Anuncios

No quieren iguanas en los parques de Miami-Dade y pronto las cazarán

Harto de las iguanas que ocupan los parques, Miami-Dade quiere contratar tramperos para capturar y matar a los intrusos invasores.

A principios de este mes, Miami-Dade publicó un borrador de condiciones para unos “servicios de control de iguanas” que, según un memorando interno, podrían suponer un total de $700,000 al año. El condado quiere que empresas privadas coloquen trampas en los parques con grandes poblaciones de iguanas y luego se deshagan de los reptiles de forma humanitaria.

“Está estrictamente prohibido disparar a las iguanas”, dice el borrador, publicado el 16 de noviembre. “La eutanasia de iguanas debe hacerse fuera de las instalaciones de forma segura y cuidadosa”.

La FWC dijo que las iguanas verdes, originarias de América Central y algunas islas del Caribe, llegaron a la zona de Miami en la década de 1960 y se establecieron en las décadas siguientes.

Hay quejas de infraestructura, con iguanas dañando malecones y calzadas con madrigueras; hay quejas por molestias, con iguanas trepando por canalones y metiéndose en piscinas; y hay quejas porque las iguanas dejan un gran desorden.

Un desastre “tremendo” de iguanas

“Producen una gran cantidad de heces”, dijo Ron Magill, director de Comunicaciones de Zoo Miami, uno de los puntos llenos de iguanas identificados en la correspondencia del condado sobre la solicitud pendiente. “Cada semana recibo a alguien que me envía una foto de un gran montón de heces. Les digo ‘Es de una iguana’ y me dicen ‘Dios mío, es más grande que la de mi perro’”.

Ante las quejas de los habitantes, las iguanas están cada vez más en el punto de mira de los gobiernos locales. En Coral Gables, el alcalde Vince Lago dijo que la ciudad está estudiando cómo eliminar humanitariamente esos reptiles.

“Esto se está convirtiendo en un verdadero problema”, dijo Lago en la reunión de la Comisión a principios de este mes. “Justo cuando salga del Ayuntamiento y esté caminando hacia su auto, mire hacia abajo y todo lo que verá son iguanas”.

Key Biscayne ya tiene contratados tramperos de iguanas para sus parques municipales, pero el alcalde Joe Rasco dijo que la población descontrolada en los parques más grandes de Key Biscayne —el Bill Baggs de la Florida y el Crandon de Miami-Dade— hacen que mantener a raya las iguanas sea una tarea ardua. Dijo que acogía con satisfacción el esfuerzo de Miami-Dade para luchar contra las iguanas en Crandon.

“Ya era hora”, dijo. “Hemos tenido problemas con estas iguanas durante años. [...] No hay habitante que no cuente alguna historia de una iguana”.

La caza de iguanas no deseadas no ha traído el tipo de tácticas delicadas usadas por Miami-Dade en un reciente esfuerzo por reducir otra población invasora: los pavos reales.

La ley del condado prohíbe la eutanasia de los pavos reales y Miami-Dade está animando actualmente a los gobiernos locales a pagar por las vasectomías de pavos reales para reducir el número de los que picotean los autos del vecindario y se posan en los tejados residenciales.

Recetas con iguanas: “el pollo de los árboles”

La legislación estatal y local no ofrece ninguna protección específica a las iguanas, salvo la de no tratarlas con crueldad. La Florida promueve recetas con iguanas para motivar la caza del “pollo de los árboles”. Aunque la oficina de extensión agrícola de la Universidad de la Florida (UF) en Broward anima a hacer tacos de iguana (hervir la carne y añadir cebollas al agua para darle sabor), advierte de no ponerse demasiado experimental. “NO INTENTE HACER CEVICHE DE IGUANA”, dice el boletín de recetas.

Los documentos del condado no ordenan un procedimiento de eutanasia. La Florida recomienda disparar directamente a la cabeza de la iguana con un arma de fuego, pistola de aire comprimido u otro dispositivo.

Raquel Regalado, la comisionada de Miami-Dade que patrocinó la reciente iniciativa del pavo real, dijo que se está preparando para alguna acción con iguanas a principios del próximo año. Su distrito incluye Key Biscayne y otras frondosas zonas suburbanas de Miami y sus alrededores, en donde abundan las iguanas.

“Estamos trabajando con las ciudades para hacer una redada en todo el distrito”, dijo. La idea es actuar en invierno, cuando las bajas temperaturas dejan a las iguanas entre aletargadas y temporalmente paralizadas.

“Aún no he encontrado ningún amante de las iguanas”

Dijo que no le preocupan las reacciones negativas. “Es diferente de los pavos reales”, dijo Regalado. “Todavía no he encontrado un amante de las iguanas”.

Jeff Wood, propietario de Miami Pest Animal Removal, dijo que las zarigüeyas y los mapaches todavía proporcionan más negocio que las iguanas. Dijo que las llamadas de iguanas tienden a disminuir después que Miami experimenta experimenta temperaturas frías, pero eso no va a ser el final.

“Las iguanas nunca desaparecerán”, dijo. “En mi opinión, es parte de vivir aquí”.

Tess Riski, redactora de Miami Herald, contribuyó a este reportaje.