Prudencia en Bangladesh ante el posible impacto medioambiental por el incendio

·3  min de lectura

Dacca, 7 jun (EFE).- Las autoridades de Bangladesh advirtieron este martes de que están tomando medidas cautelares para evitar el posible impacto medioambiental tras el incendio que se produjo a causa de una explosión en un depósito de contenedores en el sureste del país, y que dejó al menos 43 muertos y más de 200 heridos.

El incendio se produjo el pasado sábado por la noche en la zona de Sitakunda, en Chittagong a unos 20 kilómetros del principal puerto marítimo de Bangladesh, en un depósito de contenedores donde al parecer se almacenaban algunos materiales altamente inflamables.

El portavoz del Ejército de Bangladesh, Abdullah Ibn Zaid, indicó a Efe que "no hay margen para un desastre medioambiental", aunque se tomaron medidas de precaución, como la instalación de una presa en un canal para que el agua mezclada con productos químicos no pudiera llegar a la bahía de Bengala.

"Como no sabemos si había algún químico tóxico allí, creamos un dique y le pedimos a la gente que se mantuviera alerta", mientras los ambientalistas recolectan muestras para certificar el nivel de impacto, señaló el portavoz.

Cuando se desataron las llamas, las autoridades recibieron una alerta ante una posible catástrofe medioambiental en la zona, pero se abstuvieron de avisar a la población para evitar el pánico, dijo a Efe el representante público local, Monir Ahmed.

"El Ejército nos pidió que nos mantuviésemos alerta, que no nos expongamos a la lluvia, pero hasta ahora no ha llovido aquí desde el incidente. Si es necesario, se lo diremos a la gente. Hasta ahora no dijimos nada porque pueden entrar en pánico", zanjó.

Aun así, el riesgo de cualquier efecto perjudicial sobre el medioambiente es bajo, ya que el peróxido de hidrógeno, una de las sustancias químicas inflamables que supuestamente se almacenaba en algunos de los contenedores del depósito, es "inestable", remarcó a Efe el presidente del Departamento de Química Aplicada e Ingeniería Química de la Universidad de Chittagong, Suman Barua.

El peróxido de hidrógeno "se descompone" rápidamente, por lo que "la posibilidad de que contamine el aire es baja porque se oxidará con el tiempo", destacó.

"Aquellos que estuvieron expuestos a él de inmediato, pueden sentir algún impacto en la salud", sentenció.

La serie de explosiones que se sucedieron tras la propagación del fuego en el depósito se hicieron sentir en los alrededores de Sitakunda, según testigos presenciales.

Los residentes de las zona, además de sentir un ligero aumento de la temperatura, sufrieron quemaduras en los ojos y la piel, dolor de garganta, picazón, estornudos y tos como consecuencia del incidente, según reportaron los medios locales.

En medio de las investigaciones, las autoridades aumentaron a 43 los muertos por el incendio tras el hallazgo de dos cuerpos este martes, que se podría tratar de un bombero y un agente de seguridad, según informó a los medios el subdirector del servicio de bomberos, Anisur Rahman.

Los incendios y accidentes industriales son comunes en Bangladesh, un país con escasas medidas de seguridad, construcciones precarias y donde suele haber además grandes aglomeraciones.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.