Racismo en la monarquía británica: revelan qué dijo Susan Hussey después de conocer a Meghan Markle

Harry y Meghan, duques de Sussex
Harry y Meghan, duques de Sussex

Lady Susan Hussey, la cortesana caída en desgracia, advirtió que el matrimonio de Meghan Markle y el príncipe Harry va a “terminar mal” después de que el Palacio supuestamente pidiera a la ex dama de compañía de la reina Isabel II que ayudara a la entonces flamante duquesa a adaptarse a la vida en La Firma, informó el medio británico The Daily Mail.

Según el biógrafo Tom Bower, la viuda del expresidente de la BBC, Marmaduke Hussey, formó parte del equipo reunido para ayudar a la ex actriz de Suits, de 41 años, a adaptarse a su nuevo papel de duquesa.

En su libro Venganza: Meghan, Harry, y la guerra entre los Windsors, que salió a la venta a principios de este año, el autor de la investigación afirmó que Lady Susan tuvo la premonición de que el matrimonio del duque y la duquesa de Sussex “terminaría mal” para la monarquía británica. Efectivamente, en 2020 la pareja renunció a sus deberes reales y se radicó en Estados Unidos, provocando un terremoto en la Casa Real.

Unos meses antes de la boda de la pareja en mayo de 2018, la dama de compañía habría asistido a un almuerzo con ejecutivos del teatro en el que la conversación giró en torno a los futuros patrocinios reales de Meghan.

La reina Isabel II junto a Lady Susan Hussey
La reina Isabel II junto a Lady Susan Hussey - Créditos: @Chris Radburn

“Mientras se discutía la posibilidad de que Meghan se vinculara con el Teatro Nacional después de la boda, Hussey se puso inesperadamente seria sobre el futuro de la pareja”, señaló el experto.

“Todo esto terminará mal”, dijo Bower que advirtió Lady Susan. “Recuerden mis palabras”.

Lady Susan habría visitado a la duquesa en Nottingham Cottage, la casa que Meghan compartió por primera vez con Harry en los terrenos del Palacio de Kensington, para ofrecerle ayuda y consejo, según el libro.

En respuesta, la actriz nacida en Estados Unidos se mostró “insistente” en que no permitiría que el Palacio de Buckingham la moldeara, dictara sus pensamientos o actividades.

La duquesa de Sussex era patrona real del Teatro Nacional, pero fue despojada de ese honor tras dejar de ser miembro de la realeza en 2020, lo que llevó a la reina consorte a asumir el papel.

Esta imagen difundida por Netflix muestra al príncipe Harry y Meghan, duque y duquesa de Sussex, en una escena del próximo documental
Esta imagen difundida por Netflix muestra al príncipe Harry y Meghan, duque y duquesa de Sussex, en una escena del próximo documental "Harry & Meghan", dirigido por Liz Garbus. - Créditos: @Courtesy of Prince Harry and Meghan; Courtesy of Prince Harry and MeghanThe Duke and Duchess of Sussex

Ayer, la Firma se preparó para una nueva controversia cuando se publicó el trailer de la serie documental de Meghan Markle y el príncipe Harry, y la duquesa prometió a los espectadores que “escucharán nuestra historia” la próxima semana.

A principios de esta semana, la experta en realeza Katie Nicholl dijo que el Palacio adoptó un enfoque similar con la princesa de Gales en 2011.

En declaraciones a Ok!, la experta dijo que la reina “puso su oficina privada y las damas de compañía” a disposición de Kate antes de la Boda Real para que pudiera familiarizarse con el funcionamiento interno de la vida real.

“[Esto significaba que Kate] podía ir y hablar con ellas de primera mano sobre cómo debía comportarse. Y aceptó esa oferta y se aseguró de sacar provecho de esa experiencia”, añadió.

El año pasado, Meghan Markle y el príncipe Harry, durante una entrevista con Oprah Winfrey, acusaron a un miembro de la realeza no identificado de preocuparse por el color de piel de su futuro hijo. El príncipe Guillermo -con una tensa relación con su hermano- fue el encargado de responder: “No somos una familia racista en absoluto”. Por su parte, la reina Isabel II afirmó que el asunto se trataría “en privado”.

Acusaciones de racismo

Lady Susan sirvió a la difunta reina durante décadas y fue contratada por el rey Carlos III en un papel honorífico tras la muerte de su madre a la edad de 96 años en septiembre.

A principios de esta semana, la antigua dama de compañía, de 83 años, dimitió a su cargo tras preguntar insistentemente a Ngozi Fulani, una mujer negra que dirige la organización benéfica contra el maltrato doméstico Sistah Space: “¿De qué parte de África eres?”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Anoche, el Daily Mail reveló que Lady Susan Hussey se ha ofrecido a reunirse personalmente con la activista británica que la acusó de “abuso” verbal.

Sus amigos dijeron al periódico británico que la ex dama de compañía de la difunta reina ha reiterado su deseo de disculparse directamente con Ngozi Fulani.

Las fuentes también aclararon que, contrariamente a las sugerencias de que la fundadora de la organización benéfica no había tenido noticias suyas, los funcionarios del Palacio se habían “puesto en contacto” a través de varios canales, entre ellos Safe Lives, la organización benéfica contra el abuso doméstico que la invitó a asistir, con el fin de expresar su “profundo” pesar por los comentarios “inaceptables” y estaban dispuestos a comprometerse con ella cuando se sintiera preparada.

Seguirán haciéndolo, pero está claro que aún no han recibido respuesta de Fulani, que ha concedido varias entrevistas a los medios de comunicación sobre el incidente.

Las fuentes dicen que esperan que se ponga en contacto con el Palacio para hablar directamente de su experiencia, con la esperanza de que puedan trabajar con ella cuando esté preparada, y expresar sus disculpas en persona.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO: Carlos III se presenta como un hombre 'terriblemente ambicioso' en un nuevo documental