Putin visita Irán en primer viaje fuera de la ex Unión Soviética desde la guerra de Ucrania

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El presidente ruso Vladimir Putin y el ayatolá Ali Jamenei en Teherán

Por Guy Faulconbridge y Parisa Hafezi

LONDRES/DUBÁI, 19 jul (Reuters) -El presidente ruso, Vladimir Putin, visitó el martes Teherán para entrevistarse con el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, en el primer viaje del líder del Kremlin fuera de la antigua Unión Soviética desde la invasión a Ucrania por parte de Moscú el 24 de febrero.

En Teherán, Putin también mantendrá su primera reunión cara a cara desde la invasión con un líder de la OTAN, el turco Tayyip Erdogan, para discutir un acuerdo destinado a permitir la reanudación de las exportaciones de grano de Ucrania al Mar Negro, así como la paz en Siria.

El viaje de Putin, que se produce pocos días después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visitó Israel y Arabia Saudita, envía un fuerte mensaje a Occidente sobre los planes de Moscú de estrechar lazos estratégicos con Irán, China e India frente a las sanciones occidentales.

"El contacto con Jamenei es muy importante", declaró a la prensa en Moscú Yuri Ushakov, asesor de política exterior de Putin. "Se ha desarrollado un diálogo de confianza entre ellos sobre los temas más importantes de la agenda bilateral e internacional (...) En la mayoría de los temas, nuestras posiciones son cercanas o idénticas".

AMBOS SANCIONADOS

Para Irán, que también enfrenta sanciones económicas de Occidente y tiene diferencias con Estados Unidos por su programa nuclear y otros asuntos, la visita de Putin es oportuna.

Sus dirigentes clericales están dispuestos a reforzar las relaciones estratégicas con Rusia ante la aparición de un bloque árabe-israelí en el Golfo respaldado por Estados Unidos que podría inclinar la balanza de poder de Oriente Medio en detrimento de Irán.

"Teniendo en cuenta la evolución de los lazos geopolíticos tras la guerra en Ucrania, Teherán intenta asegurarse el apoyo de Moscú en su enfrentamiento con Washington y sus aliados regionales", dijo un funcionario iraní de alto rango que pidió no ser nombrado.

Animado por los altos precios del petróleo desde la guerra en Ucrania, Irán apuesta a que con el apoyo de Rusia podría presionar a Washington para que ofrezca concesiones para la reactivación de un acuerdo nuclear de 2015.

Sin embargo, la mayor inclinación de Rusia hacia Pekín en los últimos meses ha reducido significativamente las exportaciones de crudo de Irán a China, una fuente de ingresos clave para Teherán desde que el presidente estadounidense Donald Trump reimpuso las sanciones en 2018.

En mayo, Reuters informó que las exportaciones de crudo de Irán a China han caído bruscamente ya que Pekín prefirió los suministros rusos con fuertes descuentos, dejando casi 40 millones de barriles de petróleo iraní almacenados en petroleros en el mar en Asia y buscando compradores.

Antes de la llegada de Putin, la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC) y el productor de gas ruso Gazprom firmaron un memorando de entendimiento por valor de unos 40.000 millones de dólares.

Putin, que cumple 70 años este año, ha realizado pocos viajes al extranjero en los últimos años debido a la pandemia de COVID y luego a la crisis de Ucrania. Su último viaje fuera de la antigua Unión Soviética fue a China en febrero.

Sus conversaciones bilaterales con Erdogan se centrarán en un plan para reactivar las exportaciones de grano ucraniano.

Se espera que Rusia, Ucrania, Turquía y las Naciones Unidas firmen esta semana un acuerdo para reanudar el transporte de grano desde Ucrania a través del Mar Negro.

(Reporte adicional de Orhan Coskun en Ankara; Escrito por Guy Faulconbridge y Parisa Hafezi, Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.