Anuncios

"Misión cumplida" para Rodman en Corea del Norte

El exjugador de la NBA Charles Smith (i) realiza unas declaraciones para la prensa el 10 de enero de 2014 en el aeropuerto de Pekín, procedente de Corea del Norte (AFP | Wang Zhao)

El jugador de baloncesto Charles Smith, exestrella de la NBA, afirmó este viernes que el partido organizado en Corea del Norte por el exjugador de baloncesto estrella Dennis Rodman, en el cual él también participó, había cumplido su misión de "puente cultural". "En nombre de todos los jugadores que fueron en ese viaje, lo mejor probablemente es afirmar que nosotros partimos con una misión para utilizar el baloncesto como un intercambio cultural y que cumplimos esa misión", dijo el exjugador de los Knicks de Nueva York a los periodistas en el aeropuerto de Pekín. Smith regresaba de Pyongyang, donde participó el miércoles en un partido de gala organizado por Dennis Rodman, otra exestrella de la NBA, para celebrar el cumpleaños del dirigente norcoreano, Kim Jong-Un, una controvertida iniciativa. Rodman, conocido por sus excentricidades y sus tatuajes, estableció vínculos personales inesperados con el joven Kim, un admirador del baloncesto, al que calificó de "amigo para toda la vida". Poco antes del partido del miércoles, que enfrentó a varios veteranos de la NBA con un equipo norcoreano, Dennis Rodman cantó un acaramelado "Feliz cumpleaños para ti" al número uno norcoreano, agitando los brazos hacia el público, mientras sus compañeros aplaudían entusiasmados. Rodman evocó a muchos espectadores la felicitación que la actriz Marilyn Monroe ofreció al presidente John Kennedy en 1962, indicaron unos turistas que asistieron a la escena. Marilyn Monroe había causado sensación el 19 de mayo de 1962, cantándole a Kennedy, que cumplía 45 años, ante 15.000 personas reunidas en el Madison Square Garden de Nueva York, el "feliz cumpleaños" más sensual del que se tenga memoria. "Se parecía un poco a Marilyn Monroe cantando para JFK, tenía un tono similar", dijo Sophia Sokmensuer, una turista estadounidense que se encontraba entre el público. Kim Jong-Un, que cumplió 31 años esta semana, asistió al partido junto a su esposa, Ri Sol-Ju, y otros altos dirigentes. "Todos batían palmas al son de la canción, era simpático y divertido", agregó Sophia Sokmensuer, estudiante de una universidad de Nueva York, interrogada el jueves por los periodistas en el aeropuerto de Pekín. La canción "tenía algo de Marilyn Monroe", confirmó otro espectador, de unos 50 años, que llegó a Pekín en el mismo vuelo. Por su parte, Sean Agnew, propietario una discoteca en Filadelfia, en el este de Estados Unidos, consideró que fue una "escena muy rara". "Simplemente improvisó de forma muy espontánea y era, como puede imaginarlo, algo torpe", dijo Agnew a la AFP. Por otra parte, Rodman se disculpó por unas declaraciones sobre Kenneth Bae, un misionero estadounidense detenido en Corea del Norte. "Quiero disculparme ante la familia de Kenneth Bae", dijo Rodman, después de declarar en una televisión estadounidense que "algo habría hecho" para ser condenado a 15 años. Rodman había llegado a Pyongyang el lunes pasado, en su cuarto viaje a Corea del Norte en 12 meses, acompañado por otros exjugadores de la NBA, entre ellos Doug Christie, Craig Hodges y Charles Smith. El popular exjugador ha sido muy criticado por no haber hecho alusión durante sus viajes a la cuestión de los derechos humanos y a la suerte de Bae. El exjugador de la NBA Charles Smith (i) realiza unas declaraciones para la prensa el 10 de enero de 2014 en el aeropuerto de Pekín, procedente de Corea del Norte