Provincia: hay cada vez más distritos sin clases presenciales y Padres Organizados van a la Justicia a pedir que abran las aulas

·3  min de lectura
En el conurbano bonaerense las clases presenciales están suspendidas por el nivel de riesgo epidemiológico
ALEJANDRO GUYOT

LA PLATA.– Los distritos bonaerenses que tienen suspendidas las clases presenciales regulares por alto riesgo epidemiológico sumarán 52 desde el lunes próximo. Así lo informó hoy la Jefatura de Gabinete provincial, a cargo de Carlos Bianco.

En tanto, la agrupación Padres Organizados se presentará en las próximas horas en la Justicia para pedir mediante un amparo el regreso de la presencialidad en las aulas en los municipios donde la asistencia a las escuelas se encuentra interrumpida. Denunciarán la “vulneración del derecho fundamental de la educación” de sus hijos e hijas.

La acción judicial pretende que se declare esencial el servicio de educación en todos sus niveles con el propósito de que se garantice la presencialidad plena. El amparo, además, busca que se implementen las obras públicas necesarias y la readecuación de escuelas para poder desarrollar las clases de forma segura en la provincia.

Protestas en las escuelas de la provincia de Buenos Aires
Matías ADhemar


Protestas por la suspensión de las clases en la provincia de Buenos Aires (Matías ADhemar/)

Los daños por la ausencia de clases presenciales, dijo Padres Organizados, “suponen una violación de derechos constitucionales y de derechos humanos de varios de los miembros más vulnerables de la comunidad educativa”.

Según pudo saber LA NACION, en el escrito los abogados representantes de padres de estudiantes de la provincia de Buenos Aires expresarán que “la ausencia de clases presenciales es una restricción irrazonable del derecho a la educación”.

Actualmente, dirá la organización, “es muy desigual la vuelta a clases: hay niños que no han vuelto a la escuela aún, continuando su aprendizaje de manera virtual al igual que otros niños que concurren escasas horas por semana. Por último, otros, en muy menor cantidad, han vuelto una semana presencial y otra virtual. Violándose el acceso igualitario a la educación que debe primar en nuestra Nación de acuerdo con nuestra Constitución Nacional”.

En alerta

El reclamo judicial cobró impulso luego de que se conociera que aumentarán de 47 a 52 los distritos que están en fase 2 con clases suspendidas, dada la situación epidemiológica. De ellos, 36 son municipios del área metropolitana de Buenos Aires y el resto, del interior de la provincia.

Las manifestaciones se reiteraron frente a la Quinta de Olivos luego de que el DNU presidencial suspendiera las clases en el AMBA
Fabian Marelli


Las manifestaciones se reiteraron frente a la Quinta de Olivos luego de que el DNU presidencial suspendiera las clases en el AMBA (Fabian Marelli/)

En el Gran Buenos Aires, las clases están suspendidas en Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Campana, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, General Rodríguez y General San Martín, así como en Hurlingham, Ituzaingó, José C Paz, La Matanza, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno, Morón, Pilar, Presidente Perón, Tigre, Tres de Febrero, Vicente López, Marcos Paz, Exaltación de la Cruz, Quilmes, San Isidro, San Fernando, San Miguel, Cañuelas y San Vicente.

En el interior bonaerense, las escuelas permanecen cerradas Bahía Blanca, Bolívar, Brandsen, Carmen de Areco, Chacabuco, Las Heras, Leandro Alem, Luján, San Andrés de Giles, Tandil y Zárate.

Desde el lunes que viene, aumentarán los partidos con suspensión de la presencialidad: Carlos Tejedor, De la Costa, Junín, Monte y Trenque Lauquen son los últimos de los municipios que clausurarán las aulas dado que se considera que atraviesan en una situación de alarma epidemiológica.

Asistencia

Pese a esta resolución, la Dirección General de Cultura y Educación afirmó que las escuelas estarán abiertas para dar asistencia a los estudiantes que no cuentan con conectividad, transiten una promoción acompañada o tengan en peligro su continuidad pedagógica.

En las escuelas de 47 municipios bonaerenses las clases empezaron el 1° de marzo y fueron suspendidas desde el 19 de abril
Tomas Cuesta / LA NACION


En las escuelas de 47 municipios bonaerenses las clases empezaron el 1° de marzo y fueron suspendidas desde el 19 de abril (Tomas Cuesta / LA NACION/)

En ningún caso la asistencia será regular todos los días ni de todos los grupos de alumnos. De acuerdo con lo informado por esa dependencia, las escuelas pueden abrir para recibir “grupos muy reducidos, con turnos previamente asignados de manera individual”.

En esos encuentros también se puede hacer entrega de material didáctico y se propicia la recepción de actividades realizadas en el hogar por los estudiantes, así como el despliegue de mesas de apoyo pedagógico y la actualización de plataformas de navegabilidad.

Las escuelas públicas tienen que permanecer abiertas, para cumplir con el servicio alimentario escolar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.