Raúl Boy murió en el penal de San Miguel por una enfermedad grave

·2  min de lectura

PUEBLA, Pue., agosto 31 (EL UNIVERSAL).- El gobernador Miguel Barbosa Huerta informó que el actor Raúl Boy, quien estaba preso en el penal de San Miguel, murió a causa de una enfermedad crónico-degenerativa muy grave. En videoconferencia, dio su versión sobre los hechos, luego de que la hija del recluso denunció en medios de comunicación que su padre había fallecido, luego de ser golpeado al interior del penal.

El mandatario estatal explicó que se detuvo a Raúl Boy por portación de arma prohibida y otros delitos. Sin embargo, relató que el juez, antes de determinar si la prisión preventiva podía hacerse en su domicilio -a causa de la enfermedad que padecía-, pidió a la policía estatal que inspeccionara la casa donde vivía el detenido para verificar si había condiciones para que permaneciera ahí.

"Cuando va la policía estatal, en el domicilio interactúa con la hija del señor, la misma que hoy está declarando en medios, y rechaza tener al papá en el domicilio como lugar para que cumpliera la prisión preventiva domiciliaria", detalló.

"No es correcto que familiares digan cosas, respetamos ese derecho, pero quisimos hacer saber esto. De acuerdo a lo que me han enviado por escrito, la hija rechazó al papá de que estuviera en prisión preventiva en su domicilio", acotó.

El gobernador también aclaró que, mientras permaneció en el penal, se le proporcionaron todos los medicamentos retrovirales que requería el actor de 73 años. Aseguró que tanto el informe por escrito como la bitácora de los medicamentos que se le suministraron fueron enviados a la Fiscalía General del Estado (FGE) para que consten en las investigaciones que resulten derivadas del fallecimiento del interno.

Tal como lo informó EL UNIVERSAL, ayer Ángeles Boy, hija del hoy fallecido, denunció que su padre de la tercera edad murió supuestamente golpeado al interior del penal de San Miguel. Aseguró que Raúl Boy había sido amenazado previamente por los internos del reclusorio que se ubica en la capital de Puebla. "Pido que se investiguen los hechos porque la verdad el maltrato que tenían hacia mi papá fue muy drástico. Él, como tal, estaba enfermo, era una persona de 73 años", dijo Ángeles Boy.