Anuncios

La razón por la que Elon Musk suspendió la cuenta de Twitter de una reconocida comediante

Kathy Griffin y Elon Musk
Kathy Griffin y Elon Musk - Créditos: @Archivo

El desembarco del magnate Elon Musk en Twitter continúa con polémicas y se sumó en las últimas horas la suspensión a la cuenta de la reconocida comediante Kathy Griffin, amparado en que dará de baja de forma permanente cualquier perfil que se haga pasar por otra persona sin especificar que es una parodia.

Según datos de The Guardian, la cuenta de Griffin, de 62 años, fue suspendida después de que la comediante cambiara su nombre de usuario y le pusiera el de Musk. Incluso bajo esa denominación tuiteó sobre las elecciones intermedias en Estados Unidos. “Después de una discusión muy animada con las mujeres de mi vida, decidí que votar azul es lo único correcto”, escribió Griffin, bajo el nombre del fundador de Tesla.

“Hacia adelante, cualquier usuario de Twitter involucrado en una suplantación de la identidad sin especificar claramente “parodia” va a ser suspendido de forma permanente. Antes emitíamos una advertencia previa a la suspensión, pero ahora estamos implementando una verificación generalizada y no habrá ninguna advertencia”, aclaró Musk. También dijo que cualquier cambio de nombre en las cuentas verificadas derivará en una eliminación de la marca de verificación, que es un tilde azul.

El nuevo propietario de la plataforma emitió su advertencia después de que algunas celebridades cambiaran sus nombres de pantalla, pero no el de sus cuentas, y tuitearan bajo la denominación de “Elon Musk”, tal como hizo Griffin, en respuesta a la decisión del empresario de abonar ocho dólares mensuales para mantener la verificación.

La comediante tuvo en los últimos años momentos tumultuosos, que incluyeron una polémica ocasionada en 2017 cuando posó con una cabeza ensangrentada falsa que se parecía a la del expresidente estadounidense Donald Trump.

“Supongo que no despidió a todos los moderadores de contenido”, bromeó tras ser suspendida Griffin en Mastodon, una plataforma de redes sociales que utiliza desde la semana pasada, con cierta ironía. Es que desde que adquirió Twitter por 40.000 millones de dólares y entró a la compañía, Musk produjo una serie de despidos masivos. Entre ellos, a los principales ejecutivos y a la junta de directores.

Las agencias internacionales reportaron que el viernes el fundador de Tesla dio inicio a las dimisiones en la compañía con sede en San Francisco, cuando echó vía email a cerca de la mitad de los trabajadores para colocar a la empresa a niveles de personal que no había registrado desde 2014.

El sábado la compañía anunció un servicio de suscripción por 7,99 dólares mensuales que le permitiría a cualquier usuario contar con la marca de verificación “al igual que las celebridades, las compañías y los políticos”, así como algunas funciones premium, aún no disponibles, como dar preferencia a tuits de las cuentas verificadas.

Sin embargo, de momento se desconoce cuándo estará disponible la verificación por pago, una medida que reemplaza a una función de seguridad cuyo objetivo era desalentar la presencia de cuentas falsas.

La agencia AP reportó que más de una treintena de organizaciones activistas escribieron una carta abierta dirigida a los 20 principales anunciantes de Twitter, en la que les pidieron que suspendieran sus campañas publicitarias en la plataforma si Musk socava la “seguridad de las marcas” y modera el contenido de forma visceral. “Los extremistas no solo celebran la adquisición de Twitter por parte de Musk, lo ven como una nueva oportunidad para publicar imágenes y mensajes más abusivos, acosadores y racistas. Esto incluye claras amenazas de violencia en contra de personas con las que no están de acuerdo”, señala esa misiva.

Mientras, Musk tuiteó el viernes que “el firme compromiso de Twitter con la moderación de contenidos no cambió en absoluto”. También aseguró que no tomará grandes decisiones en relación con eso o con la reinstauración de cuentas suspendidas -como la de Trump- hasta que forme un “consejo de moderación de contenidos” con puntos de vista diversos. El consejo, añadió posteriormente, incluirá a grupos por los derechos civiles y otros que enfrentan la violencia impulsada por el odio.