Anuncios

Y el PVEM, siempre del lado del ganador

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 28 (EL UNIVERSAL).- El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) ha fungido siempre como bisagra de otros partidos. Su forma de trabajar, a través de las alianzas, lo ha colocado como el cuarto instituto político más importante de México, sólo por detrás de Morena, PAN y PRI.

Siempre del lado de las alianzas ganadoras, el Verde ganó la Presidencia de la República con Vicente Fox de la mano del PAN en 2000; además, la ganó con Enrique Peña Nieto, del PRI, para después acercarse a Morena y volver a triunfar, ahora de la mano del partido guinda y del PT, con lo que mantienen la mayoría en el Congreso desde hace dos legislaturas.

Ahora, la institución del tucán repite alianza con Morena y PT para buscar que Claudia Sheinbaum llegue a la Presidencia de la República en las elecciones de 2024. La mayoría de sus posiciones las ha obtenido gracias a las alianzas electorales con otros partidos.

En las elecciones federales de 2000 formó, junto al Partido Acción Nacional (PAN), la Alianza por el Cambio, la cual resultó vencedora de los comicios y consiguió la Presidencia de la República para el candidato panista, Vicente Fox Quesada.

A partir de 2003 hizo alianzas con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), con el que en 2012 ganó la Presidencia con Enrique Peña Nieto. Entre sus lemas destacaron: "El Verde sí cumple", "Súmate a la ola verde" y "Yo soy verde".

En ese mismo año, durante la contienda electoral para el Congreso, el PVEM se alió en 100 de 300 distritos con el PRI, formando la Alianza para Todos y obteniendo para su causa 17 escaños en la Cámara de Diputados, 14 de ellos de representación proporcional, así como cinco escaños en el Senado.

El Verde estuvo aliado con el PRI hasta 2019 y compitió en coalición en la mayoría de las votaciones para gobernadores de los estados, e incluso la Presidencia, donde perdió con José Antonio Meade en 2018.

En 2019, la coalición Juntos Haremos Historia logró integrar al PVEM en los estados de Baja California, Puebla y Quintana Roo, y la alianza terminó de consolidarse a nivel federal el 23 de diciembre de 2020, cuando cambió de nombre a Juntos Hacemos Historia.

En 2018, el Verde contaba con 16 curules en la Cámara de Diputados, pero aún era aliado del PRI, y Morena, PT y PES tenían la mayoría absoluta con 308. Con el paso de los meses, ya como Juntos Hacemos Historia, la coalición sumó 324 espacios en San Lázaro y alcanzó la mayoría calificada en algunas votaciones.

La suma del Verde a Morena le dio a Mario Delgado el poder de presidir la Jucopo durante tres años seguidos y de que Porfirio Muñoz Ledo presidiera la Cámara de Diputados.

Para 2021, Morena perdió la mayoría absoluta, pero mantuvo el control con su eterno aliado del PT y con el PVEM, al alcanzar 279 curules.

El Verde ha logrado cambiar de camiseta con el argumento de no ser un partido tradicionalista, dispuesto a tolerar las críticas de "irse con el mejor postor" siempre y cuando acepten su agenda de conservación del ambiente y de los recursos naturales.

Como parte de las estrategias para afianzar a sus aliados, el PVEM ha sido denunciado en repetidas ocasiones ante la autoridad electoral por supuestas violaciones a la ley.

Destacan acusaciones por recibir aportaciones ilícitas de medios de comunicación para campañas electorales; en 2015 fue acusado por el uso de "celebridades" para difundir mensajes a favor del PVEM, estrategia que se repitió en 2021, cuando en plena veda electoral diversas celebridades compartieron historias en apoyo al partido.

Olfato

El Partido Verde se ha colocado como el cuarto partido más importante de México.

En 2000 se alió con el PAN y ganaron la Presidencia de la República con Vicente Fox.

En 2012 hizo coalición con el PRI y ganaron la Presidencia con Enrique Peña Nieto.

Posteriormente se unió a Morena y el PT, y obtuvieron la mayoría en el Congreso.

Ahora se alía de nuevo con Morena y PT, y apoya a Claudia Sheinbaum para 2024.