Sin rastro de Patricia desde hace tres meses

·1  min de lectura

GUANAJUATO, Gto., julio 24 (EL UNIVERSAL).— Patricia Quijada Hernández es buscada hasta por debajo de las piedras por sus seres queridos desde el pasado 5 de abril cuando, hombres con uniforme militar, se la llevaron a la fuerza de su casa, en el municipio de Acámbaro, Guanajuato.

Este 19 de julio, Paty cumplió 33 años de edad; estudiaba la licenciatura de criminología y se dedicaba al comercio de prendas de vestir. Es madre de un niño de 11 años quien la espera en su hogar, compartió su familia.

"Militares se la llevaron, y la fiscalía de Guanajuato no ha hecho nada para su localización", denunció el movimiento Busquemos a Paty. Colectivos de búsqueda compartieron fotografías del domicilio en el que se encontraba Patricia el día que presuntos "militares" la sustrajeron de su domicilio; en las imágenes se observan manchas de sangre y los muebles y ropa en desorden.

La organización Madres Buscadoras de Sonora se unió a las agrupaciones civiles para hacer rastreos, compartir fichas con las imágenes de Quijada Hernández y distribuir volantes. De igual forma, colectivos de familiares de personas desaparecidas han forrado los postes de Acámbaro y municipios cercanos con la imagen de la mujer.

El lunes pasado, la familia proporcionó detalles de la desaparición forzada de la joven durante una reunión con la secretaria de Gobierno, Libia Denisse García, y la Comisión de Búsqueda, con la esperanza de encontrarla.

En redes sociales se han implorado peticiones religiosas por el regreso de Patricia: "Que Dios y la Virgen María te cubran con su manto sagrado, que estés bien de salud… que te acompañen de regreso con tu familia sana y salva", pidió Bernabé Pérez.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.