Reacciones: la entrevista de Harry y Meghan cae como una bomba en la monarquía británica

·7  min de lectura
Tanto Meghan como Harry dedicaron alabanzas a la reina Isabel II
VICTORIA JONES/PA WIRE

El príncipe Harry y su esposa Meghan dieron anoche su primera entrevista televisiva importante desde que se alejaron de la familia real británica hace un año. Durante la íntima charla con Oprah Winfrey, la famosa presentadora estadounidense, la pareja hizo una descripción poco favorecedora de la vida en la casa real, mostrada como una institución fría y sobre la falta de empatía de la que tuvieron que escapar para salvar sus vidas.

La entrevista cayó como una bomba en Gran Bretaña por sus duras acusaciones a la monarquía, subrayaban hoy los medios británicos.

Entre las polémicas declaraciones, la exactriz de 39 años acusó a la familia real de Reino Unido de preocuparse por lo oscura que podía ser la piel de su hijo, Archie, y de empujarla al borde del suicidio. “No quería seguir viva”, declaró.

El duro castigo que la corona evalúa para el príncipe Harry y Meghan Markle por su entrevista con Oprah Winfrey

Las repercusiones no tardaron en llegar. “Fuera lo que fuera lo que la familia real esperaba de esta entrevista, esto fue peor”, afirmaba el diario conservador The Times.

En opinión del también conservador Daily Telegraph la familia real necesita un “chaleco antibalas” ante una entrevista que contenía “suficientes proyectiles para hundir a una flotilla”.

“Y posiblemente, como algunos temen, para infligir el mismo daño a la monarquía británica”.

”Es justo decir que esta entrevista de dos horas sin concesiones es el peor escenario para quienes la pareja no dejó de referirse como ‘la empresa’ (The Firm)”, añade el rotativo, aludiendo a las reflexiones racistas que Meghan y Enrique denunciaron haber sufrido por parte de una persona no identificada de palacio antes del nacimiento de su primer hijo, Archie.

También el canal ITV utilizó una metáfora militar: “La pareja cargó un bombardero B-52, sobrevoló con él el Palacio de Buckingham y descargó su arsenal justo encima”.

Para la BBC, “es una entrevista devastadora” que revela “las terribles presiones dentro del palacio” y dibuja “la imagen de individuos insensibles perdidos en una institución” tan perdida como ellos.

Más repercusiones

Vicky Ford, subsecretaria de Estado Parlamentaria para Niños y Familias en el Departamento de Educación, dijo a la cadena de televisión Sky News que esas afirmaciones de que un miembro de la familia real estaba preocupado por el tono de piel del niño son “absolutamente inaceptables”.

”No hay lugar para el racismo en nuestra sociedad”, agregó.

“La monarquía acaba de sufrir su peor crisis desde la abdicación en 1936. Ya sea por el bien de Gran Bretaña o por el bien de la realeza más joven, esta podrida institución debe desaparecer”, declaró por su parte la organización República, un grupo que aboga por la abolición de la monarquía.

Mientras que un amigo del príncipe Harry, Dean Stott, un ex soldado de las Fuerzas Especiales Británicas, también reaccionó a la entrevista y aseguró a la cadena radial LBC que con esto ha dejado al Palacio muy mal parado.

Las declaraciones provocaron muestras de apoyo en Estados Unidos. La célebre tenista norteamericana y amiga personal de Markle, Serena Williams, también escribió en un comunicado que difundió en sus redes sociales: “Meghan Markle, mi amiga desinteresada, vive su vida, y predica con el ejemplo, con empatía y compasión. Ella me enseña todos los días lo que significa ser verdaderamente noble. Sus palabras ilustran el dolor y la crueldad que ha experimentado“.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Conozco de primera mano el sexismo y el racismo que utilizan las instituciones y los medios de comunicación para vilipendiar a las mujeres y las personas de color”, añadió.

