‘Quiero que me arrastres’ dijo una mujer a un policía. Así la llevó a la cárcel y esto pasó después

Fernando Salazar/The Wichita Eagle

Un policía fue despedido después de arrastrar a una mujer por el estacionamiento de una cárcel cuando la detenida se negó a salir del vehículo patrullero y caminar hacia el recinto penitenciario donde sería procesada.

El Departamento de Policía de Tampa, Florida, informó que el agente identificado como Gregory Damon fue despedido el martes, 27 de diciembre luego de que una investigación interna determinó que había violado varias políticas al ingresar a una reclusa en la Cárcel de Orient Road.

El hecho ocurrió el pasado 17 de noviembre cuando la policía recibió una llamada del Centro de Salud Familiar de Tampa en la que se reportó que una persona dormía fuera de la propiedad y se negaba a irse a pesar de la solicitud de los empleados.

Cuando los policías llegaron al lugar encontraron a una mujer a la que previamente se le había dado una advertencia por invadir la misma propiedad el 19 de octubre de 2022. La persona fue arrestada por intrusión después de una advertencia y Damon la transportó a la cárcel.

Al llegar a la cárcel de Orient Road, la mujer se negó a salir de la patrulla y caminar hacia la central de registros y le gritó al oficial “¡Quiero que me arrastres!”, de acuerdo con un comunicado del Departamento de Policía de Tampa.

Damon tomó a la persona por el brazo y la arrastró desde el vehículo hasta la entrada de la cárcel, donde luego tocó a la puerta, lo que provocó que dos agentes salieran y ayudaran a levantar a la mujer del suelo y comenzar el proceso de admisión a la cárcel, según imágenes captadas por un video publicado por Fox 13.

La arrestada resultó ilesa y a lo “largo del incidente, la mujer usó repetidamente lenguaje vulgar y obsceno. En lugar de seguir siendo profesional, el propio Damon, quien era policía desde agosto de 2016, hizo comentarios groseros y despectivos a la detenida”.

La policía dijo que en 2013, luego de un incidente similar con una persona que no coopera bajo custodia, revisó su política sobre el manejo de los reclusos que no cooperan, agregando un lenguaje específico para advertir a los agentes que arrastrar a una persona que no coopera nunca es una práctica apropiada y, en cambio, el procedimiento correcto es solicitar asistencia del personal de reservas.

Los funcionarios de detención deben ayudar a un agente a sacar a la persona del vehículo de transporte y asegurarla en una silla de restricción para que la lleve al área de entrada.

“Damon no siguió los procedimientos establecidos durante el incidente del 17 de noviembre. TPD se enteró de las acciones de Damon a través de los supervisores del Departamento de la Policía del Condado Hillsborough, que opera las instalaciones de detención del condado”, detalló la Policía de Tampa.

La Oficina de Normas Profesionales de la Policía de Tampa abrió de inmediato una investigación sobre el incidente el 18 de noviembre. Damon fue relevado de inmediato de sus funciones, a la espera del resultado de la investigación.

Luego de revisar el video de vigilancia y el video de la cámara corporal relacionado con el incidente, y una entrevista con Damon “que no condujo a un razonamiento claro de por qué se habría justificado una violación del procedimiento, se tomó la decisión de despedir a Damon. Se le informó de la decisión el 27 de diciembre”.

“No solo se espera profesionalismo, sino que se exige, en cada encuentro que nuestros agentes tienen con el público, independientemente de que el arrestado no coopere o sea desagradable. Como agentes de la ley, estamos sujetos a un estándar más alto”, dijo el jefe de policía interino Lee Bercaw.

“Las acciones de un individuo no deben empañar el trabajo de los casi 1,000 agentes que protegen y sirven a nuestra ciudad que, en un día cualquiera, se encuentran con personas que eligen no cooperar durante el proceso de arresto y fichaje (...) Las acciones de este ex policía fueron inaceptables y no se toleran en este departamento, razón por la cual actuamos rápidamente al iniciar una investigación interna, relevarlo de sus funciones y, en última instancia, despedirlo”, enfatizó Bercaw.