todavía no conocía, y se hospedan en Frogmore Cottage, su otrora hogar en Windsor. Ayer, en el primer día del Jubileo, la pareja mantuvo un perfil bajo y aparecieron únicamente en las fotografías tomadas a través de las ventanas del edificio desde el que los miembros de la familia real siguieron el desfile. No podían compartir el balcón del Palacio de Buckingham con la reina dado que ella decidió que solo podía acceder los miembros de la realeza.

Harry y Meghan, durante la ceremonia en la catedral de San Pablo (Victoria Jones/)
Harry y Meghan, durante la ceremonia en la catedral de San Pablo (Victoria Jones/)

Lilibet con Lilibet

Según informa la prensa local, Harry y Meghan almorzaron ayer con Isabel y otros miembros de la familia real a puerta cerrada en el Palacio de Buckingham después del desfile conocido como Trooping the Colour.

Después de ese almuerzo, Isabel pudo conocer finalmente a su bisnieta Lilibet, llamada así por el apodo de la reina durante su niñez, en su residencia de Windsor, según reveló en BBC Breakfast el comentarista real Omid Scobie, amigo de los Sussex.

“Creo que la gente espera algún tipo de gran evento extravagante de cumpleaños, del que vamos a ver fotografías. Por lo que me han dicho, no debemos esperar nada”, agregó el especialista, citado por Tha Daily Mail, sobre el primer cumpleaños de la niña, mañana.

Una foto familiar de los Sussex junto a sus dos hijos fue su tarjeta de Navidad en 2021.
Una foto familiar de los Sussex junto a sus dos hijos fue su tarjeta de Navidad en 2021.

El excorresponsal real de la BBC, Michael Cole, fue más lejos y aventuró que podrían aprovechar el cumpleaños para bautizar a Lilibet mañana mismo en Windsor, en presencia de su bisabuela.

“Me parece sensato que durante este fin de semana la niña sea bautizada en la Capilla de San Jorge en Windsor. (…) Ellos se casaron allí. Archie, de tres años, fue bautizado allí. Y Lilibet aún no ha sido bautizada. Podría ser una pequeña ceremonia”, dijo, citado por el Express “Tal vez esa sea otra oportunidad para la reconciliación. La Reina es una gran creyente en Dios”, agregó.

Los hermanos, alejados

Una de las escenas que más expectativa generaba, el reencuentro entre los hermanos Guillermo –heredero al trono- y Harry no ocurrió, al menos en público. Llegaron a la catedral en distintos momentos y se mantuvieron bien distanciados: Guillermo y Kate estuvieron en la primera fila de un lado de la iglesia, junto a su padre Carlos y Camilla, mientras que su hermano menor y Meghan ocupó un lugar en la segunda fila del otro, entre Lady Sarah Chatto y el esposo de la princesa Eugenia, Jack Brooksbank.

Adelante y a la derecha está el príncipe Guillermo, mientras que a la izquierda y en al segunda fila se lo ve a Harry (Aaron Chown/)
Adelante y a la derecha está el príncipe Guillermo, mientras que a la izquierda y en al segunda fila se lo ve a Harry (Aaron Chown/)

“Los funcionarios del Palacio de Buckingham tuvieron mucho cuidado al tratar de evitar que se repitieran las escenas heladas cuando los Sussex y los Cambridge se sentaron uno cerca del otro y se fueron juntos en su último evento conjunto en marzo de 2020 en la Abadía de Westminster”, dice una una nota del Daily Mail.

La disputa entre ambos no es un secreto y se incrementó cuando, en declaraciones públicas, Harry acusó a su padre de cortarle el financiamiento y Meghan afirmó que un miembro de la realeza no identificado hizo un comentario sobre el tono de piel de Archie antes de que naciera.

La princesa Ana de Gran Bretaña, la princesa real (izquierda), Kate, duquesa de Cambridge (centro) y el príncipe Guillermo, duque de Cambridge (derecha). en la catedral (AARON CHOWN/)
La princesa Ana de Gran Bretaña, la princesa real (izquierda), Kate, duquesa de Cambridge (centro) y el príncipe Guillermo, duque de Cambridge (derecha). en la catedral (AARON CHOWN/)

Al finalizar la ceremonia, Harry y Megan caminaron de la mano por el pasillo de la catedral detrás de Carlos, Camila, Guillermo y Kate, pero no aparecieron con ellos afuera. Luego se subieron a un Range Rover rumbo a Frogmore Cottage. De esta manera, evitaron asistir a una recepción en el Guildhall posterior al servicio religioso, donde estaban invitados miembros de la familia real y políticos.

Agencias AFP y AP

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Todos los miembros de la familia real británica se han unido al festejo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.