Hubo otra tenista que también se manifestó en apoyo a la joven pareja. “Entre las revelaciones de la entrevista de Meghan y Harry está la lucha de Meghan con la salud mental. Se espera que su honestidad conduzca a una mayor aceptación y más ayuda para quienes la necesitan”, escribió Billie Jean King en su cuenta de Twitter.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“¿Sabes por qué las mujeres negras le creen a Meghan? Porque sabemos exactamente cómo son las microagresiones. Y cómo te vuelven loco lentamente“, dijo Nina Parker, corresponsal de E!News.

A su vez, el consultor de relaciones públicas británico Mark Borkowski, dijo que las acusaciones de Meghan eran “bastante perjudiciales para la familia real”, según consignaron varios medios locales. Expresó que algunas de las acusaciones y percepciones profundamente personales sobre la vida dentro de una casa real podrían ser el comienzo de una guerra en los medios partiendo también de las denuncias de maltrato contra Meghan Markle de parte de algunos de sus asistentes.

En su opinión, esto también podría ser su oportunidad para dar su versión de la historia o podría ser un momento para que todo el mundo “dibuje una raya en la arena y comience a hablar y tratar de curar algunas heridas aquí, porque las heridas son muy profundas”, subrayó.

Explosiones en Guinea Ecuatorial: por lo menos 30 muertos en un campo militar

Para Borkowski de todas formas “hay muchos perdedores en esto”.

En cambio el exsecretario de prensa de la monarca británica, Charles Anson, cree que los problemas se tratarán en privado y defendió a la familia real de las acusaciones de racismo. ”No hay ni un ápice de racismo en la casa real. Recuerdo que en el momento del casamiento, cuando trabajaba como comentarista, la enorme sensación de bienvenida para Meghan y su matrimonio”, dijo al diario Daily Telegraph. ”Eso fue evidente tanto en la prensa como en la reacción de la gente y no creo que haya una pizca de racismo en eso dentro de la casa real en absoluto”, insistió.

Archie es el primer hijo de Meghan y Harry
EPA


Archie es el primer hijo de Meghan y Harry (EPA/)

Las frases de Meghan circularon por todos los medios de comunicación británicos e internacionales. “Preguntaron qué tan oscura sería la piel de Archie”, abrió Daily Mirror. “Meghan acusa al Palacio de racista”, tituló Daily Mail.

Emily Nash, editora de realeza en la revisa Hello!, dijo que las revelaciones les habían “conmocionado” a ella y a muchos otros espectadores. “No veo cómo palacio puede ignorar estas acusaciones, son increíblemente graves”, dijo.

“Están las acusaciones de racismo. Después está también la afirmación de que Meghan no recibió apoyo, y que incluso pidió ayuda al equipo de recursos humanos de la casa real y se le dijo que no podía buscar ayuda”.

“Es una niña”: Harry y Meghan Markle revelaron el sexo de su segundo hijo

“Es realmente algo sísmico escuchar a un miembro de la familia real decir que ella misma se sentía tan en crisis”, comentó por su lado Michelle Tauber de la revista People.

La entrevista también generó un gran enojo en algunos seguidores leales de la monarquía británica. “Esta entrevista es una traición absolutamente vergonzosa a la Reina y la Familia Real. Espero todas estas viles y destructivas tonterías egoístas de Meghan Markle, pero que Harry la deje acabar con su familia y la Monarquía de esta manera es vergonzoso“, escribió en Twitter Piers Morgan, periodista y presentador de TV británico.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Seamos claros: el príncipe Harry y su esposa acaban de pasar dos horas destrozando todo lo que la reina representa y ha trabajado tan duro para mantener, mientras fingen apoyarla. Y lo hicieron mientras su esposo Philip, de 99 años, está gravemente enfermo en el hospital. Es despreciable”, siguió.

“No me lo creo. No lo compro. Meghan lo quería todo. Son unos oportunistas, ¡lo lograste OPRAH!”, se expresó en ese sentido Greg Kelly, presentador de Newsmax y luego tuiteó una foto de la mansión de la pareja en Santa Barbara. “Si tenían 15 millones para esta PROPIEDAD, seguramente tenían suficiente dinero en efectivo para contratar algunos guardias de seguridad/policías fuera de servicio”, comentó sobre las quejas de la pareja de que la familia real les retiró la seguridad.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Agencias AFP, AP y Reuters