Anuncios

Queman puerta de palacio de Gobierno durante marcha del 8M

ZACATECAS, Zac., marzo 8 (EL UNIVERSAL).- En medio de una violencia que azota a Zacatecas que ha repercutido en un incremento de mujeres asesinadas y desaparecidas, esta ocasión, se estima que más de 10 mil mujeres salieron a las calles para mostrar su fortaleza y participar en la marcha separatista 8M, en el que participaron más de una cuarentena de contingentes.

Pasadas las 17:00 horas, las manifestantes arribaron a la Plaza de Armas, donde lograron retirar las vallas metálicas que protegían al Palacio de Gobierno y que les impedían realizar pintas en las paredes, tras quitarlas, los grupos antimotines de mujeres policías se replegaron, lo que generó una serie de confrontaciones, golpes y empujones entre ambos bandos.

Tras la trifulca, salieron más elementos antimotines, pero al abrir una de las puertas de Palacio de Gobierno se causó el caos y se logró replegar al grupo antimotin policiaco, además de prender fuego en la puerta del edificio gubernamental, a la par que gritaban: ¡Fuimos todas!, ¡Pinche gobierno puto!, ¡Fuera David!.

También se emitieron pronunciamientos por partes de diferentes colectivas que aseguraron que alzaban la voz por las que ya no están, así como por la omisión e impunidad de las autoridades por la ola de violencia que azota en la entidad que ha significado una serie de muertes y desapariciones de mujeres.

Después, algunos de los contingentes radicales al finalizar comenzaron a quebrar vidrios de las ventanas del palacio gubernamental con martillos y quemaron varias de las ventanas de madera.

Cabe señalar que desde temprana hora, personal gubernamental colocaron vallas metálicas para proteger el edificio del Palacio de Gobierno y la Catedral, mientras que en el Teatro Fernando Calderón, las autoridades universitarias colocaron lienzos morados y verdes como acto de solidaridad a la marcha, los bancos cubrieron con tablones de maderas sus ventanales, así como con lienzos alusivos al 8M, así diversos comercios.

El punto de concentración fue en la explanada de la Unidad Académica de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Zacatecas, donde a las 14:30 horas, la cuarentena de contingentes se comenzaron acomodar, ya que dentro los primeros bloques se colocaron a las mujeres y donde se dio prioridad a las madres que también marcharon con sus hijas e hijos, a través de los colectivos: Familiares de Víctimas, Madres Desobedientes, Niñez Púrpura y Colectiva Muppio, Nantzin Zacatecas y Frente Nacional contra Deudores Alimentarios y Mamás Umbral contra la Violencia Vicaria.

Mientras que en el segundo bloque se colocaron al resto de los colectivos feministas como Red Plural de Mujeres, 50+1, Defensoras Digitales, Lésbico feminista, Feministas Olimpia de Gouge, pero también las organizaciones radicales como Vulvas de Plata, Las sin sostén, Insurrectas, entre otras.

Cercas de las 15:30 horas partió la marcha al grito unísono: ¡No que no, sí que sí, ya volvimos a salir!, ¡Y tiemblen todos los machistas, que América Latina será toda feminista!, ¡Mujer escucha, esta es tu lucha!, ¡Abajo el patriarcado que va caer!, Estado corrupto, por tu culpa estamos de luto!, ¡Ni una asesinada más!, ¡Aborto sí, aborto no, eso lo decido yo!

En el puente de la Plaza Bicentenario, ubicado en el bulevar López Mateos, los colectivos de las personas desaparecidas extendieron sus enormes tejidos rojos denominados Sangre de mi Sangre que han tejido por meses y sumarse a la marcha para exigir a las autoridades justicia y pronta localización de las víctimas desaparecidas.

La marcha se introdujo por varias calles hasta llegar a la avenida González Ortega, Hidalgo, donde se realizaron pintas y se quebraron vidrios de diversos establecimientos, mientras que al arribar a Plaza de Armas ocurrió la confrontación y la quema de una puerta y ventana del Palacio de Gobierno.