Anuncios

La realeza europea tiene una nueva heredera, pero es poco probable que asuma el trono

Vittoria di Savoia, la nueva princesa heredera de Italia
Vittoria di Savoia, la nueva princesa heredera de Italia - Créditos: @Instagram

La realeza europea tiene una nueva heredera. Manuel Filiberto de Saboya, conocido como el príncipe de Venecia, anunció que renunciará a su aspiración al trono italiano para abrirle el paso a su hija mayor, Vittoria Chiara, de 19 años, en una dinastía que -en rigor- se quedó sin trono.

“Será un enorme placer dar un paso atrás y dejar que [Vittoria] asuma ese papel, algo que estoy seguro que hará mejor que yo. No será mañana ni dentro de un año, sino cuando ella esté preparada”, dijo Filiberto de Saboya, de 50 años, en una entrevista con el diario británico Daily Telegraph.

“Es importante que las nuevas generaciones tengan la oportunidad de poner en práctica ideas modernas y novedosas. Son mucho más conscientes que nosotros de los problemas a los que se enfrenta el mundo. Y es importante que no se convierta en heredera en una fase demasiado tardía de su vida”, agregó.

El príncipe Manuel Filiberto de Saboya
El príncipe Manuel Filiberto de Saboya

En la entrevista, el príncipe se declaró feminista y dijo: “Aunque lleguen un poco tarde, todo el mundo está entendiendo que la inteligencia y la sensibilidad de las mujeres en el poder pueden ser maravillosas”. “Los hombres no tienen nada más [que las mujeres], tal vez incluso tienen menos”, agregó, y observó que “en un futuro cercano, Europa tendrá más reinas que reyes”.

Manuel Filiberto describió a su hija mayor como “sensible, inteligente y abierta”, y dijo que “ama el contacto humano y se preocupa por las cosas que ve a su alrededor”, algo que quedó demostrado cuando, al comienzo de la guerra en Ucrania, viajó con un grupo de voluntarios de la Cruz Roja a la frontera para llevar ayuda humanitaria.

“Encontré en los distintos centros de acogida a lo largo de la frontera ucraniana a muchos niños que estaban separados de sus familias, completamente perdidos, pero que tan pronto como vieron una sonrisa amiga cambiaron, aunque sea brevemente, su mirada… tal vez recuperando algo de esperanza”, contó la princesa más tarde.

Hace dos años, la Casa de Saboya cambió su costumbre de ceder la línea real a herederos varones, allanando el camino para que la princesa Vittoria heredara el título de pretendiente al trono.

La joven asumiría el trono italiano tras la muerte de su abuelo, Víctor Manuel de Saboya, de 86 años. Aunque ese “trono” es simbólico. Italia eliminó la monarquía en 1946 a través de un referéndum y se convirtió en una república.

Sin embargo, Víctor Manuel -hijo del último rey del país, Humberto II- le confirió a Vittoria los títulos de princesa de Cariñena y marquesa de Ivea.

Manuel Filiberto de Saboya –actualmente personaje de la farándula italiana y quien también coqueteó con la política- está casado con la celebrity de la alta sociedad francesa Clotilde Courau, con quien tiene dos hijas: Vittoria Chiara y Luisa Giovanna, de 16 años.

Princesa influencer

Vittoria de Saboya, nacida en Ginebra, es modelo y estudia Ciencias Políticas e Historia del Arte en Gran Bretaña, según la revista Vanity Fair, para la que posó en el pasado. La joven tiene 83.000 seguidores en Instagram, por lo que se ganó el apodo de “princesa influencer”.

Su papel como pretendiente al trono italiano consistirá en dirigir las organizaciones benéficas de su familia, que el año pasado al parecer invirtieron casi un millón de euros en diversos proyectos.

El linaje de los Saboya se remonta al siglo X, y durante el siglo XIX, bajo su reinado, lograron la unificación de Italia. El rey Víctor Manuel III, que reinó de 1900 a 1946, apoyó desde 1922 al régimen fascista. Su hijo, Umberto II, reinó apenas 26 días y se fue de Italia con su familia sin abdicar, en junio de 1946.

Umberto I, último rey de Italia y abuelo de Manuel Filiberto
Umberto I, último rey de Italia y abuelo de Manuel Filiberto

En esa fecha, los italianos se pronunciaron en un referéndum en favor de la república y en contra de la monarquía. Y la Carta Magna que se adoptó poco después, en 1948, prohibió el ingreso de los herederos varones de la casa Saboya, en una cláusula anacrónica que, después de años de idas y venidas, fue derogada en 2002, durante el gobierno de centroderecha del magnate Silvio Berlusconi.

A pesar de que la monarquía hoy cuenta con escaso apoyo en Italia, Manuel Filiberto dijo en la entrevista con el Daily Telegraph que la gente encuentra atractivo en el mundo real, señalando el ejemplo al Reino Unido, donde se ve “una presencia fuerte, casi espiritual, en los reyes y reinas”.